Fondos mixtos: las estrategias que recomiendan las gestoras para invertir en 2016


Los fondos mixtos han ido ganando una gran popularidad en el mercado español a lo largo de los últimos años. Actualmente, seis de los diez fondos de gestoras internacionales con más volumen patrimonial en España corresponden a estrategias multiactivas, según el barómetro que mensualmente publica Funds People. Como cada año, esta publicación ha realizado un sondeo entre los máximos responsables de las gestoras internacionales para conocer cuál va a ser el fondo mixto que más van a empujar en el mercado español el próximo. Las entidades consultadas sobre la que se ha extraído la muestra ascienden a 18, todas ellas firmas con oficina de representación en España. Del estudio realizado el 55% de los encuestados eligen como primera opción de inversión para 2016 un producto distinto al que habían escogido hace un año. El resto repite. También resulta llamativo que hace un año el 55% de los productos seleccionados llevasen la etiqueta ‘income’. Hoy ese porcentaje es del 28%. Han perdido peso en favor de estrategias con objetivo de rentabilidad y volatilidad.

Siguiendo un orden alfabético, los máximos responsables de las entidades incluidas en la muestra revelan cuáles van a ser sus fondos multiestrategia estrella de cara a 2016, así como las razones que le han llevado a elegir ese producto como su estrategia favorita de cara al próximo año.

Si Nuria Trio tuviese que decantarse por uno de los productos multiactivos de la gama de Amundi de cara al 2016, la primera opción de la directora general adjunta de la gestora sería el Amundi Rendement Plus. "Ofrece un enfoque multiactivo global y diversificado para capturar oportunidades amortiguando al mismo tiempo los shocks de volatilidad y caídas de los activos de riesgo. Combina una cartera core de bonos con estrategias que aportan diversificación para ofrecer rentabilidades consistentes", explica. Con un objetivo de batir al Eonia + 170 puntos básicos, la cartera se gestiona con un enfoque de presupuesto de riesgo, limitando la volatilidad ex-ante al 4%. "Este nivel permite buscar rendimientos consistentes limitando el riesgo de pérdida durante periodos de estrés. El control continuo de la cartera y los tests periódicos permiten reaccionar tanto a los cambios de los mercados como a los cambios de correlaciones entre las clases de activos. Se trata de una estrategia con un largo histórico en diferentes ciclos de mercado que se apoya en los importantes recursos y experiencia de un gran grupo", afirma Trio.

Beatriz Barros de Lis, responsable de AXA Investment Managers para España y Portugal, recomienda el AXA WF Global Optimal Income, producto que forma parte de la gama Optimal Income de la entidad gestionados por Serge Pizem. En este caso, se trata de un producto que busca una exposición a renta variable global de forma defensiva, pero sin los condicionantes de los índices de referencia. Barros de Lis detalla que el equipo de gestión selecciona compañías con sólidos balances, modelo de negocio de valor añadido, y atractivas valoraciones. "A esto se le añade la protección de la cartera en el caso de que se detecten volatilidades en los mercados con el uso de coberturas", asegura la responsable de la oficina para el mercado ibérico.

El fondo mixto por el que se decanta Aitor Jauregui, responsable de desarrollo de negocio de BlackRock para España, Portugal y Andorra es el BGF Multi Asset Income Fund, un producto multiactivo flexible, cuyo principal objetivo es generar rentas atractivas y consistentes. Según explica Jauregui, el fondo Invierte globalmente hasta en diez clases de activos diferentes dentro de la renta fija, renta variable y alternativos, dando mucha relevancia a la gestión del riesgo y la mitigación de las caídas. La renta anual que ha generado el producto desde su lanzamiento en junio 2012 ha sido del 5,5%, apunta el responsable de la oficina.

El fondo mixto por el que apuesta Sasha Evers de cara a 2016 es el BNY Mellon Global Real Return, producto gestionado por Newton, la especialista en inversión temática global de BNY Mellon. Es un fondo que persigue obtener un rendimiento de una tasa de efectivo (Euribor) + 4% cada año con un horizonte de inversión de 3 a 5 años, antes de deducir comisiones. El fondo invierte, con un enfoque global, en un abanico de clases de activos líquidos (renta variable, renta fija, instrumentos monetarios, REITS y materias primas). También puede utilizar derivados sencillos con fines de cobertura (por ejemplo Bond calls y equity put options). Según el director general de BNY Mellon IM para Iberia, "en 2016 será un fondo interesante para inversores conservadores ya que, al ser un producto multiactivo con un objetivo de rentabilidad real (descontando inflación), se comporta bien en entornos volátiles e inciertos. Así lo ha demostrado a lo largo de su historia. El mejor ejemplo es que obtuvo resultados positivos en años difíciles como 2008 y 2011".

En Deutsche Asset & Wealth Management piensan que el 2016 no será distinto a 2015 en cuanto a complejidad en el entorno inversor. "En un entorno de tipos de interés libres de riesgo cercanos a cero, la búsqueda de inversiones que aporten valor a la cartera seguirá siendo la tónica general del mercado. Volveremos a ver cómo el inversor tendrá que añadir riesgo en la cartera si quiere obtener un mayor nivel de rentabilidad. En este contexto el incrementar el ámbito de inversiones puede ser clave. Aquellos inversores que repartan  sus inversiones entre diferentes clases de activos, regiones y sectores  son los mejor posicionados para hacer frente a la volatilidad y reducir su sensibilidad frente a posibles caídas en los distintos mercados", señala Luis Ojeda. Por ello, el responsable de Deutsche AWM para Iberia destaca el DWS Invest Concept Kaldemorgen, un fondo flexible con objetivo de rentabilidad absoluta que invierte tanto en renta variable como en bonos, divisas, oro y otros instrumentos de mercado. La estrategia no está ligada a la evolución de un índice de referencia y trabaja con una asignación dinámica entre renta variable y renta fija, con visión de 360 grados de los mercados de capitales. "El equipo gestor, con una dilatada experiencia en este tipo de gestión, busca un perfil asimétrico rentabilidad-riesgo comparado con la renta variable, además de tener un objetivo de volatilidad no garantizado de un solo dígito. Por este motivo, se integra el análisis y control del riesgo en el proceso de gestión, haciendo un seguimiento estricto del presupuesto de riesgo".

Sebastián Velasco, director general de Fidelity para España y Portugal se decanta como primera opción por el FF Global Multi Asset Income. El fondo invierte en todo tipo de activos generadores de rentas a nivel mundial, basándose en el análisis del panorama económico en cada momento. "Aunque existen riesgos en los activos de renta fija, el gestor sigue recordando su utilidad a largo plazo para los inversores interesados en obtener rentas. También es favorable a las acciones que reparten dividendos y por regiones prefiere Estados Unidos, Europa excepto Reino Unido y Japón, pero siempre tras realizar una cuidadosa discriminación mediante el análisis fundamental de cada empresa en que invierte", señala el responsable de la oficina.

La gran apuesta de Ramón Pereira en productos multiactivo para el 2016 la encarnan la fondos Franklin Diversified Funds, una gama de tres productos multiactivo que se gestionan siguiendo la filosofía de Risk Factor Investing, que -según explica el director general de Franklin Templeton para Iberia- se caracteriza por un exhaustivo control de riesgo. "Los fondos se gestionan dentro de un rango de volatilidad y objetivo de rentabilidad definido explícitamente en el objetivo de cada fondo, con un horizonte de tres años. Ambos objetivos (volatilidad/rentabilidad) han sido alcanzados consistentemente desde lanzamiento (2006), obteniendo los tres fondos un comportamiento mejor que la media de su categoría en todos los periodos". Dentro de la gama destaca el Franklin Diversified Balanced, producto que se gestiona con un objetivo de volatilidad de entre 5-8% y de rentabilidad Euribor +3.5%. Actualmente el fondo favorece la renta variable  frente a la renta fija, sobreponderando Europa y Japón frente a Estados Unidos.

La idea de inversión que propone Lucía Catalán como su apuesta para 2016 es el GS Global Income Builder. Este fondo forma parte de la categoría de fondos mixtos de tipo moderado. Invierte de forma global en renta fija y renta variable en una proporción de 50/50, si bien puede cambiar de forma táctica esta asignación en un 15% según las condiciones de mercado. Según explica la responsable de Goldman Sachs AM para Iberia y Latinoamérica, "está dirigido a inversores que buscan una rentabilidad atractiva y sostenible, así como obtener apreciación de su capital con un nivel de volatilidad objetivo de entorno a un 6%". El yield de la cartera es actualmente del 4,5%. El fondo es la versión UCITS de un fondo americano muy similar con más de 20 años de track record.

La elección de Íñigo Escudero como fondo mixto para 2016 es el Invesco Pan European High Income. Según explica el director de Ventas y de Servicio al Cliente de Inveso para Iberia y Latinoamérica, "este fondo mixto permite aprovechar la experiencia en la gestión del equipo de renta fija de Invesco en Henley, liderado por Paul Read y Paul Causer (quienes deciden la asignación de activos de la cartera) con la excelencia del equipo de renta variable europea, representado por Stephanie Butcher. El enfoque es flexible y pragmático, con una gestión activa tanto en crédito como en duración (históricamente moderada, por debajo de cuatro años). Puede invertir un máximo de un 30% en renta variable, aunque la exposición máxima histórica es del 22%, muy cerca de sus niveles actuales. Este elevado nivel relativo se corresponde con la visión de los gestores de que la renta variable europea sigue teniendo recorrido y puede ser una interesante fuente adicional de rentabilidad. La cartera de renta fija del fondo está diversificada, en liquidez, deuda soberana y corporativa, tanto de grado de inversión como de alta rentabilidad". A cierre de noviembre tiene una exposición de un 21,2% en bolsa europea y la TIR  de la cartera en renta fija es del 4,53% con una duración de 3,06. "El fondo es el mejor de su categoría a 3 y 5 años y desde lanzamiento, batiendo consistentemente a su grupo de comparables", indica Escudero.

La gran apuesta de Javier Dorado, responsable de J.P.Morgan AM para España y Portugal de cara al próximo año es el JPM Global Macro Opportunities Fund (antiguamente conocido como JPM Global Capital Appreciation Fund).
"Es un fondo multi-activo que sigue un proceso de inversión macro fundamental, en el que el equipo gestor trata de aprovechar las oportunidades que generan las diferentes coyunturas macroeconómicas en todo el mundo, combinando estrategias tradicionales y sofisticadas. Tiene un comportamiento histórico muy atractivo, con una volatilidad en niveles moderados. Creemos que es una buena apuesta a mantener en 2016 por tratarse de una estrategia descorrelacionada con la evolución de los mercados, por lo que constituye un excelente diversificador para las carteras de inversión".

Las estrategias multiactivas gestionadas por una de sus boutiques -en este caso la gestora QS- con sus tres fondos, Conservative, Balance y Performance es la opción elegida por Javier Mallo, responsable de ventas de Legg Mason Global Asset Management para España y Portugal. Su decisión es esa porque -tal y como explica- suponen una gama muy completa para aquellos inversores que quieran un fondo mixto de alta calidad (cuentan con cuatro y cinco estrellas Morningstar) y consistentes a la hora de ofrecer rentabilidad (los tres fondos están en primer cuartil a uno, tres y cinco años), además de ofrecer la posibilidad de elegir entre tres perfiles de riesgo distintos para ajustarnos a las necesidades del inversor, indica Mallo.

"Los fondos multiactivos constituyen una de nuestras estrategias de preferencia y desde M&G Investments hemos hecho un esfuerzo para asegurarnos de que podíamos ofrecer un producto en esta categoría capaz de adaptarse a cada perfil de riesgo", asegura Ignacio Rodríguez Añino, responsable de la gestora para España, Portugal y América Latina. Si tuviera que destacar un producto de su gama, Añino destacaría el M&G Dynamic Allocation Fund, gestionado por Juan Nevado. Este fondo busca obtener rentabilidades del 5% al 10% anual a medio plazo, con una volatilidad anualizada situada entre el 5% y el 12%. Al mismo tiempo, trata de generar rentabilidades positivas en un período de 3 años. Los gestores consideran que el mejor enfoque para cumplir estos objetivos se basa en la asignación flexible del capital en las diversas clases de activos, guiada por un sólido marco de valoración. El análisis de las finanzas conductuales tiene un gran peso en la filosofía de inversión del fondo, y sus gestores intentan aprovechar episodios de mercado donde los precios de un activo se desvían de lo que el equipo considera como su valor “justo” o “fundamental”, debido a la respuesta emocional de los inversores a determinados acontecimientos y desarrollos.

Como gran apuesta multiactiva de cara a 2016 Sophie del Campo se queda con el DNCA Invest Eurose. Según explica la directora general de Natixis Global AM para Iberia, Latinoamérica y EE.UU offshore, la cartera del fondo está compuesta por cuatro tipos de activos: bonos, bonos convertibles, acciones y liquidez. "El rendimiento entre estos tipos se basa en el control de la volatilidad de la cartera y en la experiencia de sus gestores. Por lo que respecta a la parte de acciones, el equipo de gestión sigue un estilo claramente value, aplicado con una gran disciplina. Existe una gran coherencia entre la parte de renta variable y la parte de renta fija del fondo. Los gestores analizan las empresas tanto desde el punto de vista del accionista como del acreedor. Seleccionan, de modo activo y dinámico, los títulos de bonos emitidos por empresas, agencias o estados soberanos, en función de las oportunidades que consideren atractivas en términos de rendimiento y riesgo". Con una estrategia de diversificación, la cartera se compone de más de 150 líneas y, en general, ninguna empresa representa más del 2% de los activos del fondo, acciones y bonos incluidos. El fondo está gestionado por Jean-Charles Mériaux, Philippe Champigneulle y Jacques Sudre.

La gran apuesta para el próximo año de Laura Donzella, responsable de Ventas de Nordea para Iberia y Latinoamérica, es el Nordea 1- Stable Return Fund. Entre las razones que esgrime la responsable de la oficina para invertir en este producto menciona el hecho de que, en un entorno de rentabilidades ultra bajas, con diversas clases de activos cerca de máximos históricos en términos de valoración, la renta fija tradicional no ofrece la suficiente protección en caso de que enfrentemos mercados bajistas. "Los inversores españoles de perfil conservador pueden contar con esta alternativa excepcional como base para construir sus carteras sin temer por la seguridad de sus ahorros", afirma Donzella.

Con tipos de interés casi a cero y escasa rentabilidad a vencimiento una solución que encuentra Gonzalo Rengifo para obtener rentabilidades superiores a los bonos con riesgos razonables y protección del capital es delegar la construcción de la cartera con la máxima flexibilidad en un gestor que asigne los activos globalmente y lleve a cabo las decisiones tácticas, reaccionando rápidamente a las cambiantes condiciones del mercado. La gran apuesta del director general de Pictet AM para 2016 dentro de los fondos mixtos es el Pictet Multi Asset Global Opportunities. "Se caracteriza por la descorrelación con otras clases de activos, mediante una amplia gama de activos e instrumentos financieros. Su misión prioritaria es proporcionar rendimientos satisfactorios y estables, capturando en lo posible el potencial de subida y limitando la posible bajada", explica.

La apuesta para 2016 de Almudena Mendaza, directora de Ventas de clientes de Banca Privada y Distribución de Pioneer Investments, y Teresa Molins, directora de Ventas de clientes institucionales, es el Pioneer Funds – Absolute Return Multi Strategy (ARMS). Se trata de un fondo de retorno absoluto multi-estrategia, gestionado con un proceso enfocado en diversificar de forma diferente a la tradicional, común para toda nuestra gama de multi-activos basada en cuatro pilares de inversión: Macro (estrategias macro que reflejan el escenario base), hedging (coberturas para los riesgos con mayor probabilidad e impacto en este escenario macro); satélite (estrategias que buscan descorrelación y selección (de los instrumentos más adecuados (especialmente en la parte de renta fija). “Al tratarse de un fondo de retorno absoluto, aunque los cuatro pilares son fundamentales, en este caso cobra gran importancia el pilar ‘satélite’, al que se asigna un presupuesto de riesgo mayor debido a que invierte en estrategias no direccionales como valor relativo, estrategias tácticas y cortoplacistas”, explican. Las principales características del fondo son objetivo de rentabilidad Eonia + 350/400 bps en un ciclo de 3 años; VaR máximo del 6%, máximo en renta variable del 50% y volatilidad media esperada del 4,5% (en condiciones normales de mercado).

"En el contexto económico en el que nos encontramos y que se mantendrá a lo largo del 2016, marcado por un crecimiento lento acompañado de periodos de volatilidad, creemos que es importante seleccionar estrategias flexibles que puedan adaptarse a diferentes entornos de mercado. Los fondos multiactivo ofrecen una solución de inversión en este contexto, ya que cuentan con un amplio abanico de instrumentos de inversión para distintos perfiles de riesgo", afirma Carla Bergareche, responsable de Schroders para Iberia. Desde la gestora consideran que el Schroder ISF Global Multi-Asset Allocation es una buena opción. "Tiene como objetivo generar maximizar los retornos generando una atractiva rentabilidad un 4% superior al efectivo en un horizonte de 3 a 5 años e invierte directamente a lo largo de todo el espectro global de clases de activos, en un entorno de riesgo controlado". En los últimos tres años, el fondo ha generado una rentabilidad acumulada del 18,2%, con una volatilidad media del 6,2%.

Juan Infante, responsable de UBS AM para España y Portugal, señala como la mejor opción de la gama que oferta la entidad en España el UBS (Lux) Key Selection SICAV - Global Allocation, un fondo con un universo mundial de categorías de renta variable y renta fija con ponderaciones flexibles. "Gestionado por Andreas Koester y Stefan Lecher es un fondo de gestión muy activa. La cuota de renta fija de la cartera puede variar entre el 10% y el 100%(promedio a largo plazo 40%) y la de renta variable entre el 0% y el 90% (promedio a largo plazo 60%). Las divisas extranjeras están en su mayor parte cubiertas respecto a la moneda de referencia. No obstante, se aplica una estrategia activa de divisas", afirma el responsable de la oficina.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1
Anterior 1

Lo más leído

Próximos eventos