Iván Martín, Firmino Morgado y Ricardo Cañete: el value investing aplicado a Iberia y Europa


Entre la Morningstar Investment Conference (MIC) de Madrid de 2014 y la de 2015, varios son los catalizadores de mercado que se han visto modificados y que tienen su efecto en los mercados de renta variable ibérica y europea. En concreto, el euro se ha depreciado frente al dólar, el precio del petróleo ha caído en torno a un 40% y bonos periféricos como los españoles y los portugueses pagan intereses similares a los estadounidenses, resume Firmino Morgado, fundador y gestor de W4i Investment Advisory.

Aunque el mercado de renta fija no es la especialidad de Morgado, el gestor portugués considera que “el mercado europeo de deuda va más allá de una burbuja, sufre una distorsión”. A su juicio, “no es sostenible”, como “tampoco es razonable que España o Portugal se financien al mismo precio que Estados Unidos”. Entre tanto, un crudo más barato y un euro bajo benefician a las compañías europeas, que adquieren sus inputs a mejores precios, multiplican sus ventas y, por tanto, deberían aumentar sus beneficios.

Según el análisis realizado por Iván Martín, fundador, presidente y director de Inversiones de Magallanes Value Investors, entre un 20% y un 25% de su universo de compañías invertibles, conformado por 1.000 empresas, representa compañías rentables este curso. El año pasado, el porcentaje ascendía al 40% y, en el momento más dramático de la crisis, al 60%, lo que da cuenta del estrechamiento actual de oportunidades de inversión puramente value.

El sector financiero en cartera: bancos, no; aseguradoras, sí

Ricardo Cañete, responsable de Renta Variable Ibérica en Bestinver, y Martín coinciden a la hora de excluir a los bancos de sus carteras. “Con los tipos actuales, el margen que tienen los bancos para crear rentabilidad es muy bajo. Tienen un potencial limitado”, justifica Cañete. “Los tendremos cuando los bancos sean bancos y su dinero proceda de su actividad central”, apunta Martín, que utiliza el sentido común para defender su postura: “No tiene lógica que una empresa venda su producto o servicio a cero”.

A diferencia de los bancos, las aseguradoras sí están bien posicionadas. “Venden pólizas a precios altos y no dependen de su cartera de inversiones”, explica Martín. También otras compañías financieras como Deutsche Börse pueden tener cabida en cartera. “Es un monopolio natural. Estos activos en España no son fáciles de encontrar, pero en Europa sí”, según Cañete.

Estilos de gestión

En su nueva etapa al frente de W4i, Morgado dispondrá de mayor libertad para gestionar según sus convicciones. “Si no me gusta nada, no me gusta nada. No tengo obligación de estar invertido”. Además, “ahora tengo la posibilidad de ponerme corto”, explica el gestor luso.

Martín sintetiza su estilo: “Buscamos compañías con poca deuda, al menos con una ventaja competitiva que las haga especiales y controladas accionarialmente por los propios directivos o la familia fundadora, entre otros criterios”. Hoy día, su foco se centra en negocios de corte industrial. A pesar de que la filosofía aplicada por Martín en ocasiones pudiera interpretarse por los inversores como de búsqueda de compañías opables, en la práctica no es así. “No compramos empresas porque pensemos que las puedan opar, pero al precio que las compramos, es lógico que, después, competidores de su negocio las quieran opar”, aclara el gestor.

Un caso práctico: la privatización y salida a bolsa de Aena

La OPV de Aena fue muy debatida en el mercado español por el precio al que debutaba. Mientras que Cañete decidió entrar en ella, Martín declinó hacerlo. Para Cañete, “el mercado había hecho un análisis fundamental muy pobre de la compañía” y, como aliciente, “la asignación de caja de Aena es increíble”. Por el contrario, Martín optó por dejar pasar la oportunidad. “No me gustan las empresas cuyo negocio depende del Estado”, asevera.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos