Tags: Latam |

Fórmula para aprovechar el gap entre el oro y las compañías relacionadas


A menudo, las ineficiencias del mercado brindan al inversor atractivas oportunidades de inversión. Una que ha apreciado Van Eck, gestora de fondos estadounidense con sede en Nueva York, guarda relación con el mercado de materias primas: el peor comportamiento relativo de las compañías vinculadas al euro frente a la cotización del metal precioso, un desajuste en su correlación que comenzó en abril de 2011 y que, según explican los expertos de la entidad, puede ser aprovechada por inversores que apuesten por una reducción del gap.

El año pasado, las empresas vinculadas al oro se depreciaron en torno a un 10%, mientras que el precio de la materia prima se revalorizó un 10%. “Esperamos que la brecha que separa esta clase de acciones y el oro se reduzca, algo que empezó a percibirse los primeros meses del año, cuando la correlación entre ambas clases de activos volvió a ser alta. Sin embargo, a partir de mediados de marzo, las empresas vinculadas al oro volvieron a registrar un peor comportamiento respecto al mineral”, aseguran desde la entidad.

Este peor comportamiento de estas acciones frente al oro se extendió hasta mediados del mes de mayo, cuando el sector cotizaba un 25% por debajo de los niveles a los que había comenzado el ejercicio. No obstante, a partir del 15 de mayo, las acciones empezaron a registrar un mejor comportamiento que el oro, lo que finalmente permitía reducir parte del gap que separaba a ambas clases de activos. ¿Podría ser esto el principio de un cambio en la tendencia? “Es lo que esperamos”, aseguran desde la entidad.

Desde la gestora americana recuerdan que este periodo en el que las compañías vinculadas al oro registraron claramente un peor comportamiento que el metal no tiene precedentes. “Dudamos de que alguien lo haya podido predecir”. ¿Qué explicaría este fenómeno? “El mercado se ha centrado excesivamente en la presión sobre los costes, sin tener en cuenta el hecho de que los márgenes de la industria son buenos y las condiciones financieras sólidas. En este sentido, creemos que todavía hay espacio para nuevas subidas en el mercado de renta variable vinculado al oro", señalan.

Según Van Eck, a pesar de la volatilidad que todavía es posible azote el mercado y que es difícil de predecir, “teniendo en cuenta los niveles de valoración históricamente bajos, esperamos que las acciones vinculadas al oro continúen apreciándose a corto-medio plazo”. Una buena fórmula para hacerlo sería a través de los ETF. Al cotizar como una acción, este tipo de productos permiten al inversor posicionarse de una manera rápida y sencilla en el mercado de acciones y aprovecharse, si se cumplen las previsiones, de una recuperación de las acciones vinculadas al oro.

Lo más leído

Próximos eventos