Tags: Latam |

GEA: El sistema de pensiones mexicano debe ampliar su cobertura


El estudio, patrocinado por la AMAFORE como parte de la conmemoración del 15 aniversario de la reforma del sistema de pensiones del IMSS concluyó que tras 15 años, desde la reforma de 1997, el Sistema de Ahorro Para el Retiro se ha constituido como un esquema autofinanciable, que ha propiciado un incremento significativo de ahorradores, ha coadyuvado a la formación de un patrimonio individual para millones de trabajadores, ha detonado el financiamiento de proyectos productivos de largo plazo, se ha erigido en fuente de fondeo estable para muchas empresas y el gobierno, y ha administrado los recursos de los trabajadores con transparencia, seguridad y eficiencia, entre muchos otros logros.

Mauricio González señaló como evidencia de estos logros que “los recursos de los trabajadores en el SAR han sido el segmento más dinámico de ahorro del sistema financiero en México. Sólo entre 1999 y 2011 se elevaron de 1.9% a 10.7% del PIB, lo que implicó un crecimiento anual de 19.9% en términos reales, en comparación con una tasa de 2.2% del ingreso nacional.” Añadiendo que “a sólo 15 años de haberse instrumentado la reforma de pensiones, el ahorro captado por las Afores supera al del resto de los intermediarios, con excepción de la banca comercial, representando a fin de 2011 el 13.6% del total del ahorro financiero.” 
Por su parte, Carlos Noriega señaló que “El SAR ha contribuido a establecer una basa sólida sobre la cual se puede apoyar una estrategia de crecimiento. La profundización de las reformas y su generalización a un número mayor de trabajadores habrá de contribuir de manera muy significativa a detonar el crecimiento económico en nuestro país.”

Los economistas de GEA consideran que a pesar de sus logros, el SAR debe resolver algunos retos para que sus recursos constituyan una base sólida y segura para financiar las pensiones de los trabajadores, entre los que destacan:

  • Ampliar su cobertura.
  • Elevar la tasa de reemplazo.
  • Mejorar la portabilidad.
  • Perfeccionar el régimen de inversión.
  • Simplificar la regulación.
  • Desarrollar nuevos productos y servicios.
  • Aprovechar mejor el régimen fiscal.
  • Acrecentar la cultura financiera del retiro.

Finalmente, concluyeron que uno de los mayores objetivos es el de fortalecer el sistema de pensiones y “que esta visión y propósito sean asimilados plenamente por los trabajadores quienes son los primeros interesados en preservar los mecanismos que acrecientan y protegen su ahorro.”

 

GHSV

Profesionales

Lo más leído

Próximos eventos