Tags: Latam |

Hechos y teorías: Reserva Federal y bolsa chilena


Lo anterior es un hecho. También es un hecho que desde que la Reserva Federal implementara su política de alivio cuantitativo 3 conocida como QE3 en septiembre del año 2012, la bolsa de Estados Unidos anotó un importante rally hasta el 22 de mayo de este año, cuando Ben Bernanke señaló solamente de consolidarse la recuperación de la economía, la Fed comenzaría a retirar el estímulo monetario. En los hechos, la implementación de una política monetaria de alivio cuantitativo sin precedentes gatilló un rally bursátil mientras que la sola mención de que este programa comenzará a acabarse más temprano que tarde derivó en una corrección. ¿Sirve la historia para proyectar lo que puede ocurrir en la bolsa local de producirse un ajuste en la tasa en Estados Unidos? NO, no sirve porque en los hechos nunca en la historia ha habido una inyección de liquidez de la magnitud del QE3. Además, Bernanke no ha hecho referencia a la tasa de interés que es el instrumento de política monetaria histórico (luego de los agregados monetarios) sino solo al estímulo monetario.

Lo cierto es que las condiciones para la bolsa local están comenzando a cambiar porque las condiciones para Chile han empezado a hacerlo, así como los mercados emergentes han iniciado un cambio en lo general. ¿Qué motiva este cambio? Que los líderes de la segunda economía del mundo (China) están mostrándose más tolerantes hacia una menor tasa de crecimiento, luego de años de expansión extraordinaria fundamentados en parte en la copia de tecnología. Las autoridades chinas persiguen ahora un crecimiento más balanceado, objetivo que no es fácil de lograr en una economía donde las condiciones demográficas derivadas de la política del hijo único llevan a que la población desee acumular ahorro para su vejez. La aceptación de China a menores tasas de crecimiento llevará sin duda a una normalización en los precios de los commodities que China demanda. Tal como lo señalara el Banco Central de Chile en su último IPOM, lo anterior derivará en una normalización de las condiciones externas para las economías emergentes. Es un hecho que la demanda de China por commodities generó el súperciclo de precios de los mismos.

Esta es la realidad que le toca vivir a Chile, cuyo índice accionario principal se caracteriza por un alto predominio de commodities. Adicionalmente, el rango de crecimiento de la economía para este año fue revisado a la baja y se ubica entre 4%-5%. En los hechos, Chile tendrá un menor crecimiento como consecuencia de una menor inversión. Los términos del intercambio de la economía serán menos favorables y las empresas del sector de materias primas sufrirán probablemente un ajuste en los precios de los bienes que exportan. ¿Es posible protegerse? Se puede en la medida en que tomemos posición o invirtamos en papeles de sectores que no-commodities y nos enfoquemos en papeles destinados a satisfacer una demanda interna dado que la demanda del consumo seguirá siendo dinámica dada la situación en el mercado de trabajo. Eso es un hecho, todo lo demás no son más que hipótesis.

Lo más leído

Próximos eventos