Tags: Latam |

Invesco: La internacionalización del Renminbi


La liberalización del RMB ha avanzado mucho

La flexibilidad y la convertibilidad de la moneda siguen siendo objetivos a largo plazo para China. Ahora mismo, el renminbi no es totalmente convertible, lo que frena su libre circulación fuera de sus fronteras nacionales. El tipo de cambio se calcula en base a una cesta semifija de divisas entre las que se encuentra el dólar estadounidense, por lo que la economía china es vulnerable a los cambios de la política monetaria de Estados Unidos. A lo largo de la última década, China ha avanzado en la liberalización de su moneda en cada una de las tres áreas a medida que se ha ido integrando en la economía mundial. Un uso más extendido del renminbi en los mercados internacionales y una mayor flexibilidad en la gestión de reservas conllevarían múltiples ventajas para China. Por un lado, las compañías ubicadas en China continental se beneficiarían de una reducción del riesgo del tipo de cambio al poder realizar las transacciones en su propia divisa. Por otro, las autoridades monetarias se beneficiarían de una mayor flexibilidad en la gestión de reservas de divisas con fines de política monetaria, pudiendo apaciguar las presiones políticas con respecto a la revaluación de la moneda. Aunque aún está en pañales, la internacionalización del RMB ha avanzado mucho. Las autoridades chinas han adoptado un enfoque gradual y ordenado con respecto a la internacionalización, empezando por el uso del RMB en las operaciones de liquidación y, más recientemente, aumentando el uso del RMB con fines de inversión. La hoja de ruta adoptada se probó de forma experimental en 2004, cuando se permitió por primera vez que los residentes de Hong Kong convirtiesen dólares de Hong Kong a un máximo de 20.000 RMB diarios que podían mantener en cuentas en el extranjero. En parte como cobertura ante la continua apreciación del RMB, los depósitos en RMB en Hong Kong alcanzaban en febrero de 2012 los 566.200 millones de RMB (unos 93.000 mill. de USD)1.

Un uso más extendido del RMB podría reducir los riesgos del tipo de cambio

El debut en el mercado de los productos financieros denominados en renminbi offshore empezó con los productos basados en la rentabilidad y rápidamente se amplió a otras clases de activos, desde bonos denominados en renminbi offshore (los conocidos como «bonos dim sum»), hasta certificados de depósito y seguros. Se han introducido políticas gubernamentales para fomentar la inversión extranjera en activos chinos denominados en RMB que incluyen aprobaciones “exprés”, una ampliación de la cuota de capital permitido de los inversores institucionales extranjeros calificados (QFII) a través de los que los inversores extranjeros pueden invertir en los mercados bursátiles chinos y la introducción el año pasado del sistema QFII de inversiones denominadas en RMB (RQFII), que permiten invertir fondos en RMB generados en el extranjero en los mercados de China continental. Conseguir una mayor aceptación internacional del RMB también requiere una gestión más flexible del tipo de cambio. El 14 de abril de 2012, el Banco Popular de China anunció que la banda de fluctuación se ampliará hasta el 1% por encima o por debajo de la paridad central con respecto al USD, frente al 0,5% anterior. Esta medida representa un nuevo paso adelante en el proceso a largo plazo. El objetivo final sería cambiar el sistema actual de gestión del tipo de cambio, consistente en una lenta apreciación prefijada, por otro más flexible, basado en los movimientos de mercado y que fomentase la fluctuación del tipo de cambio en ambos sentidos. Aunque las perspectivas a largo plazo con respecto a la apreciación del RMB siguen siendo prometedoras, la introducción de más volatilidad en las operaciones implica que la divisa podría dejar de moverse en una única dirección, lo que fomentaría el uso del RMB como medio de liquidación para reducir el riesgo de tipo de cambio.

Hong Kong desempeña un papel crucial para los productos denominados en RMB offshore

El rango de las actividades en RMB se ha ampliado también geográficamente y ahora incluye otros centros operativos en el extranjero, como Londres, Singapur y Taipei. Recientemente, Londres acogió el lanzamiento de un bono denominado en RMB, una emisión simbólica aunque menos importante en términos de volumen. Aun así, Hong Kong sigue siendo el corazón de las actividades en RMB fuera de China continental: en 2011, el 92% del volumen total de liquidaciones en RMB se realizaron a través de Hong Kong. Es probable que el estatus privilegiado de Hong Kong como intermediario financiero se mantenga, de acuerdo con la política del gobierno chino. Durante su discurso en el foro sobre el 12o Plan Quinquenal y sobre la cooperación y el desarrollo económico, comercial y financiero entre China continental y Hong Kong, el vicepresidente Li Keqiang reiteró su apoyo a la innovación y al desarrollo de productos financieros denominados en RMB offshore en Hong Kong.

Un uso más extendido del RMB generaría oportunidades de inversión

¿Cuál es el siguiente paso? Alcanzar un estatus completamente internacional no es algo que suceda de un día para otro. No obstante, ya se han ido dando muchos pequeños pasos y esperamos presenciar no solo una ampliación de las actividades existentes sino toda una línea de nuevos productos que incluyan préstamos en RMB offshore, ETF denominados en RMB y futuros sobre materias primas en RMB. De hecho, la infraestructura que permitiría que los valores denominados en RMB pudiesen cotizar en la bolsa de Hong Kong ya se creó el año pasado, pero la emisión se pospuso debido a las pobres condiciones del mercado. De cara al futuro, un uso más extendido del RMB en el comercio y la inversión vinculará aún más a China con el resto del mundo, lo que con el tiempo se acabará traduciendo en mayores oportunidades de inversión.

Lo más leído

Próximos eventos