J. García Huerga: “El crecimiento del 7% para China se va a acabar convirtiendo en un techo en vez de en un suelo”


Hacia el mes de junio, BBVA AM ya anticipaba que el verano podía ser algo convulso, comenta Joaquín García Huerga, director de Asset Allocation y Estrategia en BBVA Asset Management, debido a las distintas incertidumbres que había sobre la mesa. No obstante, reconoce García Huerga, no fueron capaces de prever unas caídas de las bolsas tan fuertes.

Unas caídas que, según se han ido conociendo datos en las última semanas sobre la evolución de la economía china, podrían no haber estado tan justificadas, reconoce el director de Asset Allocation y Estrategia de BBVA AM. Según su punto de vista, y haciendo la salvedad de que les gustaría tener más visibilidad y confort cuando hablan de la economía china, “todos los datos apuntan a que la desaceleración no este siendo tan dramática”.

En este sentido, destaca como “el crecimiento del 7% para China se va a acabar convirtiendo en un techo en vez de en un suelo y paulatinamente va a ir creciendo menos”, a consecuencia de la transición de modelo de manufacturas a consumo. Ahora bien, añade García Huerga, “será un modelo de crecimiento más equilibrado”.

Adicionalmente, señala como Europa y EE.UU. siguen creciendo a su ritmo. Por tanto, descartan una desaceleración global a pesar de que la economía mundial siga ralentizándose, sobre todo del lado de emergentes. Algo que ya venían contemplando desde hace tiempo, apunta el director de Asset Allocation y Estrategia de BBVA AM.

Latinoamérica

En cuanto a Latinoamérica, indica que a corto plazo afronta un panorama económico un tanto incierto a causa de tres factores: la próxima subida de tipos de interés de la Reserva Federal, la caída en el precio de las materias primas y la debilidad económica de China. Además, apunta como hay cierta incertidumbre política en algunos países y que la política monetaria no puede ser suficientemente laxa porque todo lo que han cedido las divisas y porque la inflación en algún país está por encima de lo deseado (Brasil). En definitiva, ve la posibilidad de que la región cierre el año incluso con un PIB conjunto algo negativo, “algo que no veíamos desde el año 2009”, añade.

Son algo más positivos para 2016, año en el que esperan cierta mejora en el entorno de materias primas, la macro global (sobre todo de la mano de los países desarrollados) y que todo ello contribuya a que el conjunto de Latinoamérica mejore. Sin embargo, “la perspectiva tampoco es especialmente boyate y esperamos un crecimiento entorno al 1%”, puntualiza.

Finalmente, otro punto preocupante como la volatilidad. Creen que caerá paulatinamente, es decir, que no será una caída inmediata ya que “todavía puede haber alguna turbulencia en los mercados”, matiza. Considera que cederá la volatilidad porque espera una estabilización en los datos de China. En este contexto, subraya como anticipo que diferentes activos y geografías hayan empezado a descorrelacionar.

Asignación de activos

Teniendo todo lo anterior en consideración, y sin cambiar su escenario general, siguen prefiriendo la bolsa, sobre todo la de países desarrollados por el binomio rentabilidad-riesgo, y dentro de ellas, la bolsa europea.

En el apartado de renta fija, después de las ampliaciones del spread, “vemos alguna oportunidad en crédito aunque el mensaje para nosotros es menos estructural, menos de fondo”, concreta.

Por otro lado, piensa que el dólar posiblemente se fortalezca de aquí a final de año, ayudado pro la subida de tipos de la FED, hasta niveles de 1,07-1,09.

Video-Entrevista

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos