Invesco Greater China: visión de Mike Shiao, estrategia, posicionamiento y cambios en la cartera


Mike Shiao cree que hay muchas noticias favorables para el mercado de renta variable chino. Una es el compromiso asumido por el gobierno con la reforma del sector financiero. El gestor del Invesco Greater China Equity pone, como ejemplo, la reanudación por parte del regulador de las OPV, aprobando nuevas normas para la emisión de acciones preferentes. “Esto hace que la calidad de las empresas colocadas mejore y la confianza de los inversores se incremente”. Otra es la evolución del PIB, que prevé se mantenga en torno al 7%, un ritmo de crecimiento ligeramente superior al estimado por el consenso (6,9%). “Esto representa una ralentización del crecimiento frente a los últimos años, pero que concuerda con los planes de Pekín de mejorar la calidad del crecimiento mediante reformas estructurales, que serán el catalizador del crecimiento económico del país y nos hace ser optimistas a medio y largo plazo”.

En la parte fiscal, experto de Invesco destaca la emisión del documento nº 43 (de octubre de 2014), que especifica medidas de cómo quiere el gobierno central que los gobiernos locales gestionen su deuda, componente clave del llamado shadow banking o banca en la sombra. “Esto estructuralmente es muy bueno, porque permite ser más transparentes y reducir riesgos potenciales de créditos morosos. En el mercado inmobiliario, Shiao destaca la relajación de las medidas relativas a las hipotecas por primera vez desde 2008 para promover las transacciones las políticas de  préstamos para vivienda, mientras que en el lado de las inversiones se han acelerado la aprobación de proyectos de infraestructuras, y se ha promovido un proyecto internacional a gran escala para la construcción de vías de alta velocidad en la región ASEAN y Sudamérica, el ‘One Belt One Road’.

“Todas estas medidas son muy positivas para la economía a largo plazo y esperamos además que pueda haber más en el futuro. La mayor incertidumbre y riesgo que vemos es el riesgo de deflación, aunque pensamos que por el momento sigue bajo control”. La estrategia del fondo continúa partiendo de un enfoque selectivo de valores a largo plazo, que se realiza en base al análisis de los fundamentales de las compañías y en las valoraciones propias basadas en el análisis bottom up. En este sentido, el gestor revela que, a tres años, el 89% del outperformance del fondo viene explicado por la selección de valores. En lo que respecta al posicionamiento y la visión de mercado, a Shiao le sigue gustando más las compañías privadas que las públicas. “Su ROE y su rentabilidad es mayor y el endeudamiento está más controlado. "Preferimos compañías con una gestión de calidad liderazgo y ventajas competitivas”.

Posicionamiento, estrategia y últimos cambios realizados en la cartera

A nivel sectorial, siguen positivos en consumo, por su crecimiento debido a la demografía y al incremento de la riqueza del país. Respecto al sector financiero, son cautos ante la previsión de beneficios bajos, aunque están atentos al posible re-rating provocado por las reformas financieras. Ambas son, quizás, las grandes líneas del Invesco Greater China en este momento. Históricamente, han estado consistentemente infraponderados en el sector financiero, fruto de su preferencia por compañías privadas en vez de compañías estatales (SOEs), como los bancos. “Sin embargo, las reformas en las políticas del gobierno son alentadoras, ya que muestran que el gobierno ésta siendo más estricto en la limpieza del shadow banking y los LGFV (Local Government Financing Vehicles). Esto generará mayor transparencia en los gobiernos locales y de este modo reducir futuros riesgos con los créditos impagados. En todo caso y siguiendo las acciones llevadas a cabo por el gobierno, hemos reducido ligeramente nuestra tradicional infraponderación en el sector financiero en el último trimestre de 2014”.

En concreto, han aumentando el peso en bancos chinos en respuesta al progreso en las reformas estructurales positivas en los bancos y a las bajas valoraciones. “Habiendo dicho esto, mantenemos esta posición infraponderada, porque si bien las políticas implementadas últimamente son alentadoras a largo plazo, a corto plazo sigue habiendo riesgos, entre ellos; el deterioro en los márgenes motivado por la contracción de los márgenes de intermediación debido a la liberalización de los tipos de interés, el crecimiento débil de los créditos por la ralentización de la economía y el incremento de la morosidad de los créditos provocado por la debilidad de la economía”, explica.

En cuanto al resto de sectores, continúa sobreponderando tecnologías de la información, consumo, salud y materiales de construcción, mientras que infrapondera energía. En el caso del consumo, el gestor cree que será el principal driver por su estabilidad y altos beneficios de calidad. Sigue estando sobreponderado, aunque recientemente ha reducido ligeramente esta posición. “Básicamente, lo que hemos hecho en el último trimestre es recoger beneficios en compañías de este sector y diversificar en compañías con un enfoque más exportador, que se benefician de sus bajos costes de producción y el abaratamiento del petróleo y de las materias primas. De todas formas, seguimos confiando en las compañías de este sector por la estabilidad y calidad de sus beneficios”.

Shiao confía en que los consumidores serán una importante fuente de crecimiento en la economía china, mientras esta lleva a cabo su transformación estructural. “Hay una importante relación entre el aumento de los beneficios sociales y el consumo, la mejora en salud y seguridad social que está ocurriendo en China, genera mayor seguridad en los ciudadanos y por tanto aumentan su inclinación a consumir y a gastar. Existe un cambio de tendencia en el consumo donde vemos mucho potencial de crecimiento, el e-commerce, que ha provocado un cambio en el estilo de vida en los consumidores chinos, que operan cada vez más en la Red. Pese a que esto podría dañar a las tiendas físicas, claramente proporciona otro canal de crecimiento para el consumo”.

En lo que respecta al sector de tecnología de la información sigue prefiriendo la industria de los smartphone en China que en nuestra visión es una tendencia a largo plazo. “Una tendencia con mucho potencial de crecimiento y una oportunidad de inversión en los próximos años es el mercado minorista O-2-O (online-to-offline), servicios on-line fuera de internet y la enseñanza a través de internet. Pese a que el mercado minorista O-2-O todavía está en una fase inicial en China, estamos convencidos de que presenta un sólido potencial de crecimiento en el futuro. A su vez, la enseñanza a través de internet está creciendo rápidamente como complemento a la enseñanza en las aulas (19% de incremento anual entre 2008 y 2013) y se prevé que continúe creciendo a un ritmo similar”.

Distintas clases de acciones

En el fondo casi todas las compañías chinas están listadas como HK H-shares y algunos ADR (American Depositary Receipt) chinos que cotizan en EE.UU, especialmente en el sector de las tecnologías de la información. “Desde un punto de vista de inversión vale la pena controlar la evolución del MSCI respecto a la posibilidad de incluir compañías que cotizan  en horarios muy distintos en los índices MSCI China. Esto es relevante en el sector de tecnología de la información, ya que muchos de los gigantes chinos de Internet que cotizan en EE.UU, con una capitalización de mercado total de 340.000 millones de dólares, podrían pasar a integrar el índice. En mi opinión, esta posible cobertura puede ser positiva, ya que sensibilizaría a los inversores y provocaría un re-rating del sector”.

En el tercer trimestre del año pasado el gobierno chino aprobó un programa piloto para conectar los mercados de Shanghai y Hong Kong. “Esta iniciativa ha constituido un paso muy importante en la apertura de los mercados de capitales, lo que  beneficiará a las compañías más conocidas del mercado de Hong Kong, así como a las compañías chinas no disponibles en la clase A. En todo caso, a pesar de este cambio muy positivo vemos que el uso de las cuotas diarias sigue siendo baja (en el caso del llamado mercado Northbound, desde HK a China, la cuota usada es del 20-30%, mientras que en el Southbound desde China a HK, la cuota usada fue del 5%-10%). El pasado rally de las acciones domésticas de la clase A (Shanghai SE Composite subió un 49,3% en dólares) provoca que esta clase de acciones sea un poco menos atractiva, aunque por supuesto no hay que dejar de analizarla”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos