Tags: Latam |

Fitch: la calidad crediticia de los soberanos en Latinoamérica se mantendrá estable durante el 2012


"Fitch proyecta que el crecimiento del PIB real de la región se desacelere a 3.4% en 2012, desde 3.9% este año, aunque persisten los riesgos de que este crecimiento sea menor.  Mientras que las exportaciones se verán afectadas por la demanda externa más débil, la demanda interna también se desacelerará debido a los efectos secundarios del sector externo y una menor confianza del consumidor y de las empresas", dijo Shelly Shetty, Jefa del Grupo de Soberanos de América Latina para Fitch Ratings. 

Mientras que las economías más grandes de Brasil y México crecerían a tasas moderadas en 2012, al 3.2% y 3% respectivamente, Colombia, Panamá, Perú y Uruguay podrían seguir creciendo por encima del 4% durante el próximo año, en la medida en que los ciclos de inversiones en estos países sigan beneficiándose de una mayor estabilidad macroeconómica y fuertes flujos de inversión extranjera directa.  Se espera que el crecimiento de Argentina se desacelere fuertemente a 4% en 2012, mientras que la economía venezolana finalmente se está recuperando, esperándose una aceleración en su crecimiento en 2012. Se pronostica que El Salvador y Jamaica serán las economías menos dinámicas dentro de la región, siendo que ninguna de las dos tiene la flexibilidad necesaria para estimular sus demandas internas.

La desaceleración económica y la caída en los precios mundiales de las materias primas deberían disminuir las preocupaciones de sobrecalentamiento e inflación en 2012.  "Aunque una escalada en la crisis de la zona euro podría llevar a una mayor aversión al riesgo y una salida de capitales, y de esta manera resultar en una depreciación de las monedas regionales, los bancos centrales que siguen el régimen de metas de inflación han aumentado su credibilidad, lo cual debería limitar el efecto que la depreciación en los tipos de cambio tendría sobre la inflación", dice Shetty.  "Las reservas internacionales de la región siguen a niveles históricamente altos, unos USD750 mil millones proyectados para fines de este año, dándole a varios países la flexibilidad de responder, si es que la salida de capitales se acelera debido a un empeoramiento en las condiciones externas".

Aunque Fitch espera que el déficit en cuenta corriente de la región se deteriore moderadamente en 2012, los balances externos mayormente robustos a lo largo de la región continúan otorgando un colchón de protección contra un entorno global desfavorable.  El comercio directo de América Latina con la zona euro es limitado, siendo Brasil y Argentina los países con los lazos comerciales más fuertes.  Sin embargo, el sector bancario podría ser una fuente de vulnerabilidad, debido a que los grandes bancos españoles tienen subsidiarias en varios países latinoamericanos. Sin embargo, el fondeo propio mediante depósitos locales y la dependencia mínima en la matriz europea hacen que estos bancos sean menos vulnerables a los problemas de financiamiento y a los balances de las matrices.  

La desaceleración económica, la ausencia de mejoras significativas en los términos de intercambio y las continuas presiones sobre el gasto impedirán una consolidación fiscal significativa en 2012.  Fitch espera que un déficit fiscal moderado y el continuo crecimiento económico resulten en un endeudamiento igual o menor para la mayoría de los países.  Hasta ahora, sólo Perú y Brasil han anunciado explícitamente medidas fiscales contra-cíclicas para el próximo año, pero esto podría cambiar si las economías domésticas se llegaran a desacelerar fuertemente.  En la opinión de Fitch, Chile y Perú tienen el mayor espacio de implementar estímulos fiscales, mientas que la flexibilidad fiscal es más limitada en los casos de Argentina, Brasil, Colombia, México y Uruguay.

Los mayores riesgos para la perspectiva económica de la región y los perfiles crediticios de los soberanos derivan de una "caída doble" en los EE.UU., la cual podría afectar en forma adversa las perspectivas de México y Centroamérica y el Caribe; una escalada en la crisis de la zona euro que lleve a un aumento sustancial en la aversión al riesgo y una posible salida de capitales, la cual podría ejercer presión sobre las monedas regionales y la confianza del sector privado; un "aterrizaje duro" en China, el cual podría tener un efecto adicional sobre los precios de los commodities; y un shock político como resultado de las todavía altas tasas de pobreza, las desigualdades en los ingresos, y las debilidades en el marco institucional.   

El informe especial "2012 Outlook: Latin America Sovereign Review - Creditworthiness Trends Stable" se encuentra disponible en www.fitchratings.com.

Lo más leído

Próximos eventos