Tags: Pensiones |

Javier Valle: “Hay que aplicar el asset allocation de los fondos de inversión a los planes de pensiones”


Dedicar parte del ahorro personal a la inversión en planes de pensiones ha dejado de ser una opción para convertirse en una prioridad. Muchos son los factores que empujan a esta situación: “La pirámide de población española está envejeciendo y se está transformando en una columna a la vez que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social está menguando considerablemente”, pone de relieve Javier Valle (en la foto, a la izquierda), consejero delegado de Vida y Pensiones de Zurich en España y de Banc Sabadell Joint Venture y participante en el evento Life Insurance Challenges 2015.

Los datos no dejan lugar a dudas. Se estima que en 2050 la tasa española de dependencia sea de un trabajador por jubilado, aproximadamente. Además, durante los últimos cuatro años el Fondo de Reserva público se ha reducido a la mitad (en torno a los 30.000 millones de euros hoy día), desde los 60.000 millones de 2011. También la tasa española de sustitución -en referencia a la pensión pública- camina hacia la baja. En estos momentos, es una de las más altas del mundo, por encima del 80%, cuando la media de la OCDE se sitúa en el 70% -nivel en el que podría llegar a insertarse España- e, incluso, países cercanos a España la tienen por debajo del 60%. Por estos pronósticos y otros muchos más, la pensión privada cobra protagonismo en la mente inversora de los ciudadanos españoles.

Sin embargo, el escenario actual de tipos de interés en mínimos no deja muchas opciones de valor añadido que ofrecer a las aseguradoras y las gestoras de pensiones. En Europa, existen grandes balances con tipos de interés garantizados que dificultan a las compañías su reinversión a vencimiento y, por tanto, hace peligrar sus márgenes, que se van estrechando. “Es un entorno complicado para las compañías. Las entidades tienen que reflexionar sobre posibles propuestas de valor en productos de ahorro a largo plazo”, apunta Valle, para quien una de las posibles soluciones pasa por aplicar la metodología de asset allocation de los fondos de inversión a los clientes de planes de pensiones, una metodología que vendría acompañada de un sistema de ciclo de vida. De esta forma, resume, “la estrategia de inversión se adaptaría al perfil de riesgo del cliente, a quien no le haría falta cambiar de plan, ya que el gestor tendría flexibilidad y capacidad para moverse en su gestión del producto”.

Así, un cliente tipo de 35 años podría comenzar su inversión en un solo plan de pensiones con un 25% ó 20% de renta fija y un 75% u 80% de renta variable para terminar su vida laboral 30 años después (a los 65 años teóricos) con un 100% de renta fija, periodo de tres décadas de inversión en el que el gestor del vehículo contaría con unas bandas de actuación en las que ir trasvasando progresivamente el patrimonio del cliente de más riesgo a menos riesgo a medida que se acerca a su jubilación.

Este sistema de asset allocation y ciclo de vida ya lo aplica Sabadell en algunos de sus planes de pensiones. El método es sencillo. Se trata de un único plan con dos subplanes distintos, es decir, con dos carteras independientes la una de la otra. Gracias a una fecha de corte, el patrimonio del cliente se traspasa poco a poco y regresivamente de la cartera de renta variable a la de renta fija.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos