La confianza de los inversores frena su tendencia positiva del último año en el cuarto trimestre


La confianza del inversor español volvió a terreno negativo entre octubre y diciembre de 2014, tras año y medio de subidas y cuatro trimestres en positivo. De acuerdo con los resultados de la encuesta que elabora trimestralmente J.P. Morgan AM, el índice se situó en -0,31 puntos en el cuarto trimestre del año, frente a +1,08 registrado en el trimestre anterior. Estos resultados detienen momentáneamente la continua mejoría que el índice había acumulado en los últimos resultados, aunque habrá que esperar a futuras oleadas para saber si es un alto momentáneo o se trata de un cambio de tendencia. Cabe adelantar que las respuestas obtenidas en diciembre, último mes del periodo considerado, han mejorado notablemente, aunque no lo suficiente para invertir la tendencia del trimestre.

La incertidumbre sobre el rumbo de la confianza de los inversores se traslada también a las expectativas sobre la bolsa, ya que son más de la mitad de los encuestados, el 51,7%, los que creen que los mercados continuarán en los niveles actuales durante los próximos seis meses. Uno de cada cuatro estima que los índices bajarán, y el 22% prevé subidas, lo que supone prácticamente invertir los registros del trimestre anterior.

En la batería actitudinal (preguntas sobre la percepción del encuestado sobre la evolución esperada de diferentes variables económicas, como el PIB, la inflación, el empleo, etc), la encuesta detecta un estancamiento de las expectativas sobre el mayor problema de la economía española, el desempleo, la percepción de síntomas de recuperación económica, o la evolución inmediata del PIB. Así, el 16,8% de los encuestados confía en que el empleo mejorará en los próximos meses, cuatro puntos menos que en el trimestre anterior, aunque dos de cada tres respuestas no vaticina esa mejoría.

El 19,2% de las respuestas aceptan que ya están comenzando a percibir los primeros síntomas de recuperación económica en nuestro país. Este porcentaje es ocho puntos inferior al obtenido en la anterior oleada. Las dudas sobre la recuperación y su fortaleza también pueden explicar que el 26% de los participantes en la muestra rechace que el PIB baje en los próximos seis meses, mientras que uno de cada cuatro contemple esta posibilidad.

Pese a la mejora registrada en la mayoría de las opiniones en el último año, continúa ampliándose el plazo de tiempo en el que los inversores consideran que España saldrá de la crisis. Entre octubre y diciembre, más de la mitad, el 57,1% cree que la salida de la crisis no llegará hasta dentro de más de cuatro años, el nivel máximo en la historia de la muestra. Otro 19% considera que ese final se producirá dentro de más de tres años. Parece consolidarse la idea de que, independientemente de la opinión que los inversores tengan sobre el momento actual, piensan que la crisis acabará cuando la economía vuelva a los niveles previos a la recesión.

Retroceso de los planes y fondos de pensiones

La encuesta elaborada por J.P. Morgan AM y GFK Emer detecta también una importante estabilidad en el apartado destinado a recoger las intenciones de los inversores para los próximos seis meses. La novedad más significativa es el descenso de los que piensan invertir en fondos o planes de pensiones, que llegan al 8,9% del total, tres puntos menos que en el trimestre anterior.

Retrocesos menores también cosechan los fondos de inversión y la renta fija. De esos movimientos se benefician los depósitos, libretas o cuentas de ahorro, que avanzan cuatro puntos, hasta el 64,5%. Con todo, continúa en niveles muy inferiores a los de los últimos cuatro años, influido por la reducción de la rentabilidad de estos productos registrada en los últimos meses.

Tampoco hay excesivas variaciones entre los objetivos de los encuestados a la hora de invertir. Prácticamente la mitad, el 49,6%, lo hace para “no perder dinero”, lo que supone 3,4 puntos más que en la pasada oleada; el 36,5% persigue “menos rentabilidad y cierta seguridad”, y el 13,9%, máxima rentabilidad. Entre los que buscan menos riesgo predominan los hombres, con una media de edad ligeramente superior a los otros grupos. Estos eligen sobre todo depósitos o cuentas de ahorro, y son los más pesimistas.

Asia lidera las expectativas sobre los mercados

Los inversores que consideran que los mercados subirán en los próximos 6 meses creen que los mercados asiáticos serán los que tengan mejor comportamiento. El 23,2% de los encuestados consideran que serán los que cosechen mayores subidas con una mejoría respecto al trimestre anterior, lo que le hace pasar del tercer al primer puesto en esta clasificación. Los mercados europeos, con el español entre ellos, también logran buenas expectativas. Así, el 21,9% creen que los que registrarán mayores subidas serán los europeos, y tres décimas menos, el español. En el otro extremo, empeoran las opiniones sobre las bolsas de Estados Unidos, los países emergentes y Japón.

Autonomías: optimismo en el norte, pesimismo en el sur

Como cada seis meses desde el primer semestre de 2010, el índice aporta también una visión sobre la confianza de los inversores en cada una de las principales zonas geográficas del país, en las que el número de respuestas es estadísticamente significativo. Los resultados, acumulados entre julio y diciembre de 2014, dibujan unos resultados desiguales, con regiones sobre todo el norte de España, que mantienen datos positivos, mientras en algunas del sur se ha producido un brusco retroceso de la confianza de los inversores.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos