Gestión value, flexible y con un enfoque de protección del capital: el caso del Sycomore Partners


Sycomore AM es una reconocida boutique francesa independiente, con un fuerte sesgo value y conciencia social, que imprime en parte de su gama de producto a través de un enfoque ISR. Otrora socio de Bestinver en Europa, la firma registró en España parte de sus fondos a principios de este año y ahora quiere competir en la misma liga que la firma española. 

Parte de su equipo ha estado recientemente en España presentando varios de sus fondos, entre ellos el Sycomore Partners, gestionado por Emeric Préaubert, que es asimismo cofundador de la firma. Éste explica el porqué del nombre de este fondo: “Cuando lanzamos el producto, invertimos en él nuestro dinero, por eso lo llamamos Partners”. No obstante, es necesario matizar que los gestores de Sycomore invierten su propio dinero en todos los fondos de la firma, no sólo en éste, y que por política de la empresa les está prohibido invertir en valores individuales. La peculiaridad del Sycomore Partners es que fue lanzado en 2008, “era un momento en el que no se sabía a dónde iba el mercado”. Hoy, el fondo acumula una rentabilidad anualizada del 5,7% desde su lanzamiento 51% acumulada), y suma un 4,5% en lo que va de 2015. Todo ello con una volatilidad del 7,3% a un año y del 5,5% anualizada a tres años.

Se trata de un producto de alta convicción, con una cartera muy concentrada (entre 20 y 25 valores). “Queremos ser transparentes, no es un producto con un perfil de riesgo bajo. Pero preferimos invertir en valores que conocemos muy bien, somos muy pacientes a la hora de comprar”, indica el gestor. Éste añade que el punto fuerte de este acercamiento es que se aprovechan los momentos de fuertes caídas para comprar, “es algo que sólo puedes hacer si conoces muy bien el valor”. “No sabemos si el precio al que compramos va a subir o a bajar, pero si baja mucho, compramos más”, añade. 

Otra de las características del Sycomore Partners es su asignación flexible, dinámica y disciplinada. La cartera puede estar expuesta a renta variable del 0% al 100%, aunque el historial del fondo refleja que el mínimo hasta la fecha fue del 25% y el máximo, del 85%. “No hacemos grandes giros, los cambios son muy graduales”, señala Préaubert. Pone un ejemplo de su forma de gestionar: “Prefiero esperar un poco después de que acabe la temporada de publicación de resultados, no reaccionar inmediatamente. Prefiero perderme un poco de las subidas y que mi rentabilidad sea decente, porque lo que quiero evitar absolutamente es que el fondo se vea atrapado en un mercado bajista. El fondo no es defensivo, pero tratamos de reducir al máximo el riesgo de caída”. 

Los valores en los que invierte el fondo no presentan ningún sesgo en particular por tamaño, puesto que se pueden comprar historias de cualquier capitalización. “Sólo invertimos en compañías con las que nos sentimos cómodos”, insiste Préaubert, que añade: “No somos traders, invertimos a largo plazo”. Por ejemplo, indica que tiene BMW en cartera y declara sentirse “muy cómodo con el valor”. Sobre esta posición, comenta que optó por reducir su peso en marzo, porque consideraba que su valoración había llegado muy lejos. Actualmente, el fondo tiene un 2% de su cartera en acciones preferentes de BMW. 

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos