La diversidad latinoamericana, fuente de oportunidades para BNY Mellon IM


2015 ha sido un año difícil para muchas economías latinoamericanas. El desplome de los precios del petróleo y el deterioro de la demanda de materias por parte de China –principal destino de exportación de muchos países de la región– se ha traducido en menores tasas de crecimiento y, en algunos casos, aumento de los desequilibrios. Sin embargo, para Colm McDonagh, responsable de deuda de mercados emergentes en Insight Investment, una de las boutiques que conforman BNY Mellon Investment Management, “Latinoamérica ofrece muchos tipos de oportunidades diferentes”, lo que, en su opinión, la hace especialmente atractiva a ojos de los inversores de enfoque oportunista.

Según el experto, los países latinoamericanos están hoy en mejor situación que en el pasado porque cuentan con tipos de cambio flexible. “Dejar que sus divisas se deprecien les permite absorber mejor ciertos shocks comerciales. Antes, las sorpresas económicas las absorbía el PIB nacional, dando lugar a problemas en las balanzas de pago, deuda y tensiones políticas”.

No obstante, McDonagh diferencia entre los países que se benefician de esta flexibilidad, como Colombia o México –cuya economía, además, está muy vinculada a la de Estados Unidos–, los que no gozan de la capacidad para debilitar sus divisas, como Argentina y Venezuela, y los que, como Brasil, se enfrentan a una inflación desbocada que no les permite recurrir a la devaluación. “Los participantes del mercado sitúan la deuda del país en el entorno del high yield”, apunta. “Se prevé que la economía brasileña se contraiga un 2% en 2015, una situación difícil que, no obstante, abre un montón de oportunidades para aquellos inversores dispuestos a separar a los ganadores de los perdedores”.

“México, por su parte, ha emprendido reformas estructurales en los últimos años y dispone de un tipo de cambio flexible, por lo que probablemente será capaz de superar los problemas que afectan a los mercados emergentes mucho mejor que Brasil”, añade el experto. Con respecto a las inminentes subidas de los tipos de interés de la Reserva Federal estadounidense, el experto considera que “una subida inferior a los 150-200 puntos básicos no tendrá un impacto importante sobre las economías latinoamericanas”.

Por último, y pese a la difícil situación que atraviesa la economía argentina, la sentencia emitida en agosto de 2015 por el Tribunal de Apelación de Nueva York abre la puerta a que Argentina salga del default técnico en el que se encuentra desde hace varios años. “Si Argentina normalizase sus relaciones con los acreedores internacionales, hay inversores dispuestos a invertir grandes cantidades de capital en el país”, concluye McDonagh.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos