JPM Global Income: elevando convicción en renta variable europea y reduciendo el peso en high yield


El JPM Global Income es un fondo mixto global denominado en euros con vocación de pago periódico de cupón a distribuir de forma trimestral. En términos históricos, el cupón siempre se ha movido en la horquilla comprendida entre el 4% y el 6%. Se trata de un producto creado en 2008 por J.P.Morgan AM como respuesta a la creciente necesidad de los inversores de obtener rentas periódicas y que en el último trimestre ha atraído la atención de los inversores europeos. Lo evidencia el hecho de que, según datos de Lipper Thomson Reuters, las captaciones registradas por el producto en el último trimestre en Europa haya superado los 1.400 millones de euros, lo que ha elevado el volumen total de activos bajo gestión del fondo hasta los 12.600 millones.

Talib Sheikh (en la imagen) y Michael Schoenhaut gestionan la estrategia con el apoyo de un equipo formado por más de 100 profesionales repartidos entre Londres, Nueva York y Hong Kong. Su objetivo es identificar oportunidades que ofrezcan atractivas rentabilidades ajustadas al riesgo siguiendo un proceso de inversión bottom-up y top down. Actualmente, la cartera tiene un claro sesgo hacia Estados Unidos dado que la mayor parte de los activos de renta fija en los que invierten (preferentes, titulizaciones y high yield) son americanos. En este sentido, uno de los principales movimientos realizados por los gestores en los últimos tiempos ha sido reducir la ponderación de la deuda de alto rendimiento, cuyo peso actual en la cartera es del 25,8%. “Es un nivel que está muy cerca de su mínimo histórico”, aseguran los gestores. La mayoría son emisiones con rating BB (33,5%) y B (31,4%).

Una de las características de la estrategia es que, actualmente, el peso de la renta variable en la cartera está en zona de máximos históricos (55%). La apuesta del equipo por los activos de riesgo la fundamentan sobre la base de que, en un entorno de crecimiento económico, sin presiones inflacionistas y con los bancos centrales inyectando liquidez, la renta variable representa la clase de activo más atractiva. En este sentido, los responsables del fondo muestran un mayor interés por la bolsa europea que por la americana. Su apuesta principal es Europa frente a Estados Unidos porque entienden que la rentabilidad por dividendo de las compañías europeas es más atractiva que la de las empresas americanas. La mayoría de las compañías que aparecen en el top 10 (Royal Dutch Shell, Unibail Rodamco, Vodafone, Daimler y Astrazeneca) son europeas.

En lo que respecta a los movimientos realizados en la parte de renta fija, los gestores han solido mostrarse tradicionalmente especialmente activos en la gestión de la duración. Hace apenas seis meses la duración de la cartera era de 1,5 años. Hoy es de 3,8 años. La última apuesta que han hecho ha sido la de tomar posiciones en la parte larga de la curva americana (30 años) y ponerse cortos en la deuda a cinco años ante la expectativa de que la parte corta de la curva vaya a verse más perjudicada cuando la Reserva Federal mueva ficha y acometa una subida de los tipos de interés en Estados Unidos. En lo que respecta al mercado de deuda emergente, el peso de este activo en la cartera ronda actualmente el 7,3%. Prefieren deuda pública a los bonos corporativos y hard currency a local currency, anteponiendo asimismo deuda pública de países importadores a exportadores. El peso de la renta variable emergente es del 4%.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos