John Bennett (Henderson): “Antes había que tener visión sobre los valores, ahora también hay que tener visión sobre las divisas”


John Bennett es uno de los nominados por Morningstar a Gestor del Año en Europa, premio que se falla mañana en Amsterdam. “En Henderson contamos con el respaldo de un gran equipo de renta variable europea”, responde al ser preguntado por esta nominación. Bennett está nominado por la gestión de los fondos Henderson European Selected Opportunities, Henderson Gartmore Continental European y Henderson European Focus. En un encuentro reciente con Funds People en el que también estaban presentes medios de comunicación de toda Europa, este gestor de dilatada experiencia en renta variable accedió a contar algunas de sus tribulaciones con respecto al tono actual de los mercados. 

Curiosamente, su mayor preocupación actualmente no tiene que ver directamente con la renta variable, sino con el comportamiento del euro y otras divisas: “No deberíamos subestimar el poder de la divisa. Todo el mundo está intentando exportar al principal motor de la economía mundial, que es EE.UU. Estamos en una guerra de divisas, con políticas de empobrecimiento del vecino”, advierte. Su visión sobre la primera economía mundial es bastante diferente de lo que se comenta en el mercado: “No creo que suban los tipos en 2015. El crecimiento de EE.UU. será decepcionante este año y por eso no subirán, va a estar influenciado por la caída del precio del gas pizarra. Es a su vez la mejor oportunidad que tiene la zona euro para crecer, por cortesía de la caída del crudo y de la divisa”. “Antes había que tener visión sobre los valores, ahora también hay que tener visión sobre las divisas”, insiste.

Dicho esto, pasa a analizar brevemente el impacto de un euro más débil sobre las acciones europeas: “La depreciación de la moneda única supone una inyección de oxígeno para los beneficios en Europa. Incluso aunque la economía europea no repunte, deberíamos ver cierta reversión a la media en los beneficios empresariales así como en los márgenes. No obstante, no espero que la subida sea considerable”. 

Aunque el radio de acción de Bennett son todas las compañías que cotizan en el Viejo Continente, éste también tiene puntos que aclarar sobre su manera de abordar la diversificación geográfica de los fondos que gestiona: “Como inversor, para mí no existe Europa. Hay un continente fantástico y lleno de oportunidades, pero al invertir en compañías de Europa buscamos las que se distinguen por hacer algo diferente, ahora se está viendo una fragmentación de los mercados europeos”. Pone como ejemplo de esta fragmentación a los bancos europeos: “No existe un sector bancario europeo, porque los bancos son muy distintos entre ellos”. Sobre el tipo de entidades que está buscando para las carteras de sus fondos, declara que “si un banco es capaz de generar capital sin buscar crecimiento y reinvertirlo para sus accionistas, entonces estoy interesado”. Actualmente Bennett y su equipo está encontrando oportunidades en bancos regionales que operan a nivel doméstico dentro del Viejo Continente. En cambio, tiene un mensaje de alerta sobre el sistema bancario de EE.UU.: “La siguiente posible burbuja podría venir de los bancos estadounidenses, por los préstamos impagados para comprar coches”. 

Bennett destacó el año pasado por ser uno de los pocos gestores de renta variable europea que invirtió en algún banco griego. Al preguntarse sobre las posibles implicaciones de un posible empeoramiento de la situación económica en Grecia, se limita a afirmar: “Tratamos de evitar los factores especulativos que podrían, o no, tener consecuencias. Se ha comentado mucho al respecto. Actualmente, no estamos expuestos a acciones griegas”. 

El gestor tiene más predicciones sobre el rumbo de las bolsas. De hecho, al preguntársele por las valoraciones actuales, afirma con franqueza: “Soy muy tacaño, no me gusta pagar por nada. Busco gangas y estas surgen en momentos de crisis. Cuando el PIB da una sorpresa positiva es cuando sube el mercado y entonces todo está más caro. Estamos en la última fase de un ciclo alcista en el mercado, las valoraciones están caras en todos los sectores”. “Nos fijamos en los sectores que no quiere nadie, pero hay que saber cuáles evitar y en cuales estar en el largo plazo para crear alfa”, aclara.

Entre los sectores por los que aún sigue teniendo preferencia es el farmacéutico. De hecho, habla de un “mercado alcista secular de las farmacéuticas” que ha durado cinco años y del que predice otros cinco años de duración... con una puntualización: “Las oportunidades en farmacéuticas están en EE.UU., en la zona euro en cambio hay deflación, que se refleja en muchas áreas de la industria farmacéutica”.  

Bennett se muestra más escéptico sobre las posibilidades de inversión que abre la posible divergencia de políticas monetarias entre EE.UU. y Reino Unido y la zona euro, habida cuenta de que no cree que la Reserva Federal vaya a subir los tipos de interés en 2015: “Siempre que los reguladores o bancos centrales entran en juego, surgen consecuencias imprevistas”, observa. En este entorno, indica que “las empresas que no tengan verdaderas necesidades de efectivo se beneficiarán de un mercado en el que pueden ofrecer un cupón del 1,5% en lugar de un cupón del 2%, etc”. “Las compañías europeas de gran capitalización se encuentran bien posicionadas para aprovechar esta coyuntura”, concluye.

Actualización de las estrategias
 
¿Cómo recogen esta visión el Henderson Horizon Pan European Alpha y el Henderson European Absolute Return Fund? “Desde que empecé a gestionar estrategias long/short en 1998, siempre he querido que existiera una retroalimentación y que se basaran en lo que sucediera en la estrategia long-only. Dicho de otro modo, me gusta el sector farmacéutico (éste tiene una ponderación de alrededor del 30% en la estrategia long-only), y no es casualidad que el componente largo de la estrategia long/short también tenga muchos títulos farmacéuticos”, señala el gestor, que suele guiarse por temas de inversión a la hora de asignar activos a ambas carteras. 

Otra de las temáticas presentes actualmente en ambos productos es la de los llamados «coches inteligentes», que se centra en la creciente demanda de tecnología de seguridad activa. La tercera temática que comparten “gira en torno a los dos factores que escasean actualmente en los mercados financieros: el crecimiento y las rentas periódicas”, en palabras de Bennett, que añade: “Puesto que los inversores no muestran intención alguna de cesar en su búsqueda de rentabilidad, los títulos defensivos de gran capitalización deberían seguir beneficiándose de esta demanda”.

El experto también se encarga de aclarar que, aunque sendas estrategias comparten temáticas, al tratarse el primero de un fondo long only el segundo de un fondo long/short, obviamente varía el enfoque aplicado en cada caso: “La prioridad en el caso de las long-only es batir a un índice y,  en las long/short, es conservar el capital (para a continuación intentar obtener beneficios). Lo que uno no puede esperar como inversor en una estrategia long/short es aprovechar todo el potencial alcista que un fondo long-only puede ofrecer sin verse afectado por las caídas. Así pues, nuestra actitud es ‘avanzar poco a poco y generar beneficios a fuego lento’”, sentencia el gestor.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos