Fondos de renta variable: las apuestas de las gestoras internacionales para 2017


La renta variable europea sigue siendo la principal apuesta de los responsables de las gestoras internacionales en España para afrontar el nuevo año, aunque el entusiasmo por este mercado se ha reducido de manera muy significativa en comparación a doce meses atrás. Así lo revela el sondeo que cada año realiza Funds People entre los máximos responsables de 18 entidades extranjeras con oficina de representación en España, que muestra el 33% de los encuestados (uno de cada tres) recomiendan un fondo de renta variable europea para 2017, frente al 67% de hace un año. El terreno que ha perdido la bolsa europea lo gana claramente la renta variable americana. Ahora, el 22% de los encuestados señalan un producto de bolsa americana para el próximo año, cuando en diciembre del año pasado nadie lo hacía. También crece el apoyo que recibe la renta variable emergente (pasa del 11% al 17%), mientras que se mantiene estable el porcentaje de los que apuestan por un producto de renta variable global (22%).

La encuesta siempre se realiza a los responsables de las mismas entidades. Además de para saber cuál será su buque insignia para el próximo año, el objetivo es saber si un año después se han producido cambios o no con respecto al producto señalado. En este sentido, el sondeo refleja que el 72% de los encuestados apuestan para el próximo año por un fondo distinto del recomendado para 2016. Es decir: 13 responsables consideran que existe otro producto que tiene más sentido de cara al próximo año, en tanto que sólo cinco continúan apostando por el mismo producto (ver los productos seleccionados para 2016). Siguiendo un orden alfabético, los máximos responsables de las gestoras internacionales con oficina en España detallan su fondo de renta variable estrella para el próximo año y los motivos que les han llevado a tomar esta decisión.

La recomendación en renta variable de Nuria Trio de cara a 2017 es el Amundi Funds Equity Europe Conservative. La directora general adjunta de Amundi para Iberia señala esta estrategia para aprovechar el potencial de la renta variable europea, pero con un enfoque conservador que intenta minimizar el riesgo de caída y amortiguando su impacto en ese caso. "El fondo utiliza un proceso de inversión basado en dos pilares: la calidad y la diversificación. El primero filtro en la construcción de la cartera es por tanto la calidad, buscando identificar compañías que puedan beneficiarse del crecimiento del mercado y que cuenten con las características de elevada eficiencia operativa, alta rentabilidad y un bajo o nulo nivel de endeudamiento. La segunda fase consiste en construir una cartera diversificada que limita  las pociones individuales a un máximo del 2,5% de la cartera y establece también límites sectoriales para evitar la concentración en alguno de ellos. El equipo de gestión busca además identificar compañías que se comporten de forma descorrelacionada para reducir la volatilidad y amortiguar las pérdidas en caso de caídas de mercado. Un fondo adecuado para aquellos inversores que busquen exposición al potencial de rentabilidad de la rente variable europea y a sus oportunidades de crecimiento, pero con un menor nivel de riesgo y con un horizonte a largo plazo".

El producto de renta variable seleccionado por Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM para España, es el AXA Rosenberg US Enhanced. Según explica, en el próximo año esperan que continúe el debaje sobre la gestión pasiva, la activa y las ventajas de cada una. "Pensamos que optar sólo por la gestión pasiva supone perder oportunidades de generación de alpha. Así, los fondos enhanced indexing, por los que nosotros apostamos, incluyen lo mejor de los dos mundos: la flexibilidad de la gestión activa y unos costes contenidos. El equipo de Rosenberg, que es el que gestiona el AXA Rosenberg US Enhanced, sigue un estilo sistemático. Su proceso de inversión reúne un análisis fundamental en profundidad con una ejecución sistemática y rigurosa para ofrecer un abanico de soluciones de inversión diseñadas para ajustarse a diferentes perfiles de riesgo y rendimiento. La selección de títulos es activa y bottom-up, pero la ejecución sistemática aumenta la amplitud y profundidad de la cobertura hasta un universo de 20.000 valores de todo el mundo".

La elección de Aitor Jauregui, responsable de desarrollo de negocio de BlackRock para Iberia es el BGF Asian Dragon Fund, un producto de renta variable emergente, concretamente de bolsa asiática, cuya fortaleza radica en el análisis riguroso de las compañías y un enfoque flexible para adaptarse al entorno cambiante, explica Jauregui. En el caso de esta idea de inversión que presenta el responsable de desarrollo de negocio de BlackRock para España, Portugal y Andorra, se trata de un fondo de convicción (la cartera está formada por entre 50 y 80 valores, lo que muestra la concentración), donde la selección de valores ha contribuido en un 60% a la rentabilidad total de la cartera.

El BNY Mellon Global Income Fund es la opción elegida por Sasha Evers, director general de BNY Mellon IM para España y Portugal. El fondo está gestionado por Newton, la especialista de la firma en la inversión temática global con sede en Londres. "Newton es especialista en la gestión de renta variable enfocada en compañías capaces de generar dividendos atractivos. El equipo de gestión de este fondo hace mucho hincapié en identificar aquellas empresas a nivel global capaces de sostener la distribución de los dividendos al largo plazo. La estrategia original tiene más de 10 años de historia". En un mundo de crecimiento bajo e inflación baja, Newton opina que la contribución de dividendos a la rentabilidad total de las acciones será una porción cada vez más importante. "Para ellos la clave es identificar empresas a nivel global con balances sólidos y con un dividendo atractivo con respecto a la media de su índice (FTSE World)".

Captura_de_pantalla_2016-12-12_a_las_21La gran apuesta de Mariano Arenillas para 2017 es el DWS Top Dividende. Según explica el responsable de Deutsche AM para Iberia, se trata de un producto que invierte en compañías de todo el mundo que reparten un dividendo sostenible superior a la media del mercado. "El objetivo del fondo es superar la rentabilidad de fondos comparables (Global Equity Income ) y a la renta variable global. La diversificación geográfica y sectorial  y su enfoque defensivo hacen que el fondo actúe  como un híbrido entre las estrategias más volátiles de renta variable y la renta fija, que actualmente ofrece rentabilidades muy bajas. Deutsche AM es pionero y líder en Europa en este tipo de estrategia, que ofrecen un perfil de rentabilidad/ riesgo asimétrico", asegura Arenillas.

La estrategia de renta variable que recomienda Sebastián Velasco de cara a 2017 es un fondo de renta variable americana: el FF America Fund. Según explica el responsable de Fidelity para Iberia, se trata de un fondo que invierte principalmente en empresas de EE.UU. infravaloradas, apoyado en un exhaustivo análisis bottom-up. "La economía estadounidense goza de buena salud, con una tasa de paro en mínimos, un consumo en auge, una energía barata y un mercado inmobiliario dinámico. Todo en torno a la administración Trump girará en torno al crecimiento por la vía de los presupuestos estatales y, aunque existe el riesgo de que consiga llevar a cabo su agenda proteccionista, incluso en este escenario el mercado estadounidense resistiría debido a la cultura de ahorro para la jubilación fomentada en el propio ámbito empresarial", afirma el responsable.

La opción elegida por Ramón Pereira para el próximo año dentro de fondos de renta variable es el Franklin Mutual Global Discovery. Según explica el responsable de Franklin Templeton Investments para España y Portugal, la filosofía del fondo es puro “deep value”. "El fondo no toma decisiones activas de Asset Allocation, sino que usa un enfoque puro “bottom up”, sin ningún tipo de limitación por sector o país. El gestor busca compañías cuyo valor de mercado no refleje el valor intrínseco ni el valor real de la compañía. Son muy escrupulosos a la hora de fijar un precio objetivo, y en esto sí que siguen un proceso de venta muy disciplinado (ejemplo: Nestle, Danone: el año pasado)", explica el director general de Franklin Templeton en Iberia.

Las expectativas de Goldman Sachs AM es que el mercado de renta variable americana va a seguir su senda alcista durante el 2017. Por ello, Lucía Catalán, responsable de la gestora para Iberia y Latinoamérica, recomienda el GS US Core, fondo que tiene como objetivo batir al S&P 500 con un tracking error por debajo del 3%. "Destacar el ranking del fondo dentro de su universo, en uno de los mercados mas difíciles para un gestor activo como es la RV USA: el fondo se sitúa en el primer cuartil de su categoría desde su lanzamiento, a 3 y a 5 años. Se trata de un fondo neutral por estilo y que va a tener una exposición sectorial muy parecida al del S&P 500. Estas características hacen del GS US CORE una solución muy eficiente para incrementar exposición al mercado de renta variable en EE.UU con bajo riesgo. La estrategia pasa por adoptar al S&P 500 como punto de partida e ir tomando posiciones relativas en función de cuáles sean las convicciones del equipo a partir del análisis fundamental, el cual se ve complementado por el análisis de sentimiento y momentum. Una de las características diferenciadoras del fondo es que tiene la capacidad para adaptarse rápidamente a los cambios de tendencia en los mercados gracias al uso que hace de herramientas de análisis de big data para identificar compañías con un potencial alcista, anticipándose al resto de participantes del mercado".

La gran apuesta de Íñigo Escudero es el Invesco Pan European Equity. Según el responsable de Invesco para Iberia y Latinoamérica, 2017 va a seguir marcado por la rotación sectorial que ha empezado a producirse en Europa. "Para el equipo de renta variable europea de Invesco, la dispersión que todavía existe entre las valoraciones de los sectores quality/growth y value -es decir, entre los valores defensivos y los cíclicos- generan atractivas oportunidades de inversión en este mercado. Con una gestión puramente fundamental, los gestores del fondo Invesco Pan European Equity Fund combinan un análisis top-down y bottom-up centrado en buscar las ineficiencias del mercado a través de las valoraciones. Con un enfoque flexible, no siguen a un índice de referencia, sino que invierten única y exclusivamente donde ven valor, sin limitaciones geográficas ni sectoriales. Gracias a su apuesta por los sectores más infravalorados, bate en 4 puntos porcentuales a su índice de referencia en el último trimestre. A largo plazo es cuartil 1 de su categoría a 5 y 10 años", afirma Escudero.

Javier Dorado, responsable de J.P.Morgan AM para España y Portugal, señala al JPM Europe Equity Plus. Según explica, se trata de un fondo de bolsa europea que se diferencia del resto principalmente porque puede tomar posiciones cortas, beneficiándose del mal comportamiento de valores caros, sin momentum ni calidad en sus balances. "La posición neta siempre será un 100%, ya que toma posiciones largas para compensar las cortas (lo hace con un rango de 140-40). Creemos que está muy bien posicionado para aprovechar las oportunidades que la región europea ofrece en el escenario actual de recuperación económica. Este fondo presenta un comportamiento histórico muy atractivo y está gestionado por un equipo muy estable con una larga trayectoria", explica Dorado.

La elección de Javier Mallo en renta variable para el 2017 es el Legg Mason Royce US Small Cap Opportunities, fondo gestionado por Royce, gestora especializada en pequeñas compañías. Tal y como detalla el responsable de Legg Mason Global AM para España y Portugal, se trata de un producto que consta de una cartera altamente diversificada de pequeñas y micro empresas americanas de estilo value. "Es un fondo muy adecuado para diversificar la exposición a renta variable americana, clase de activo que puede verse favorecida por las valoraciones tan interesantes a las que cotizan las small caps de sesgo value frente a las de sesgo growth, el aumento de actividad en M&A, las perspectivas de crecimiento y el hecho de que la mayoría de estas compañías se benefician del consumo interno en EE.UU. Además, su peso en sectores como infraestructuras, consumo o tecnología puede favorecerle tras las elecciones estadounidenses".

La  apuesta de Ignacio Rodríguez Añino de cara al nuevo año para esta clase de activo es el M&G European Strategic Value Fund. Según explica el responsable de M&G en España, Portugal y América Latina, este fondo tiene como objetivo principal proporcionar crecimiento del capital a largo plazo (cinco años o más) siguiendo una estrategia de inversión “value”. "Invierte al menos el 80% de la cartera en acciones de compañías europeas (incluido el Reino Unido) que se considera que están infravaloradas. Su gestor, Richard Halle, trata de crear una cesta de acciones diversificada que otros inversores hayan valorado de forma indebida. Dicha cesta comprende acciones correspondientes a un universo de entre 60 y 100 compañías, con un periodo de tenencia de entre tres a cinco años y distribuidos de manera equilibrada por regiones y sectores, lo que le permite esquivar los posibles riesgos que conlleva la sobreponderación de una región o sector determinados. Richard se apoya en la visión de que a largo plazo, la inversión en valor obtiene resultados superiores a los del mercado. Con este fondo, el equipo gestor estructura el proceso de inversión en dos fases: La primera fase es cuantitativa, y se centra en identificar los valores situados en el cuartil más barato de cada sector dentro del universo europeo de inversión. La segunda fase consiste en analizar las características financieras, empresariales y del equipo directivo de las empresas que se han preseleccionado. El objetivo en este caso es evitar las trampas de valor. Además de esto, la gestión del riesgo juega un papel fundamental en la gestión de la cartera y por ello, Richard trabaja en estrecha colaboración con el equipo de gestión de riesgos para garantizar que el factor determinante del rendimiento sea la selección de valores".

La apuesta de Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia y Latinoamérica, es el Seeyond Global MinVariance. "La volatilidad ha sido una de las grandes preocupaciones de los inversores en 2016 y pensamos que el control de las inversiones ante los vaivenes bruscos de mercado va a seguir siendo una gran necesidad en 2017. En este sentido, el fondo selecciona las acciones menos volátiles de los mercados internacionales, y menos correlacionadas entre sí. Esta estrategia permite al inversor controlar el riesgo, a través de una cartera invertida 100% en acciones, pero construida de manera sistemática seleccionando las compañías europeas que ofrecen la menor volatilidad. El fondo está gestionado por los mayores expertos de volatilidad del mercado en Seeyond, el área dedicada a la volatilidad de Natixis AM. Consideramos que es un buen complemento para darle estabilidad a la parte de inversión tradicional en renta variable de una cartera, ya que el perfil adaptativo del fondo, que combina tanto las volatilidades a largo plazo, como las de corto plazo, hace que sea capaz de salir de los sectores que están entrando en burbuja, y favorezca aquellos que se han quedado atrás".

Laura Donzella, responsable de Nordea para Iberia y Latinoamérica, elige como primera opción en renta variable de cara a 2017 el Nordea 1 - Emerging Stars Equity Fund. "Este fondo ofrece una cartera de acciones en países emergentes que se enfoca en compañías que cumplen con criterios Climáticos, Sociales y de Gobernabilidad (ESG). Las compañías se seleccionan utilizando un proceso de inversión fundamental de abajo arriba (“bottom-up”) que busca identificar empresas que puedan beneficiarse de los cambios estructurales en tecnología, demografía, globalización y sostenibilidad. El resultado es una cartera de alta convicción con un perfil de crecimiento a precios razonables (GARP).

Captura_de_pantalla_2016-12-13_a_las_12Como complemento de la inversión global en acciones, Gonzalo Rengifo cree que es posible ampliar criterios de diversificación y horizonte mediante megatendencias independientes del ciclo económico, que incluyen crecimiento e innovación tecnológica en una amplia variedad de sectores y mercados. "Es el caso de tecnologías disruptivas, que están fomentando nuevos modelos de negocio, sin apenas inversión en activos fijos y empezando a ser disruptivos al hilo de la digitalización. Al mismo tiempo la seguridad cibernética es un reto, mientras la nueva generación de robots, de costes significativamente menores afecta a todas las industrias con crecimientos anuales estimados por encima de 10%. Esta inversión se concreta con el Pictet Digital, el Pictet Security y el Pictet Robotics", explica el director general de Pictet AM para Iberia y Latinoamérica.

Captura_de_pantalla_2016-12-13_a_las_10Almudena Mendaza, responsable de Pioneer Investments para Iberia, elige el Pioneer Funds- European Equity Value, un fondo de inversión en renta variable europea con estilo “value”, en el que cada posición tiene un peso equitativo en la cartera, con horizonte de inversión a largo plazo y baja rotación de la cartera, un enfoque conservador, ponderado equitativamente y sin restricciones y que ha conseguido batir a su benchmark (MSCI Europe Value) de manera muy consistente a 1, 3, 5 años y desde su lanzamiento. Según Mendaza, "la cartera aplica una filosofía de inversión basada en valor y un procedimiento centrado en varios valores. Enfoque conservador: consideramos que la preservación del capital es la base para garantizar el crecimiento del patrimonio. Prudencia: insistimos en mantener un margen de seguridad en cada inversión. Combinación de calidad y valor: el objetivo es adquirir empresas de calidad y no centrarse únicamente en múltiplos bajos y alta convicción sin restricciones: aplicamos un proceso ascendente orientado al análisis que nos permite concentrar las inversiones sin dejarnos influir por índices de referencia".

Carla Bergareche, directora general de Schroders para Iberia, cree que la renta variable resulta interesante en comparación con otros activos, dado el contexto de tipos de interés reducidos de forma continuada. "Las valoraciones y la posible recuperación de los beneficios en Europa podría proporcionar un notable potencial alcista si se lleva a cabo una selección de valores acertada. Creemos que las estrategias de inversión basadas en el dinamismo actual están llegando a su límite, por lo que apostamos por buscar oportunidades a contracorriente, basadas en fundamentales y el análisis bottom-up. El Schroder ISF Euro Equity, un fondo que invierte en renta variable de la zona euro con un estilo bottom-up y un enfoque flexible, no se centra en sectores concretos sino que busca oportunidades identificando ineficiencias en las valoraciones de las empresas por parte del mercado. El fondo se beneficia de una cartera diversificada con títulos tanto de valor como de crecimiento. El profundo análisis de compañías elaborado por nuestro experimentado equipo de analistas nos permite identificar oportunidades infravaloradas y catalizadores de cambio, como por ejemplo unas mejores perspectivas de demanda o un cambio en el equipo directivo. Por último, cuenta con un histórico de rentabilidad sólido en condiciones de mercado muy diversas".

Según Juan Infante, responsable de UBS Asset Management para Iberia, después del auge económico vivido durante 10 años cuya cumbre estuvo comprendida entre los años 2010 y 2013, los mercados emergentes entraron en una prolongada etapa de desaceleración que coincidió con un bajo rendimiento a medida que la competitividad se erosionaba y el crédito crecía. En su opinión, los mercados emergentes pueden ofrecer a los inversores inversiones de renta variable prometedoras durante los próximos años. "Los drivers estructurales siguen siendo fuertes y las valoraciones resultan atractivas para las inversiones a largo plazo. Aunque los fundamentales hayan mejorado, el universo de inversión no es homogéneo, lo que requiere un acercamiento altamente selectivo", afirma. En consecuencia, su gran apuesta para 2017 es el UBS Global Emerging Markets Opportunity.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos