Joaquín García Huerga: “El verano será volátil, pero no dramático para los mercados”


La volatilidad del verano se acerca, pero “las fuerzas subyacentes siguen siendo las mismas”. Por eso, los inversores no tienen por qué perder la compostura, cree Joaquín García Huerga, director de Asset Allocation y Estrategia de BBVA Asset Management.

En la última revisión de mercados y estrategia de BBVA AM, publicada en el blog corporativo de la firma (The Funds Corner), García Huerga prevé que factores como el problema griego, la anticipación que hace el mercado de la futura subida de tipos por parte de la Fed y la tradicional falta de liquidez del verano provocarán que el periodo estival sea “un poco volátil, aunque no dramático para los mercados”.

Las decisiones de la Fed en torno a su política monetaria y la resolución de la mala situación económica de Grecia mediante un acuerdo con sus acreedores preocupan a los inversores internacionales. Sin embargo, desde BBVA AM afrontan estos riesgos con optimismo. Las tendencias son las tendencias. “El crecimiento económico va repuntando y, los beneficios empresariales, también”, recuerda García Huerga, para quien el mayor atractivo entre el universo de activos invertibles se encuentra en la renta variable desarrollada, especialmente en la europea y, más concretamente, en los parqués periféricos, que “tienen un recorrido de años”.

Una de las principales novedades de la estrategia inversora de BBVA AM para el segundo semestre del curso es su vuelta a la renta fija core. “Venimos de estar muy cortos en cuanto a duración en los bonos core y, por primera vez después de este repunte de rentabilidades, estamos empezando a cuestionarnos si hacer un poco de cartera con estos bonos, sobre todo en la curva estadounidense, que tiene tires más altas”, explica el responsable de Asset Allocation y Estrategia de la gestora de BBVA, que también sigue larga de dólar.

El futuro de la Fed y el problema griego

En los próximos trimestres, adelanta García Huerga, todo el descenso que ha habido en la inversión derivado de la caída del precio del petróleo y la disminución de las exportaciones derivada de la fortaleza del dólar, se debería ir diluyendo en Estados Unidos. “Con este panorama, la Fed tiene que subir tipos de interés, entre septiembre y diciembre, pero no sabemos exactamente cuándo lo hará”, asevera el gestor.

El desenlace del problema griego también parece que tardará en llegar. “Aunque Grecia al final no impague el dinero que le debe al FMI, lo que no barajamos todavía es una solución permanente. No se va a negociar de momento un tercer rescate. Le quedan semanas o meses al problema hasta que se vaya encontrando una solución más estructural”, considera el director de Asset Allocation y Estrategia de BBVA AM.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos