Tags: Latam |

IM Trust: “Favorecemos la renta variable emergente frente a la de mercados desarrollados”


Desde la firma de servicios financieros chilena IM Trust esperan un ejercicio muy diferente en los mercados al anterior. Si 2013 estuvo marcado por un rally alcista en la mayoría de grandes plazas bursátiles de economías desarrolladas y estancamientos o correcciones en los emergentes, este año traería algo muy distinto, según expone el servicio de estudios en el informe de estrategia mensual y perspectivas de la corredora y administradora controlada por el grupo colombiano Credicorp Capital.
 
Las decisiones de política económica tuvieron un gran impacto en 2013 y podrían condicionar este año, analizan en IM Trust, principalmente en Estados Unidos con el timing de la Reserva Federal y las negociaciones políticas para elevar el techo de deuda. “Mientras la valorización iba mostrando menor atractivo para la renta variable con el transcurrir del año, los fundamentales mostraban otra cara de la moneda para este mercado; diferente en la renta fija, donde los fundamentales apuntaron a mayores desvalorizaciones en Tesoros y High Grade”.
 
El pasado año evidenció que los inversionistas dejaron atrás los temores sobre el viejo continente. El riesgo sistémico y el ruido generado por las negociaciones políticas con Chipre como el último gran escenario de incertidumbre. IM Trust espera que 2014 sea un año de consolidación en Europa, “los fundamentos lideran el atractivo tanto para los mercados de renta fija y renta variable; de darse una intervención monetaria, ambas clases de activos se beneficiarían”.
 
Para Asia, las previsiones son de “dos historias que se esperan con final feliz”. Por un lado Japón, “con su intención de continuar con políticas económicas (fiscales y monetarias) que respalden la recuperación”. El otro país al que se mira con optimismo es China, aunque “todavía con más intenciones que hechos”. Así, “el riesgo de una posible desaceleración más allá de la meta de crecimiento de 7.5% para 2014, podría conducir a reformas y acciones de política que ayuden a sustentar la actividad económica, mientras la liquidez del sistema financiero continuará como un factor de riesgo relevante”.
 
El gigante asiático volverá a ser clave para el devenir del conjunto de economías emergentes. En IM Trust aseguran que la exposición de los inversionistas debería ser muy selecta, y todavía con preocupación por el impacto en estos mercados de las commodities: “Particularidades como la que enfrentará México con la implementación de sus reformas, Colombia con un primer semestre electoral, India con su lucha frente a la inflación, Corea del Sur con la consolidación de su crecimiento y Brasil con el esperanzador mundial de futbol y elecciones presidenciales, podrían marcar un rumbo diferente para cada una de estas economías”.
 
En cualquier caso, para los próximos meses la corredora de bolsa y administradora de fondos se muestra más optimista con los mercados de economías emergentes que en el caso de los más desarrollados. Acotando, “tenemos preferencia por Asia Emergente y MILA, mientras que desfavorecemos Europa, Medio Oriente y África”.
 
Este mayor apetito por las economías en desarrollo que por las avanzadas se justifica para IM Trust por cuatro puntos clave. En primer lugar, porque la renta variable en emergentes “presenta valoraciones más atractivas que los mercados desarrollados”. En segundo término, porque aunque de forma lenta los fundamentos empiezan a mejorar, con tasas de crecimiento esperadas mayores a las de 2013 y con recuperación de las utilidades de las compañías locales. 
 
Por su parte, “el consenso de los analistas de mercado le otorga a los mercados emergentes un upside considerable (16.4%) con respecto al de los mercados desarrollados (9.1% EE.UU. y 4.9% EAFE)”. En cuarto y último lugar, el informe destaca que si bien es difícil estimar un timing para que comience la recuperación en los mercados emergentes, históricamente, caídas similares en el nivel de la renta variable y sus múltiplos, tienden a extenderse por entre siete y 15 meses, comenzando posteriormente periodos de recuperación”. Además, “dado que la actual coyuntura para emergentes es bastante menos dramática que en los episodios anteriores uno podría esperar un menor tiempo para comenzar la recuperación, lo que considerando que ya llevamos 11 meses con bajos ratios de valorización y un desempeño muy por debajo de los desarrollados, debiera traducirse en mejor desempeño para emergentes durante el 2014, en tanto desaparezca el sentimiento negativo que aún tienen”.
 
No obstante, para IM Trust más allá de estas proyecciones generales hay que hacer matizaciones para concretar un poco más. “Hay que considerar que dentro de los mercados emergentes aún hay bastante heterogeneidad y exposición a diferentes riesgos globales. Es posible que en el corto plazo las mayores correcciones de moneda se continúen dando en países que tienen un mayor déficit de cuenta corriente como India, Turquía e Indonesia. Sin embargo, la depreciación sería beneficiosa en el mediano plazo si el tamaño del sector transable en la renta variable local es relevante”. Y también hay riesgos de política económica en países como Brasil, India o Tailandia. Por otro lado, la recuperación de las economías desarrolladas debería beneficiar a países cuyos ciclos económicos se ven más afectados como Turquía o Corea del Sur.
 

Lo más leído

Próximos eventos