Invertir en fondos, ¿beneficios asegurados?


Definitivamente se ha perdido el miedo a los fondos de inversión. Las instituciones de inversión colectiva (fondos de inversión, sicav…) se han convertido en los últimos años en un activo imprescindible en cualquier cartera independientemente del perfil del inversor. Los bajos rendimientos de los activos financieros tradicionales, las grandes campañas de colocación de las entidades financieras y los rendimientos elevados de estos productos son las principales causas de esta situación. Actualmente parece muy sencillo obtener buenas rentabilidades con estos productos pero, ¿será así por mucho tiempo?

La inversión en fondos de inversión (suscripciones netas) ha aumentado en más de 12.000 millones de euros durante el primer trimestre de 2015, siendo este trimestre uno de los mejores de la historia. A este dato le acompaña que las rentabilidades logradas por los fondos también han sido de las mejores de los últimos años. Más adelante analizaremos el motivo y su posible continuidad en el 2015. Con este escenario, la facilidad en obtener rentabilidad invita a subirse al tren de la inversión en fondos con lo que estas cifras de captación se podrían mantener o incluso intensificarse durante el año. Considero muy acertada la decisión por parte de los ahorradores de invertir en fondos de inversión. Sin embargo, los nuevos usuarios de estos activos deben ser conscientes de que está situación no ha sido siempre así y en mi opinión no será continua para el resto del 2015.

Los inversores europeos estamos de enhorabuena. Parece ser que el ciclo económico empieza a mostrar síntomas de recuperación, los riesgos de fractura de la eurozona cada vez son más reducidos y además el Banco Central Europeo contribuye a esta solidez con sus políticas de estímulo monetario. Ante este escenario, renta fija y renta variable han logrado y lograrán buenas rentabilidades. La inversión en fondos globales también ha sido muy favorable. Muchos fondos globales están logrando en este 2015 rentabilidades de dos dígitos gracias a la depreciación del euro frente a otras divisas importantes, como el dólar, la rupia, la libra esterlina o el yuan. Considero que el euro no se recuperara en el medio plazo, pero tampoco creo que veamos el mismo recorrido a la baja tan intenso como hemos visto en los últimos meses.

Ahora más que nunca, precaución, consolidación y estar bien asesorados. Como inversores, el mercado nos ha ofrecido una sorpresa muy positiva para nuestras carteras que no podemos dejar escapar.

Precaución: ¿las carteras nuevas llegan tarde para la obtención de rendimientos?

No llegan tarde, aún queda recorrido en los próximos meses. A mi entender no será al alto ritmo de este primer trimestre pero la tendencia de mercado será positiva sobre todo en Europa. También debemos considerar que por ejemplo en Estados Unidos, los índices prácticamente no han subido este año. Los rendimientos tan elevados que se ha producido en fondos de fuera de Europa, gran parte de este rendimiento se debe a la divisa. Para el resto del año podemos esperar el rendimiento del subyacente. En carteras nuevas podemos adoptar una distribución de activos donde la liquidez juegue una parte importante, pero la renta variable debe ser protagonista. En carteras ya creadas, no es necesario aumentar el riesgo ya asumido si este ya nos aporta un buen rendimiento.

Consolidación: ¿Cuál es nuestro objetivo de inversión?

Los rendimientos seguirán llegando, sin embargo, uno de los principales objetivos que actualmente considero imprescindible es mantener la rentabilidad conseguida hasta la fecha. Si en las fiestas navideñas nos planteábamos una rentabilidad objetivo para el 2015, en la amplia mayoría de casos ya la hubiéramos conseguido. Ya que el mercado acompaña, vamos a tratar de maximizar esta rentabilidad, pero considero más importante consolidar parte de lo ya conseguido. ¿Cómo podemos hacer este ejercicio? No creo que lo oportuno sea consolidar los beneficios en fondos monetarios, ya que aquí los rendimientos serán nulos. Actualmente estoy traspasando ciertos fondos de renta fija globales o algunos mixtos agresivos en fondos alternativos de baja volatilidad. Mi objetivo es invertir en fondos que se beneficien de las subidas (aunque sea en menor medida que los otros) y que sean consistentes en las bajadas. Esta consistencia se logra con el uso de instrumentos derivados y con una alta descorrelación de la cartera. La renta variable, se mantiene en su totalidad.

Estar bien asesorados: ¿Quién me debe ayudar a protegerme ante situaciones de tensión?

Gran parte de las entradas en fondos de inversión en este 2015 se han producido gracias a las entidades financieras. Hasta la fecha, la tasa de éxito de estas recomendaciones es altísima debido a los argumentos expuestos anteriormente. Lo que nos debemos plantear es la agilidad y el conocimiento sobre los fondos que tienen los agentes encargados de la supervisión de nuestra cartera. Como inversores es imprescindible estar bien asesorados, en los momentos que los mercados acompañan ha sido sencillo obtener rentabilidades, pero la gestión de fondos de inversión no siempre es así. Estas pequeñas pero importantes reflexiones que hemos comentado durante el artículo son la que deben plantearnos nuestros asesores.

Ahora más que nunca es cuando debemos extremar la prudencia. La gestión activa será muy importante para evitar lo sucedido en 2014. En muchos casos, el segundo semestre contrarrestó las subidas del primero. Tenemos la oportunidad de evitar que se repita esta situación.
 

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos