Tags: Latam |

IM Trust: “Las medidas del BCE tendrán efectos, pero sin milagros”


“Sí tendrán efecto, pero no pueden cumplir milagros”, así de claro se muestra el equipo de economistas de IM Trust, ante la pregunta de si tendrán efecto las medidas de política monetaria anunciadas por parte del Banco Central Europeo (BCE). El anuncio de Mario Draghi buscaba alejar el fantasma de la recesión del viejo continente, y “han resultado ser más agresivas de lo inicialmente esperadas por el promedio de mercado”.

El BCE ha utilizado casi todas las estrategias posibles en una sola decisión, opinan en la filial de Credicorp Capital, lo que “debería tener un efecto positivo en la economía y los activos. Sin embargo, mientras no se hagan operativas las medidas y dado que la mayor parte de estos anuncios ya estaba esperada, los efectos sobre los mercados podrían no resultar tan marcados”, añaden.

Los anuncios de Draghi han sido más agresivos de lo que se esperaba, arguyen en IM Trust, no por el recorte de tipos, sino por usar medidas extra como TLTRO (targeted long-term financial operations) y la posibilidad que dejó en el aire de una medida tipo quantitative easing, al estilo Reserva Federal.

Aunque el objetivo primordial del BCE por estatutos es mantener controlada la inflación, “estas medidas adicionales a las tradicionales reflejan un objetivo puntual de las autoridades económicas de la zona euro de estimular el crédito (incrementar la inflación) y otro más implícito que tiene que busca impactar el tipo de cambio”. Así, los analistas de la firma administradora de fondos y corredora recuerdan que en la región el crédito aún registra caídas del 3% anualizado en los últimos meses, y la inflación no supera el 1%, “ni siquiera en la medición core”.

“La combinación de todas las medidas podrían resultar bastante efectivas, bajo la premisa de que los bancos comerciales carecían de recursos financieros, o por lo menos de recursos dirigidos a crédito al sector privado. Ahora, hay que tener en cuenta que los depósitos de liquidez de los bancos comerciales en el BCE han venido registrando una importante caída desde 2012 (bajaron de 800.000 millones de euros en 2012 a 36.000 millones de euros actualmente), lo que podría limitar la demanda de los bancos por los recursos entregados por el TLTRO”, resumen en IM Trust.

De esta forma, el impacto sobre el crédito “va a depender de cómo todos estos anuncios pueden impactar la confianza de empresas y familias y estimular la demanda agregada”. Para encontrar evidencia, “que no es muy amplia”, hay que irse a las experiencias de la propia Europa y a Japón, donde se produjo un “impacto positivo pero con magnitudes limitadas”.

A pesar de que esto último, las medidas del BCE “sugieren una nueva ampliación de la oferta monetaria global, en medio del tapering, lo que nuevamente tendría la capacidad de impactar los activos a nivel global, impulsando valorizaciones en la renta variable, más que todo en Europa”. Por su parte, la renta fija “podría tener valorizaciones adicionales, principalmente en la de los países periféricos de la zona euro y los emergentes por carry-trade”.

Por último, el tipo de cambio se vería afectado por “mayor oferta de dinero en el caso del euro, con lo que debería depreciarse”. La expectativa de IM Trust es de un tipo de cambio situado en 1,35 a tres meses y 1,32 en un año. “Dado que las medidas anunciadas ya estaban en gran parte internalizadas en nuestras proyecciones y en el mercado, su divulgación no cambia nuestras recomendaciones en activos europeos y globales”.

 

Lo más leído

Próximos eventos