Tags: Latam |

Henderson: “La Bolsa europea generará este año cómodamente una rentabilidad del 10%”


“¿Me preguntas si la renta variable europea va a ser el activo estrella este año? No quiero comparar con otros activos, pero sí creo que generará con comodidad un 10% de retorno total este año, particularmente con los niveles actuales”. Así comienza la entrevista con Tim Stevenson, responsable del fondo long only Henderson Horizon Pan European Equity de Henderson Global Investors. La firma británica, que este año ha cumplido su 80º aniversario en medio de un ambicioso plan de expansión internacional que también incluye la renovación de su identidad corporativa, cuenta en la actualidad con 13.000 millones de euros sólo en activos bajo gestión en la parte de renta variable europea (el patrimonio total del grupo ya asciende a 84.727 millones de euros).

“El mercado europeo nunca debió caer tanto como entre 2010 y 2011”, continúa Stevenson, que explica que él y su equipo han pasado mucho tiempo estos últimos años tratando de convencer a sus clientes de que se fijen en las compañías, no en lo que estén haciendo los países. Ahora que ha llegado la recuperación, el gestor percibe mucha anticipación en la visibilidad de los ingresos tanto para este año como para 2015, y considera que las acciones europeas “siguen presentando un enorme descuento contra Estados Unidos, aunque no tanto como antes”. El terreno para invertir en bolsa queda totalmente abonado tras afirmar el gestor que, sin lugar a dudas, “el activo más peligroso ahora es la renta fija”.

La expectativa del responsable de Henderson es que las compañías europeas publiquen un beneficio por acción (BPA) medio de 13,1 euros este año. No descarta que esta cifra se rebaje hasta los 11 euros si se tiene en cuenta que ya ha comenzado la temporada de resultados y que la corrección de los países emergentes también está sacudiendo los parqués europeos. Pese a esta eventual corrección a la baja, el gestor observa que el BPA estimado “aún es mejor que el de otros años en Europa”. Stevenson contextualiza otro dato para entender por qué Europa sigue ofreciendo gran atractivo a los inversores con apetito por el riesgo; el PER medio ahora está en las 13 veces por acción: “Es caro porque es superior a 10 veces, pero no tan caro en comparación con Estados Unidos y con la media histórica”.

Un indicador que al gestor le gusta seguir especialmente es el de la rentabilidad por dividendo, que actualmente se sitúa de media en el 3,4%. Para él, se trata “del indicador más claro de lo que están haciendo las compañías. Ahora lo están incrementando, y eso que el año pasado fue muy plano en cuanto a beneficios”. Stevenson aclara que la rentabilidad media del dividendo en su cartera es inferior al 2,9%, pero al mismo tiempo señala que por un lado “el rendimiento es todavía superior al de los bonos corporativos con rating BBB” y, por otro, que el crecimiento medio de los beneficios de los valores que tiene en cartera supera ampliamente al del índice de referencia. De hecho, su previsión de crecimiento de los beneficios a un año vista es del 18,3% frente al 6,7% del MSCI Europe. Paralelamente, espera que este sea el año del resurgimiento del capex de las compañías, después del doloroso proceso de desapalancamiento iniciado en 2008.

A lo largo de toda la conversación, el experto transmite optimismo en cuanto a sus previsiones sobre el rumbo que tomará la economía europea en 2014. De hecho, no espera que el PIB de la eurozona dé sorpresas negativas. Stevenson considera roto el círculo vicioso de austeridad en el que se habían embarcado los países del continente. Apoyándose en datos como el de la tasa de empleo de España correspondiente al mes de diciembre o los últimos datos homólogos de Italia y Reino Unido, el gestor observa que a partir de ahora se generará más empleo, lo que permitirá que la gente pague más impuestos al tiempo que reducen su endeudamiento. En síntesis la opinión del gestor es que, ahora que Europa está entrando en un ciclo virtuoso, no hay que preocuparse tanto de la deuda como de que se produzca un alineamiento real de intereses entre los países de la región.

Lluvia de dinero

La buena noticia es que se espera que siga fluyendo el dinero a productos expuestos a bolsa europea.  De hecho, el responsable lo espera “categóricamente”, aunque matiza que no por ello cesará la volatilidad. “Antes la gente estaba muy infrainvertida en Europa, había preferencia por Estados Unidos y Alemania. Lentamente, gracias a la recuperación de España e Italia, la gente está abriendo su horizonte de inversión”, explica el responsable.

El Henderson Horizon Pan European Equity es uno de los fondos sobre los que desde Henderson se está poniendo más énfasis este año. No sólo por el momento de mercado, sino también porque los retornos del producto – creado en 1995- avalan la calidad de la estrategia: el rendimiento generado a un año ha sido del 26,6%, del 49,4%  a dos años, del 42,1% a tres años y del 97,6% a cinco años. El propio Stevenson cuenta con un rating A emitido por Citywire.

La clave ha sido un estilo de gestión bottom-up en el que siempre han estado infraponderadas las compañías británicas frente a las de la eurozona. Stevenson admite que en su gestión hay “algunos elementos contrarian”, aunque hace evidente su rechazo a este término: “Lo peligroso es recalentar las expectativas de la gente, hay que fijarse en la rentabilidad a largo plazo y centrarse en el ahorro”, apunta. “Me encanta invertir en compañías y eso es la clave del éxito del fondo” zanja el gestor.

En la actualidad, como resultado de su proceso de selección de valores, sobrepondera ligeramente el sector financiero y también los industriales, pero sin incluir ingenieras, pues prefiere fijarse en compañías cuyo negocio esté vinculado al transporte o a otros servicios como por ejemplo la búsqueda de trabajo, a través de valores como la ETT Adecco. “Me gustaría tener más participaciones en España y en la periferia en general, pero creo que necesito algo más”, indica Stevenson, que presume de haber sido uno de los inversores que acudieron a la OPV de Inditex. El experto también admite que le gusta incorporar algunos temas de largo plazo a su cartera, como por ejemplo el de la demografía. En particular, considera que “el crecimiento del ahorro va a ser el mercado de mayor desarrollo en los próximos 25 años”.

El gestor dedica unas palabras a la corrección actual de los mercados, que considera bastante sana: “La corrección está haciendo mucho ruido, y yo estoy aprovechando para mirar buenas compañías”. También lanza una advertencia: “Nadie debería invertir en Europa sólo como una manera de estar en países emergentes, aunque sí haya compañías expuestas y que van a seguir estándolo. Muchos traducen la caída de la divisa en ventas, pero la gente olvida que esas compañías tienen costes, pero también tienen ingresos”.

Otros son los peligros que realmente preocupan a este gestor. Uno de ellos, que se aparquen las reformas implementadas en los últimos años a marchas forzadas: “Los políticos son un riesgo al que hay que tenerle respeto”, puntualiza, poniendo a Francia como ejemplo. Otro de los riesgos que pueden acechar a Europa este año  es la deflación, aunque en este caso Stevenson considera que el auténtico problema sería que se acelerase la recuperación y, con ella, la inflación repuntase más de lo esperado, aunque descarta que esto pueda suceder. “La recuperación es una buena noticia, y los tipos deberían subir. Deberíamos celebrarlo, porque implica la llegada de la normalización”, afirma el gestor.
 

Lo más leído

Próximos eventos