Tags: Legal | Negocio |

Gonzalo Rengifo: “Se ha malinterpretado el cuarto supuesto”


Entre los grandes puntos que estipula el borrador de transposición de MiFID II en España no está el cuarto supuesto, la alternativa propuesta por Inverco al Ministerio de Economía y a la CNMV que permitía el cobro de retrocesiones por parte de los distribuidores en la comercialización. Para Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latinoamérica, y miembro de la Junta Directiva de Inverco, que la transposición de la normativa en España no lo tenga en cuenta es un error. De hecho, Rengifo cree que esta propuesta ha sido vista como un lobby de las instituciones financieras, cuando en realidad no es así. “El cuarto supuesto está dando lugar a malinterpretaciones. No significa que los bancos quieran continuar cobrando retrocesiones, sino que quieren poder seguir ofreciendo soluciones de inversión a sus clientes y evitar el advisory gap, tal y como ha ocurrido en Reino Unido y Holanda”, afirma.

En declaraciones a Funds People, el representante de las gestoras internacionales en Inverco considera que no es cierto que el cuarto supuesto pretenda mantener el nivel de retrocesiones, sino preservar el modelo de asesoramiento actual en España, que es muy satisfactorio y beneficioso para el inversor. “Defiende lo que tiene el inversor en estos momentos: un nivel de asesoramiento bastante profesional. No se entiende que queramos limitarlo. El texto actual no contempla como comercialización la oferta de fondos de fondos perfilados y no debe ser así. Es preciso una guía direccional profesional para el inversor final y tanto bancos como EAFI disponen de estas soluciones, con buenos resultados. Pero la literalidad de la norma puede reducir o limitar esta dinámica y esto no es lo más adecuado”, opina el experto.

De no ser tenido en cuenta finalmente la propuesta de Inverco, Rengifo considera que habrá que ver hasta qué punto ello tiene consecuencias en la calidad y gestión del ahorro. “De momento, soy bastante pesimista respecto al cuarto supuesto, pues no está en la lista de prioridades políticas, no por falta de voluntad o entendimiento, sino por muchas circunstancias, incluyendo que el momento no es el más oportuno para que se le preste la atención debida”.

A su juicio, todos en la industria se deben cuestionar si la directiva va a romper la tendencia de soluciones de inversión accesibles. “Es difícil que el minorista entienda la oferta directa. Siempre hay que seguir mejorando, pero si la mejora de calidad en comercialización implica que las entidades financieras de cualquier tipo proporcionen directamente fondo de terceros va a darse muy poco asesoramiento para el inversor. Hay que tener en cuenta que las redes comerciales españolas no están preparadas para poner a disposición de minoristas fondos de terceros de manera directa sin cierto nivel de asesoramiento. Si la norma obliga a este acceso directo es difícil que el minorista entienda la oferta”, subraya. Para Rengifo, lo más importante es que, tras la implementación de MiFID II, se mantenga el modelo español de soluciones de inversión.

“En el modelo español todos los distribuidores han ido vía de soluciones de inversión, estructuradas generalmente mediante fondos perfilados o carteras de fondos perfiladas, con gran aceptación y proporcionando un clarísimo valor añadido. Así, se establecen carteras por perfiles que se ofrecen al minorista, quien dispone de una oferta simple y clara, con objetivos de inversión y riesgo predefinidos. Nada que ver con ofrecer directamente fondos de terceros además de los propios sin ningún asesoramiento. Eso me preocupa”, revela. Para Rengifo, la protección del inversor ya existe, ya que éste va estar informado al 100% de los costes, con una ficha de información muy definida y seguimiento. “El nivel de transparencia ya se ha alcanzado”, sentencia.

A su entender, hay que seguir trabajando en mejorar pero la base de partida en España es muy buena. “El inversor recibe asesoramiento a un precio adecuado y de manera eficiente, y la industria está con el inversor. Todos en el sector estamos muy interesados en educar al inversor y ofrecerles productos de calidad de manera eficiente, disponiendo de una penetración de fondos de terceros y nivel de asesoramiento en soluciones de inversión muy razonables. No hay que ponerlo en riesgo. Poner trabas al actual modelo no suma y esperemos que no reste”. A partir de ahora habrá conversaciones y reuniones que permitan llegar a un acuerdo transitorio, manteniendo los fondos perfilados y opciones de inversión para, poco a poco, ir entrando más en la literalidad de la ley. Pero –según Rengifo- obligar a proporcionar fondo de terceros directamente y no considerar las soluciones actuales “tiene poco sentido”, concluye.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos