I. Martín: “Si las gestoras españolas cotizaran, sería un activo para invertir por las barreras de entrada que hay”


Hace apenas un mes y unos días que los fondos de Magallanes Value Investors fueron registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), y en este tiempo, la gestora ya suma 146 millones de euros entre sus dos vehículos, el Magallanes Iberian Equity (43 millones) y el Magallanes European Equity (103 millones). Un inicio que ha superado todas sus expectativas, y al que se han unido, principalmente, distintos family office e incluso, inversores retail, que acumulan ya cerca del 20% del patrimonio actual, según la entidad.

Ese proyecto, con Blanca Hernández e Iván Martin a la cabeza como consejera delegada y director de Inversiones, respectivamente, llevaba mucho tiempo fraguándose. Todo nace años atrás, cuando a Hernández le cae la responsabilidad de administrar el patrimonio de la familia Hernández, accionsitas de Ebro Foods, y se cruza en su camino -vía Francisco García Paramés- con el value investing. En ese momento, Hernández se da cuenta que la aproximación de invertir bajo esta filosofía tiene mucho que ver con la forma de invertir empresarialmente. Desde entonces, no paro de buscar a gestores que realmente siguieran esta filosofía, momento que identificó a Martín, de nuevo, a través de Paramés.

Desde ahí parte el deseo de iniciar un proyecto empresarial en común a largo plazo, en donde existiera una alineación de intereses, algo imprescindible para hacer value investing. Hace un año lo tuvieron claro y pusieron en marcha esta nueva gestora que vio la luz en diciembre. El camino ha sido largo y complicado ya que, como ambos critican, tanto en este sector como en otros, en España no se fomenta el espíritu emprendedor. Martín refleja estas dificultades señalando que “si la gestoras españolas cotizaran, serían un activo para tener en cartera por las barreras de entrada que existen”.

Además, celebra que la gestión independiente se esté desarrollando en España ya que, desde su punto de vista, “es innegable que hace falta este tipo de gestión”. “Hay una realidad pura y es que el mercado de gestión esta dominado por las grandes entidades bancarias”, por tanto cree que sólo hay un recorrido y es que los independientes vayan ganando poco a poco terreno. “Cuantos más independientes estemos ahí mejor, porque que está claro de dónde va a venir el mercado”, concreta.  

Todos analistas

En el caso de Magallanes Value Investors, la gestora nace con el virus del value investing impregnado, un gen que comparten los dos profesionales de la gestión que se han incorporado al proyecto, José María Díaz Vallejo, co-gestor y analista de inversiones, y Miguel Ballesteros, analista junior. A este equipo, donde todos son analistas, además de Mónica Delclaux (fundadora y directora financiera), Isabel Garteiz Castellanos (directora de Administración) y Mercedes Azpíroz (directora de Relación con Inversores) se unirá de aquí a verano el cuarto miembro del equipo de gestión y análisis. 

Todos ellos participan en la gestión de dos vehículos, uno de renta variable ibérica y otro de renta variable europea. Después de un mes de vida, ya están invertidos al 53%. Están en fase de construcción de las carteras con la prioridad, siempre, de proteger al partícipe. En el medio plazo (próximos dos meses), esperan alcanzar el 70-80% de inversión.

El Magallanes Iberian Equity tiene actualmente 22 acciones en cartera (pretenden llegar a 25), de las cuales el 54% tiene una capitalización inferior a los 1.00 millones, y el 49% está cubierto por menos de 3 analistas. En cuanto a la cartera de Magallanes European Equity, de las 27 acciones que forman el 41% son de pequeña y mediana capitalización y el 35% está cubierto por menos de 3 analistas. En este último fondo, el objetivo es situar la cartera en 30 y poco valores.

Martín comenta que no les está ayudando a construir la cartera en el corto plazo el reciente anunciado QE a la europea, a pesar de que “no sea malo en términos absolutos, porque nuestra cartera sube”. No obstante, precisa, “el margen de subida se estrecha y tú todavía no has comprado del todo”, provocando una ralentización en el sistema de implementar la cartera.

El estilo de inversión de Martín siempre ha estado caracterizado, explica, en comprar empresas -preferiblemente buenas- que estén baratas y esperar el tiempo que haga falta para que ese descuento se estreche. Su técnica, aclara, es muy sencilla: dedicar mucho tiempo a conocer el valor intrínseco de la compañía. Lo difícil, añade, “es mantenerte fiel a lo que tienes que hacer en función de si la compañía está barata o cara”, al mismo tiempo que incide en que “el peor enemigo lo lleva uno dentro”.

En la actualidad, pese a ver ideas de liquidación que han podido llegar a caer un 80%, subraya que se mantienen al márgen. "Cada vez tienes que volverte menos complaciente y exigir margenes de seguridad más amplios”, aunque exista el riesgo de exclusión, es decir, “quedarte fuera de ideas que salgan bien”, detalla. En resumen, según Martín, tienen que ser disciplinados, coherentes y preservar capital.

Futuro

Los planes de futuro de Magallanes Value Investors pasan por montar este año un plan de pensiones y contar antes de diciembre con una sicav luxemburguesa que acoja al fondo de renta variable europea. Los fondos ya están disponibles en plataformas como Tressis e Inversis, y esperan poder incluirlos también en Allfunds Bank.

Por otro lado, manifiestan que, a día de hoy, cerrarían el fondo ibérico y europeo si estos llegaran a superar los 500 y 2.000 millones, respectivamente. Esta decisión la tomarían en el caso de que el patrimonio alcanzado no les permita seguir gestionando y en función de cómo evolucione el mercado. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos