Jeffrey Taylor (Invesco): “Las mejores oportunidades de inversión en Europa están en la periferia, compañías cíclicas y sector energético”


Europa representa actualmente uno de los mercados más atractivos del mundo para la inversión. Así lo cree Jeffrey Taylor, director de renta variable europea de Invesco, quien considera que Europa se va a ver muy beneficiada por los efectos de la caída del precio del petróleo, la depreciación del euro y el dinero barato inyectado por el BCE. “El crecimiento económico se está acelerando. Actualmente, las expectativas de crecimiento del PIB son muy bajas y esperamos que sean revisadas al alza. Esperamos que este año la cifra de crecimiento económico sea incluso mejor del 1,5% que pronostica el consenso. Europa tiene mala prensa a nivel internacional, pero en su mercado cotizan grandes compañías”, asevera.

En una conferencia de prensa celebrada en Henley, el experto asegura que Europa ha pasado de ser una región denostada por los inversores internacionales a ser un mercado sobre el que se tiene una visión más normalizada. “Este proceso no ha terminado todavía. Las valoraciones en Europa están por debajo de la media histórica. En términos generales, el 34% del mercado europeo cotiza actualmente por debajo de su media histórica. En Italia el porcentaje es del 56%, en Francia del 28%, mientras que en Alemania es de solo un 2%, situándose en estos momentos prácticamente sobre la media. El mercado con menos potencial es el alemán. Es donde las valoraciones están más ajustadas. Hay oportunidades, pero menos”.

Según explica, dentro de un mercado barato, siempre hay oportunidades que explotar desde un punto de vista de valoración. “Las compañías de petróleo y energía cotizan un 47% por debajo de su PER histórico. El sector financiero lo hace con un descuento del 44%. En cambio, las empresas de consumo cotizan con un PER que está un 61% por encima de su media histórica. Estamos en una situación de mercado muy anormal, con segmentos muy caros y otros muy baratos. El value puede ser barato o caro. Del mismo modo, el growth puede ser barato o caro. No es una cuestión de estilo de inversión. Depende del precio al que cotice cada compañía. La valoración determina la rentabilidad a largo plazo”.

En términos generales, en el equipo de renta variable europea de Invesco en Henley sobreponderan financieras, países periféricos (España e Italia), compañías cíclicas y empresas vinculadas al sector de petróleo y energía. Por el contrario, infraponderan empresas de consumo básico, que a juicio de Taylor, cotizan caras y presentan un momentum de beneficios negativo. También infraponderan el sector sanitario, al que recientemente han reducido exposición. Por países, donde están más infraponderados es en Suiza y Alemania. En España, apuestan por bancos españoles al entender que los ratios de capital son más elevados. También reconoce gustarles los medios de comunicación, que se beneficiarán del incremento de la demanda en el país, y compañías como Repsol.

“En España no sería sorprendente asistir a un crecimiento de su economía del 3% en 2015”, asegura. Este crecimiento mejor de lo previsto también alcanzaría al dato europeo. “Un euro barato es bueno para los beneficios de las empresas europeas y para el crecimiento económico. No contemplamos una caída de Europa en un escenario de deflación. Los europeos todavía están gastando. El Quantitative Easing puesto en marcha por Mario Draghi será muy útil tanto para su economía como para su mercado. Llega en un buen momento. Es un impulso extra para el mercado, aunque sería equivocado pensar que la bolsa europea va a subir por el programa del BCE. Lo hará porque la situación mejora y hay más crecimiento”, concluye.

Profesionales
Empresas

Lo más leído

Próximos eventos