La calma regresa al mercado de renta variable español


Tras la tempestad del lunes –en la que el Ibex 35 sufrió un castigo de casi el 4%- llega la calma. Al menos, de manera momentánea. El principal índice del mercado español cerró la sesión de hoy con una ligera subida del 0,53%, lo que le permitió al índice recuperar los 9.400 puntos. Fueron las constructoras y las compañías industriales las que lideraron el avance del mercado español, con MittalSteel (6,2%), OHL (4,2%), Técnicas Reunidas (3%), Sacyr (3%), Acerinox (2,1%) y ACS (1,3%) encabezando las ganancias. En esta ocasión, la fuerte subida registrada por la bolsa española contrastó con el comportamiento prácticamente plano que registraron el DAX de Frankfurt (-0,1%), el CAC 40 parisino (0,05%) y el EuroStoxx 50 (0,04%). En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a 10 años cerró la sesión en el 1,81%, frente al 0,6% al que se mueve el bund alemán, lo que situó la prima de riesgo española en los 121 puntos básicos.

Dos días después de los comicios electorales sigue sin haber ninguna claridad sobre los posibles pactos que puedan dar lugar a un gobierno. El escenario que consideran más probable en AXA Investment Managers es pesimista: esperan que las elecciones vuelvan a repetirse en primavera. “Algunos de los partidos más grandes pueden tener interés en una repetición después de irles tan regular”, observan sus expertos. Sin embargo, contemplan al mismo tiempo la probabilidad de tres coaliciones alternativas: un gobierno en minoría de centro-derecha, una amplia alianza de la izquierda y una gran coalición. “Las dos primeras no nos parecen sostenibles a lo largo del tiempo, mientras que la última sería políticamente complicada dado el abrumador mensaje de cambio enviado por los votos españoles”, afirman.

Maxime Alimi y Jean-Alexandre Vaglio, analistas de la entidad, barajan una última posibilidad: “Puede que Mariano Rajoy también tenga que renunciar a ser candidato a presidente por el PP para poder asegurar apoyos externos”. Con todas estas fichas sobre el tablero, solo hay una conclusión que en realidad no lo es: todo puede ser posible en el terreno político español.

Rajoy se ha pronunciado de forma explícita al declarar que buscará los apoyos de Ciudadanos y el PSOE para poder gobernar. El PSOE ya ha dicho que no investirá al actual presidente del gobierno. “Resolver la ecuación requerirá una extraordinaria ingeniería política”, advierten. Consideran que las dos opciones con más posibles, PP-Ciudadanos (163 escaños) y PSOE-Podemos (159 escaños) necesitan atraer en ambos casos a partidos regionales incluyendo a nacionalistas vascos y catalanes para poder llegar a los 176 de la mayoría absoluta, lo que puede entrar en conflicto con el bloque PP-Ciudadanos aunque también puede plantear un dilema para el PSOE, que va a necesitar el apoyo de toda la izquierda para sumar los 17 escaños que le faltan incluso con una alianza con la formación morada.

No obstante, Alimi y Vaglio indican a su vez que “el éxito de Podemos a nivel nacional necesita ser cualificado”, en el sentido de que el partido atrajo 42 escaños por sí mismo y los otros 27 pertenecen a sus ‘marcas blancas’: en Barcelona, En Comú Podem se ha llevado 12 escaños; en Valencia, la alianza Compromís-Podemos-Es el momento ha sumado 9 escaños, y en Galicia se han llevado otros seis asientos En Marea. “Estas coaliciones dan cobijo a varios partidos locales bajo la marca Podemos pero que podrían formar sus propios grupos parlamentarios. Por consiguiente, no se puede considerar a Podemos una fuerza política tan estable y coherente como sus competidores PP, PSOE y Ciudadanos”, afirman los analistas.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos