Tags: Renta Fija | Europa | EE.UU |

Gestión activa, la mejor opción para una renta fija aún débil


TRIBUNA de Raimundo Martín, director general de Mirabaud Asset Management para España, Portugal y Latinoamérica. Comentario patrocinado por Mirabaud AM.

Ante el fin del riesgo deflacionista en la zona euro el BCE tomó la decisión, anunciada el pasado mes de diciembre, de ajustar la política monetaria mediante la reducción del importe del programa de compra de activos y la prolongación de su duración hasta finales de año. Eso se ha traducido en que, tras un año de compras mensuales de deuda emitida por estados y empresas a razón de 80.000 millones de euros, el BCE reducirá estas compras en 20.000 millones de euros. Y comienza a hacerlo desde el presente mes de abril.

La ampliación de los diferenciales de tipos de interés entre Alemania y los países periféricos indicará en qué medida han descontado ya los inversores el fin -no antes de finales de año- del programa de estímulos del BCE. Así, las alzas observadas en marzo responden principalmente al riesgo político. Una ampliación demasiado fuerte de los diferenciales de los países periféricos podría también indicar a los bancos centrales que sigue siendo necesario un apoyo prolongado para sostener el crecimiento y la inflación en la zona euro.

En nuestra opinión, los datos de inflación del mes de marzo deberían erradicar todo atisbo de subidas precipitadas de los tipos de interés por parte del BCE. La inflación volvió a caer en tasa interanual en Alemania y en España, dos países que registraron variaciones superiores al 2% en febrero. La inflación subyacente de la zona euro también descendió, hasta el 0,7%, claramente por debajo del mínimo a largo plazo del 1% previsto por el BCE. En este contexto, prevemos que los tipos de interés continúen normalizándose, pero más lentamente de lo que pronostican los mercados.

Este análisis se traduce en una infraponderación en duración y una infraponderación en renta fija pública en euros y en dólares en nuestras carteras. También hemos decidido invertir una parte de nuestras carteras en bonos estadounidenses de tipo variable, que se benefician de la subida de los tipos cortos en Estados Unidos, por lo que podrían ser una buena solución para las estrategias de duración corta.

En general, en este momento de mercado, la renta fija puede dar opciones interesantes pero no son muchas las oportunidades. Hay que saber dónde localizarlas y cómo realizar la inversión. Por eso, desde Mirabaud seguimos apostando y recomendando con rotundidad una gestión activa y flexible, tanto en la selección de bonos como en la duración. Si a esto unimos un control del riesgo de nuestras carteras, podremos lograr rentabilidades atractivas en renta fija para cada momento del ciclo, incluso en los periodos de mayor volatilidad de los mercados.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos