Tags: Latam |

Invesco: la estrategia en Asia debe pasar por tratar de recoger lo mejor de los bonos y las acciones


Los inversores tradicionales de renta fija se están moviendo más arriba en la curva de riesgo, apostando por acciones de alta rentabilidad por dividendo y por bonos con mayor riesgo. La mayoría de las empresas asiáticas pagan dividendos, lo que supone una parte importante del retorno absoluto que ofrece el mercado asiático (ex Japón). La expansión de los mercados de bonos asiáticos, las continuas mejoras de la calificación de los emisores y los fuertes flujos que ha recibido esta clase de activo han contribuido a disminuir considerablemente las rentabilidades de los bonos. “Si bien todavía existen oportunidades atractivas en renta fija, un enfoque equilibrado favorecería una mayor exposición a empresas de elevado dividendo en la región”.

Según explica Invesco Asset Management, los rendimientos de los bonos se han reducido considerablemente, no solo en los países desarrollados, sino que también en Asia. “Aunque seguimos creyendo que existen bonos capaces de reducir la volatilidad y mejorar la rentabilidad ajustada al riesgo en una cartera mixta, las acciones se tornan más atractivas frente a los bonos”. En este sentido, la firma pone de manifiesto que la rentabilidad por dividendo ha seguido aumentando, lo que sugiere que el concepto de la rentabilidad por dividendo podría tener todavía mucho camino por recorrer.

“No obstante, no todas las acciones de dividendo son iguales. Un enfoque centrado exclusivamente en los activos de mayor rendimiento conlleva riesgos potenciales”, señalan. En opinión de Invesco, los niveles absolutos de rentabilidad pueden ser malinterpretados, especialmente en momentos de dificultades económicas, cuando los precios de las acciones pueden caer por debajo de su media histórica, lo que daría como resultado unas rentabilidades por dividendo artificialmente infladas. “Creemos que es importante centrarse en su sostenibilidad y no en los niveles absolutos del dividendo”, afirman.

“La posición relativamente robusta en términos de caja de las empresas asiáticas y los sólidos balances de muchas de ellas sugieren que las compañías tienen la capacidad para cumplir con sus compromisos con el accionista, si bien el dividendo debe considerarse siempre bajo el contexto de un modelo de negocio sostenible y unos flujos de ingresos estables”. En este aspecto, los expertos de la gestora consideran importante buscar empresas con balances sólidos y que hayan ofrecido rentabilidades por dividendo por encima de la media del índice de referencia durante un periodo prolongado.

Lo más leído

Próximos eventos