Tags: Latam |

Fitch: probable desaceleración en crecimiento crediticio en los mercados emergentes en 2012


Un deterioro marcado en la calidad de los activos sigue siendo una posibilidad en China, donde el crecimiento crediticio continuó siendo fuerte durante los primeros nueve meses de 2011, aunque con una leve desaceleración en T311, y el financiamiento con otras fuentes que no sean depósitos se está usando en forma creciente para financiar el crecimiento en el balance general.  En la opinión de Fitch, la morosidad no se está reflejando por completo en los balances, y la capitalización de los bancos es débil.  Sin embargo, la calificadora opina que el costo de una recapitalización del sector probablemente sería asumido por el soberano.

Varios ME en América Latina (incluyendo Brasil, Colombia y Perú), Asia (India, Indonesia, Sri Lanka) y Europa (Turquía, Rusia, Georgia) siguieron reportando un fuerte crecimiento en los préstamos durante la primera mitad del año.  Sin embargo, los riesgos se encuentran mitigados en estos mercados por sus bajos índices de préstamos/PIB; en general una sólida calidad de activos así como sólidos índices de capital y fondeo; y un robusto crecimiento en el PIB.  Una desaceleración crediticia ya se evidenció en T311 en Turquía, y probablemente será aún más aparente en T411 del 2012 en otros ME que hayan experimentado un fuerte crecimiento crediticio. 

La acumulación de crédito tuvo un impacto limitado sobre los principales indicadores de los sistemas financieros en 2010 y la primera mitad de 2011.  Los aumentos en los índices de préstamos/PIB fueron significativos (pero aún moderados) en Turquía y Colombia solamente, ya que el fuerte crecimiento crediticio generalmente coincidió con un fuerte crecimiento económico en los ME.  Turquía también ha mostrado una reducción en los márgenes y los índices de capitalización, así como índices de préstamos/depósitos más altos, pero cada uno de estos indicadores permanece sólido. Otros mercados en crecimiento han visto una erosión muy baja en el capital (debido a las sólidas ganancias de los bancos) y en general mantuvieron sus índices de préstamos/depósitos constantes (como resultado de un crecimiento en depósitos).

Los índices de morosidad se han mantenido estables y generalmente bajos en los ME con mayor crecimiento económico.  Fitch espera que los índices aumenten en 2012 a medida que se desacelere el crecimiento crediticio y los préstamos empiecen a madurar, pero cree que un deterioro fuerte es poco probable, a menos que ocurra un deterioro severo en las perspectivas para la economía mundial.  Sin embargo, en China y Bielorrusia, los índices de morosidad podrían subir en forma marcada debido al fuerte crecimiento crediticio, las políticas de colocación deficientes, el alto apalancamiento (China) y la depreciación de la moneda (Bielorrusia).

El crecimiento económico y crediticio sigue siendo bajo a lo largo de Europa Central y del Este, y la exposición a la zona euro continúa siendo alta debido a la dependencia en los mercados de exportación de Europa Occidental, el riesgo de una reducción en los gastos de la matriz y potenciales debilidades en las monedas de Europa Central y del Este (CEE).  Es posible que más bancos sean vendidos, a medida que algunos propietarios reevalúen su estrategia dentro de la región, aunque Fitch espera que los principales actores italianos y austriacos sigan comprometidos con la región.  Los riesgos más altos se ven en Eslovenia y Hungría debido a una calidad de activos pobre y un fondeo débil, un alto apalancamiento corporativo (Eslovenia) y una gran proporción de préstamos a personas en moneda extranjera (Hungría).    

La rentabilidad y calidad de activos de los bancos en los países de la anterior Unión Soviética (con la excepción de Bielorrusia) se han estabilizado, debido a que los altos precios en los commodities han podido respaldar a las economías.  Sin embargo, los sistemas kazajos y ucranianos todavía sufren de una alta proporción de préstamos problemáticos, una rentabilidad negativa, una posible capitalización débil (debido a intereses devengados en Kazajstán y una baja cobertura de préstamos reestructurados en Ucrania), así como márgenes muy bajos (en Kazajstán).  El desempeño de los bancos rusos, al igual que de la economía rusa, debería seguir mostrando un comportamiento muy cíclico y fuertemente dependiente del precio del petróleo.   

La mayoría de los sistemas bancarios de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (Gulf Co-operation Council) continúan reportando cifras sólidas, con una capitalización fuerte, una morosidad baja, un crecimiento post-crisis moderado, y los depósitos como principal fuente de fondeo.  Sin embargo, la calidad de activos es bastante más débil en Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos (donde, en opinión de Fitch, sigue habiendo un mayor potencial a la baja) que en el resto de los países de la región.  Fitch anticipa que en Egipto haya un deterioro moderado, pero manejable en la calidad de activos.

El informe:  "EM Banking System Datawatch: Credit Slowdown Expected, But Most Growth Markets Remain Sound", está disponible en www.fitchratings.com

Lo más leído

Próximos eventos