Tags: Latam |

La crisis de Europa y la reciente caída en el precio del oro


Para explicar este fenómeno, que ha hecho que muchos inversionistas pongan en duda las credenciales históricas del oro como depósito de valor, ETF Securities estudia algunos factores clave de los últimos años, que estarían detrás del bajo rendimiento del oro. 

ETF Securities menciona cinco momentos que han afectado el precio del oro durante los últimos cinco años. El primero de ellos fue el colapso de Lehman Brothers en septiembre del 2008. Después de haber subido un 19%, el precio del oro bajó un 4% en los meses siguientes. En noviembre de ese mismo año, la primera ronda de expansión monetaria cuantitativa (QE1) anunciada por EEUU y el anuncio de una nueva puesta en circulación en marzo de 2009, hicieron que el lingote tuviera una subida del 36%, situándose a 1.110 dólares/onza.

El tercer momento que apunta ETF fue la crisis europea, marcada por la primera ayuda a Grecia en mayo de 2010, seguido por Irlanda y Portugal. En general, la tendencia del oro entonces fue al alza, aunque esto parece explicarse más por las políticas expansivas de los bancos centrales.

El cuarto momento sería la segunda expansión monetaria cuantitativa en Estados Unidos, en el 2010. El precio del oro subió un 11%, situándose a 1.500 dólares/onza. Finalmente, la quinta circunstancia que influyó en el oro fue la Operación Twist, que se desarrolló el año pasado y continuó en el 2012. Operación Twist es una política que busca presionar a la baja las tasas de interés de largo plazo por medio de la compra de bonos del gobierno de largo plazo.

Históricamente el comportamiento del oro ha sido mejor cuando las tasas de interés real son bajas y hay una expansión monetaria, lo que se asocia con fracasos financieros sistémicos. Esto es lo que ha estado pasando; los gobiernos en crisis han mantenido bajas tasas de interés y han implementado políticas expansionistas que han servido de base para el precio del oro.

ETF Securities añade que aunque el oro siempre ha sido considerado un elemento de diversificación contra el riesgo financiero, con la finalización de la QE2 el 30 de junio del 2011, la correlación positiva entre el precio del oro y el riesgo comenzó a cambiar. Esto también ha sido evidente en la relación entre el precio del oro y los swaps default de crédito de España (CDS). A pesar del aumento de riesgo soberano, el desempeño del precio del oro ha sido mediocre.

¿Por qué no se ha beneficiado el oro de esta situación? La fortaleza del dólar ha influido en la pobre reacción del precio del oro ante el aumento de riesgo. A su vez, la expansión monetaria cuantitativa sigue siendo un conductor fundamental, tanto del precio del dólar como del oro. Los inversionistas en Estados Unidos han estado a la espera de una tercera expansión monetaria cuantitativa, lo que sería un fuerte catalizador del precio del oro.

Una de las claves para explicar la tendencia a la baja del precio del oro recientemente  es que con la atención puesta en la crisis europea, la percepción de un mayor riesgo también ha presionado al alza el precio del dólar frente al euro, desencadenando ventas de oro por parte de inversionistas de corto plazo. ETF Securities concluye que la crisis en Europa ha sido suficiente para suscitar la debilidad del euro, pero no se ha agravado tanto como para provocar pánico ante una inminente disolución del euro y la subsecuente fuga de capital hacia el oro.

Lo más leído

Próximos eventos