Tags: Latam |

High yield… ¿dónde estás las oportunidades? ING IM las identifica


Aunque los bonos high yield son considerados tradicionalmente instrumentos de renta fija, comparten más características con las acciones que con los productos de renta fija tradicionales. No obstante, en ING Investment Management consideran que esta clase de activo puede mejorar el perfil de riesgo/rentabilidad de una cartera como una manera de diversificar la parte de renta fija de una cartera con una clase de activo escasamente correlacionada. La búsqueda de rendimiento se ha convertido en un nuevo paradigma de los mercados financieros. En este sentido, el equipo multiactivos de la gestora es actualmente de la opinión que la deuda high yield en euros sigue ofreciendo una interesante compensación por el riesgo de crédito, explica la entidad en un informe que recoge Funds People.

Aunque los niveles de rendimiento sean, en general, bajos, los niveles de los diferenciales de high yield continúan ajustados. ING IM reconoce preferir actualmente los productos basados en diferenciales, como el high yield en euros, a la deuda soberana, ya que los diferenciales crediticios tienen margen de estrecharse aún más en caso de presión alcista sobre los tipos de interés”. Según explica, es más que necesaria una amplia diversificación entre emisiones de high yield para compensar los diversos riesgos. Este proceso de diversificación debería realizarse no sólo seleccionando un elevado número de emisiones, sino también seleccionando bonos con varios niveles de rating, diferentes vencimientos y aquellos que estén divididos entre los diversos sectores económicos”.

ING IM alberga actualmente unas perspectivas positivas para la deuda de high yield en euros, al considerar que esta clase de activo ofrece un perfil de riesgo/rentabilidad mejor que otras alternativas de inversión de renta fija. “La deuda high yield en euros ofrece actualmente un cupón cercado al 5%, que resulta interesante si se compara con los rendimientos ofrecidos por otras clases de activos de renta fija y por la renta variable. La situación económica actual puede describirse como una recuperación moderada con baja inflación en las economías desarrolladas. Las tasas de crecimiento mundiales del 2%-3% siguen siendo favorables a la renta fija, aunque dejan escaso margen de error. Europa podría verse sumida en una recesión prolongada, pese a que la mayoría de sus empresas realiza gran parte de su actividad fuera de la región”.

La gestora prevé que los principales tipos de interés a corto plazo permanecerán en niveles bajos durante un período prolongado mientras la política monetaria continúe siendo acomodaticia hasta la reactivación del sector privado, el descenso del paro y la aceleración de la inflación. “Los fundamentales crediticios siguen mejorando desde que se destina el cash-flow generado a reducir el endeudamiento. Ante la posibilidad de un desapalancamiento financiero adicional mediante la emisión de acciones, los impagos son casi inexistentes y es probable que se mantengan en niveles bajos al menos hasta 2014, respaldando la exigencia de un nuevo estrechamiento de los diferenciales”. En la firma prevén un alto volumen de emisiones de bonos high yield en 2013, a pesar de lo cual es probable que la demanda por parte de los inversores siga siendo favorable.

Para ING IM, el riesgo asociado a un repunte de los tipos de interés mundiales es, en teoría, bastante reducido, debido a que la deuda high yield muestra una sensibilidad a los tipos de interés relativamente baja. “Considerando los excelentes fundamentales, aunque exista un tope máximo sobre el potencial alcista, podría estimarse la rentabilidad prevista a 12 meses vista de la deuda high yield en euros en un 5% (el rendimiento actual) menos una tasa de impago del 2% (con una tasa de recobro del 30%) más una contracción del diferencial marginal. Esto sitúa la rentabilidad prevista de la clase de activo en el 5%, a la cual puede sumarse cierto alfa adicional generado mediante un proceso de selección bottom-up”. Citywire ha otorgado la AA al gestor del fondo ING Renta Fund Europe High Yield, fondo con un track record de tres años que en el último año ha ofrecido una rentabilidad del 16,5%.

Lo más leído

Próximos eventos