Tags: Latam |

Ganadores y perdedores de la caída de tipos de interés en Brasil


Un repaso al escenario en el que se libra la batalla sirve para comprobar el número de iniciativas que se ha emprendido en tan poco tiempo. También para intuir quién va a beneficiarse con ellas. Reina, sin embargo, la incertidumbre. Nadie se arriesga a adelantar la reacción a largo plazo del mercado, de los inversores y de la temible inflación.

Brasil, con un 3,4%, abandona el primer lugar en el ranking mundial de intereses reales. Desde que comenzó el año, Rousseff se decidió por intensificar la reducción de la tasa Selic. Así la tasa referencial de intereses ha pasado del 10,5% al 9% anual, a tan solo 0,25 puntos del mínimo histórico alcanzado en 2010. El mercado de futuros, además, anticipa una rebaja de otros 0,5 puntos básicos.

iShares de Black Rock tiene aquí una posible oportunidad para varios de sus productos de renta variable local: "La tendencia general en Brasil de rebaja de tasas lleva a los inversores a ver la renta variable cada vez más como otra opción”, explica Nicolás Gómez, director de iShares en Iberoamérica.

La visión de los fondos de pensiones es diferente. Hasta ahora, conseguían sus metas actuariales de retorno invirtiendo en activos de renta fija sin asumir riesgo pero, con los intereses más bajos, es inevitable que aumenten su exposición a activos de mayor riesgo. “Los fondos de pensiones tienen que, poco a poco, aumentar sus exposiciones en renta variable y otros activos de riesgo”, confirma Thiago Andrade, analista de inversiones del fondo de pensiones ACEPREV, Acesita Previdência Privada. “Los fondos van a tener que variar sus estrategias dado que, invirtiendo en activos de menos riesgo, no van a conseguir superar sus metas. El cambio se dará despacio, pero comenzaremos a percibirlo, más o menos, en los próximos dos años”.

El spread bancario de Brasil aún solo por detrás de Zimbawe. El Gobierno también endureció la presión a los bancos. Tenían que rebajar sus intereses, de los más altos del mundo. Debían acompañar el esfuerzo del Gobierno, reducir su lucro, les dijo en público y en privado el ministro de Economía Guido Mantega. Las entidades públicas respondieron enseguida con reducciones agresivas y, tras los ataques del ministro al sector bancario, Bradesco, Santander, Itaú y HSBC se sumaron a las rebajas. Resultado: crédito más barato para una creciente clase media volcada en el consumo interno, principal arma para el impulso del PIB.

La ofensiva a los bancos incluye sus fondos de inversión. Las medidas anteriores llevan, inevitablemente, a que la inversión en fondos de renta fija y en títulos públicos (que tributan hasta un 22,5% en el Impuesto de Renta y están sujetos al cobro de una comisión de gestión) pase a ser menos rentables que el ahorro. Un posible problema si el Gobierno pretende seguir financiándose en el mercado. La exigencia de Dilma de hace un par de semanas fue clara: hay que rebajar también las comisiones de gestión.

La Caixa Económica Federal dio el paso y, además de reducir el valor de la inversión inicial y rebajar las comisiones de sus fondos de renta fija, creó dos fondos con comisiones entre el 0,7% y el 1% anuales. “El nivel más bajo en las inversiones iniciales proporcionará al trabajador y al empresario, de la nueva clase media, el acceso a las acciones a través de estos”, declaró en su día el vicepresidente de la Caixa, Marcos Vasconcelos.

Pablo Anabitarte, responsable de desarrollo de negocio de Fidelity en Brasil, coincide en que uno de los ganadores será “el cliente de la calle”, el inversor retail. “Si la gestora quiere mantenerlo tendrá que rebajarle las comisiones, aunque esto pueda conllevar una pérdida del margen de beneficios”.

CDB´s versus Fondos Referenciados DI. Es una estrategia ensayada cada vez que los intereses se han aproximado a su mínimo histórico del 8,75%. Alterar el rendimiento de las cuentas de ahorro, la aplicación más popular del país, es una decisión electoralmente difícil, pero un mal menor ante una posible fuga de capitales de los fondos referenciados DI –con un 12,4% de las captaciones líquidas en marzo, según Anbima - a los certificados de depósitos bancarios (CDB´s).

 

“Tras la rebaja de los tipos de interés, los CDB´s pueden llegar a ser más rentables que algunos fondos referenciados DI con elevadas comisiones (con comisiones de gestión superiores al 1,25%) que dejan de ser competitivos”, apunta Anabitarte, de Fidelity Brasil. “Aquí está el gran debate y no en si habrá una fuga de recursos hacia la renta variable”, dice el ejecutivo. “Quien peligra en esta guerra son los fondos referenciados DI”.

Poco se sabe más allá de la especulación política y periodística, pero parece claro que el ahorro dejará de rendir el 0,5% mensual actual, un 6% anual. El diario Valor apostaba por una fórmula de remuneración para los nuevos depósitos equivalente al 70% de la tasa Selic. En cualquier caso, según Anabitarte, la ganadora será la industria, “con intereses más bajos, suele ser más competitiva”.

Lo más leído

Próximos eventos