Tags: Latam |

Invirtiendo en el futuro


Es indudable que en el corto plazo los países emergentes tendrán bastantes batallas internas respecto a las regulaciones y confiabilidad de las instituciones ya sean privadas o públicas, pero hay señales que nos indican que las autoridades de estos mercados están trabajando fuertemente en mejorar estos aspectos para así incentivar la entrada de los grandes inversionistas extranjeros y continuar el círculo virtuoso, teniendo claro que será un proceso largo que tendrá costos altos, como reorientar ciertas industrias, eliminación de subsidios, etc.

A pesar de los desafíos que enfrentan en el futuro y a pesar de las tareas pendientes, determinados mercados emergentes seguirán siendo las mejores opciones para invertir ya que será donde las utilidades de las empresas crecerán más consistentemente, sin olvidar las oportunidades en destacadas empresas globales de los países desarrollados con sesgo comercial hacia los mercados emergentes.

Sin duda, no sólo hay que estar en el activo correcto, sino que también es importante determinar cuál es la mejor forma de invertir en el activo, es decir, la ya famosa palabra “selectividad”. Es por eso que creemos que para poder obtener mejores retornos dadas las grandes asimetrías de información existentes en estos mercados, un proceso de inversión sesgado a la gestión activa en los portafolios será la mejor estrategia de inversión. En otras palabras quienes apuesten por las estrellas del futuro serán los ganadores sobre los que apuestan sobre las estrellas del pasado. La forma de administrar este tipo de instrumentos pasa de un modelo en extremo cuantitativo (para la gestión pasiva) a una gestión con modelos no sólo cuantitativos, sino que el factor cualitativo toma un peso importante.

Entre las principales características están las relacionadas al equipo de inversiones, por lo que la figura del Administrador (portfolio manager) o del equipo de inversiones es muy relevante a la hora de la selección.

 

Lo más leído

Próximos eventos