Tags: Latam |

Fitch Ratings: Positivas las iniciativas de la CONSAR


En diciembre de 2011, la Junta de Gobierno de la CONSAR aprobó diversas medidas para beneficio del trabajador, entre ellas se encuentra el fortalecimiento en el IRN, indicador vigente desde 2008 que da a conocer el rendimiento que otorga cada SIEFORE (Sociedad de Inversión Especializada de Fondos para el Retiro), ya descontada la comisión, el cual puede ser utilizado por el trabajador como herramienta de comparación entre las Administradoras para la selección de la sociedad que administrará su pensión, así como para optar por un traspaso hacia otra AFORE.

Uno de los cambios más relevantes al IRN es la ampliación del horizonte de análisis de 3 a 5 años, manejando además promedios móviles a 6 meses, cuyo objetivo es el capturar de una mejor forma la tendencia del rendimiento, y al mismo tiempo reducir la sensibilidad a la volatilidad en los períodos de elevadas fluctuaciones en el mercado. Es importante mencionar que la comisión que anteriormente utilizaba la autoridad para determinar el IRN, era la de gestión y no la efectivamente cobrada, por lo que este cambio le da al indicador mayor transparencia y apego a la realidad.

Con estas modificaciones, la CONSAR busca proporcionar un indicador que sea claro y comprensible para la toma de decisiones del trabajador; que considere un horizonte de tiempo mayor; que reduzca las posibles distorsiones que puedan derivarse de períodos de inestabilidad; y que brinde mayor transparencia al sistema.

En opinión de Fitch, al estar analizando un mayor plazo -lo cual está acorde con el horizonte de inversión de las SIEFORES- y usar promedios móviles que suavizan los períodos de volatilidad, el nuevo IRN provee al trabajador de mejor información sobre el desempeño del fondo en el largo plazo. No obstante, aunque este indicador de rendimiento neto representa una modificación positiva para el sistema de pensiones, no toma en cuenta el riesgo asumido por el fondo, lo cual considera Fitch podría ser un elemento adicional a evaluar por el trabajador.

Otra de las modificaciones realizadas recientemente por la CONSAR es la referente a las reglas para los traspasos. En éstas, se establecen los criterios de desempeño para ejercer un traspaso antes de un año; así, un trabajador podrá cambiarse, siempre y cuando el IRN de la SIEFORE a la que pudiese cambiarse sea superior al de la sociedad en la que se encuentra actualmente, y además, que este indicador no se haya ubicado en los últimos 24 meses, por debajo del tercil inferior en más del 30% del tiempo. Aunado a lo anterior, existen filtros adicionales que permiten a las AFORES que demuestren un desempeño adecuado consistentemente, conservar sus cuentas si en los últimos 24 meses el IRN se posicionó el 70% o más del tiempo por arriba o igual que la mediana, y asimismo, que en este plazo no se haya colocado por abajo del cuartil inferior durante 20% o más del tiempo. De no cumplirse estos requisitos, las Administradoras serán susceptibles de perder sus cuentas.

En opinión de Fitch, esta medida tomada por la CONSAR, en conjunción con el fortalecimiento en el cálculo del IRN, permite que la posibilidad de los traspasos sea más reducida; que la decisión del trabajador de cambiarse se realice sobre una base más confiable; y principalmente, que los traspasos se hagan a una Administradora que tenga un mejor desempeño. Asimismo, para el sistema constituye un cambio positivo al disminuir la probabilidad de traspasos en períodos de alta volatilidad, que pudieran tener un efecto negativo en el ahorro de los trabajadores.

Adicionalmente, y como parte de las iniciativas hechas por la autoridad, el 15 de febrero de 2012 se publicaron los recursos y cuentas administradas para cada AFORE, ya con el efecto de la reasignación de cuentas llevada a cabo por la CONSAR, para aquellos trabajadores que no eligieron AFORE y fueron asignados a una Administradora. Lo anterior, con la finalidad de que estos recursos sean gestionados por una AFORE que haya otorgado consistentemente buenos rendimientos. De conformidad con la reforma a la Ley del SAR de 2009, el procedimiento de reasignación se llevará a cabo cada 2 años bajo los criterios que determine la Junta de Gobierno.

Referente al proceso de reasignación comentado, al cierre de 2011 las AFORES que mantenían el menor número de cuentas asignadas (susceptibles de reasignarse) con respecto al total administrado, eran Pensionissste, Banamex, Coppel, Profuturo GNP, Bancomer, SURA e Invercap. Posterior a la reasignación, de las AFORES antes mencionadas, las que mostraron un mayor crecimiento en el número de cuentas fueron SURA (21.8%) y Banamex (16.2%). Asimismo, cabe destacar el comportamiento que presentó Invercap, la cual registró un incremento de 84% en las cuentas, después de la reasignación hecha por la CONSAR.

Por otro lado, al 30 de diciembre del año pasado las AFORES que tenían un mayor porcentaje de cuentas asignadas en relación al total administrado, eran Afirme Bajío, Azteca, Inbursa y Metlife. Después de la reasignación, las primeras dos presentaron una mayor disminución en el número de sus cuentas.

En cuanto a los activos netos, una vez que surtió efecto la reasignación de las cuentas, Afore Invercap registró un crecimiento de 10.5%; por el contrario, Afirme Bajío y Azteca fueron las que mostraron una mayor reducción en los recursos administrados (44.4% y 32.4% respectivamente), reflejo de la disminución que estas Administradoras tuvieron en el número de cuentas.

En opinión de Fitch, la reasignación de cuentas y recursos administrados por las AFORES no tiene un impacto en las calificaciones vigentes de las SIEFORES, en el caso de las Administradoras que mostraron las mayores reducciones en sus recursos, dado que la calidad crediticia y el riesgo de mercado de las sociedades, no se afectó significativamente. No obstante, esta calificadora seguirá monitoreando en los siguientes meses, tanto el comportamiento de los portafolios de las SIEFORES, así como el impacto que podría tener la baja en los activos administrados en la capacidad de la Administradora para continuar soportando la operación de los fondos.

Fitch considera que las iniciativas que ha implementado la CONSAR han permitido que el sistema se fortalezca, se promueva la competitividad, y se ofrezcan elementos más sólidos para la toma de decisión del trabajador con respecto a la elección de la Administradora que manejará su ahorro para el retiro. No obstante, aún siguen existiendo retos en esta industria, por lo que se podrían observar modificaciones adicionales por parte de la autoridad para seguir robusteciendo el sistema de pensiones en beneficio del trabajador.

En adición a una buena planeación de sus inversiones a largo plazo, Fitch considera que las AFORES tendrán que desarrollar una sólida plataforma de recursos humanos, gerenciales y tecnológicos, a fin de tener la capacidad para mantener los mejores rendimientos a través del tiempo en comparación con sus pares, y así otorgar la mayor tasa de reemplazo posible al trabajador.

En suma, Fitch considera que el dinamismo del mercado y los cambios regulatorios que han enfrentado las AFORES, se ha reflejado en un mayor nivel de competitividad, menores comisiones, mejores rendimientos, y una mayor gama de servicios otorgados. Lo anterior ha permitido una consolidación en el número de participantes en el mercado, prevaleciendo las AFORES con estándares de operación más competitivos.

Lo más leído

Próximos eventos