Tags: Renta Fija | ISR |

Haz que tu cartera de renta fija sea socialmente responsable


TRIBUNA de Manuel Gutiérrez-Mellado, desarrollo de negocio para BlackRock Iberia. Comentario patrocinado por BlackRock.

¿Puede una estrategia de renta fija ofrecer rendimientos positivos y a la vez ser socialmente responsable?

La inversión sostenible está ganando terreno e interés en los últimos años por parte de los inversores. La gran cantidad de productos que están apareciendo en el mercado y los últimos estudios académicos que tenemos disponibles demuestran que este tipo de vehículos ofrecen interesantes rendimientos y que, por lo tanto, invertir de forma sostenible ya no es solamente un ejercicio para tener la conciencia tranquila.

Para aquellos inversores que quieran tener sus carteras alineadas con los valores ESG (medioambiente, social y gobierno corporativo por sus siglas en inglés), hay una gran cantidad de estrategias activas y pasivas a su disposición en el mercado. A 31 de marzo de 2017, había más de 200 mil millones de dólares invertidos en fondos de inversión y ETF de renta variable que son clasificados como socialmente responsables o sostenibles, según Morningstar. A pesar de este fuerte crecimiento registrado en los últimos años y de la alta demanda por este tipo de productos, los inversores en renta fija todavía no tienen muchas estrategias socialmente responsables a las que optar. Esto se debe principalmente a que la mayoría de las investigaciones y análisis realizados hasta la fecha se habían centrado principalmente en el segmento de la renta variable. Aunque es verdad, que los bonos no conllevan derechos de voto, los factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) se pueden aplicar tanto a la construcción de índices de bonos como a la construcción de índices de renta variable.

En nuestra opinión, los inversores pueden incorporar fundamentos de sostenibilidad en sus carteras por tres diferentes razones:

  1. Para alinearse sus valores éticos y políticos
  2. Para integrar valores ESG a su filosofía de inversión y así obtener potencialmente mejores retornos
  3. Para lograr objetivos concretos, como por ejemplo fomentar la energía limpia o apoyar la igualdad de género

Algunos inversores se centran en uno de estos objetivos, mientras otros usan un enfoque combinado. Aun así, para invertir de manera sostenible es necesario tener una visión a largo plazo, y eso es algo que el inversor debe de tener muy interiorizado. Cuando uno analiza una empresa teniendo en consideración los valores ESG, básicamente está ponderando el impacto potencial del negocio a largo plazo en el mundo a través de factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, y obtener respuestas de este tipo de análisis es un trabajo arduo y que lleva su tiempo.

Medio ambiente:

¿La compañía piensa en el impacto medioambiental o financiero que genera su empresa en relación con el cambio climático, la contaminación o los residuos? ¿Cómo gestiona la empresa estos riesgos?

Social:

¿La compañía trata a sus empleados bien y qué tipo de impacto genera en la sociedad? ¿Cuál es el impacto de la empresa en el capital humano, la responsabilidad por productos, la oposición de los stakeholders y otras oportunidades sociales?

Gobierno corporativo:

¿Cómo de bien está gestionada la empresa? ¿Tiene incentivos? ¿El gobierno corporativo, como la estructura del consejo, la propiedad y la contabilidad, promueve el buen comportamiento corporativo?

Estos valores de ESG pueden potencialmente traducirse en mejores beneficios a largo plazo ya que ayudan a identificar riesgos y oportunidades que no suelen ser percibidos por los análisis financieros tradicionales a los que estamos acostumbrados.

Por ejemplo, las empresas que están menos expuestas a riesgos relacionados con el medio ambiente o que están mejor capacitados para atraer y retener a trabajadores calificados, o que, por ejemplo, tienen un gobierno corporativo más fuerte y cimentado podrían potencialmente superar a sus competidores a largo plazo. Esta visión a futuro se alinea a la perfección con nuestra idea sobre la importancia que tiene la visión a largo plazo en el mundo de la inversión.

Índices y ratings ESG

Dado que la demanda de inversión sostenible crece de forma significativa, los datos de ESG – también denominados datos no financieros – se han convertido en un negocio muy destacado dentro de la industria. MSCI, un proveedor líder de índices e investigación, clasifica a las empresas en una escala AAA a CCC según su exposición a factores ESG, siendo CCC la nota más baja. Estas evaluaciones, las cuales se someten a una continua revisión, se basan en sólidos datos generados por más de 150 analistas de investigación

Además, este rating también se puede aplicar a emisores de bonos y de esta forma desarrollar un índice que incluya emisores con calificaciones de ESG más favorables. Por ejemplo, el Bloomberg Barclays MSCI US Corporate ESG Focus Index contiene bonos de emisores corporativos con mayores calificaciones de ESG en relación con el amplio mercado de bonos corporativos. Casi dos tercios de los bonos de este índice tienen emisores con calificaciones MSCI ESG en la categoría líder (AAA o AA). Con este enfoque se obtiene un índice de bonos que se asemeja a su índice de origen desde un potencial de rendimiento y la perspectiva de duración, pero resulta en una mejora de su calificación ESG.

Soluciones

En BlackRock disponemos de una variedad de soluciones para incorporar los criterios ESG a las carteras de renta fija:

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos