Tags: Negocio |

Fintech: ¿Sabías qué…?


La revolución tecnológica está provocando una profunda transformación en todos los ámbitos. Es un fenómeno transversal, que afecta de manera directa al mundo empresarial, independientemente del sector. La adaptación por parte de las empresas a lo que supone un nuevo entorno dominado por la tecnología se antoja crucial para sobrevivir en el siglo XXI. Un informe de Fidelity recoge doce ideas esenciales sobre lo que supone la irrupción de la tecnología en la sociedad y la economía. Algunas son ya una realidad. Otras están en plena fase de desarrollo.

1. La inversión mundial en nuevas empresas de tecnologías financieras pasó de 4.100 millones de dólares en 2013 a 21.200 millones de dólares tan solo un año después. Las expectativas de que se produzca un cambio significativo en el sector están aumentando y muchos aseguran que la hora de la transformación ha llegado a las finanzas.

2. Una encuesta realizada entre millennials estadounidenses refleja que el 71% prefieren ir al dentista antes que escuchar a su banco, mientras que cuatro bancos estadounidenses figuran entre las 10 marcas menos valoradas. Este entorno está fomentando el desembarco de nuevos contrincantes bancarios con modelos de negocio potencialmente disruptivos, como el banco telefónico Mondo, que ofrece servicios bancarios a través del móvil con análisis de gastos digitales y presupuestos.

3. El 44% de los millennials estadounidenses paga usando el móvil y el 13% emplea monedas digitales. En EE.UU., se prevé que los pagos móviles alcancen la cifra de 142.000 millones de dólares en 2019 (gráfico 1). También es evidente un distanciamiento frente al uso de dinero en efectivo (gráfico 2), favorecido en parte por los esfuerzos de lucha contra la evasión fiscal del estado, y su potencial desde el punto de vista de la implantación de tipos negativos (dado que el dinero electrónico no puede guardarse bajo el colchón).

Captura_de_pantalla_2016-04-26_a_la_s__12

4. Por increíble que parezca, en casi el 50% de los pagos que realizan las empresas estadounidenses todavía se emplean cheques en papel. El sistema interbancario actual de EE.UU., Automated Clearing House (ACH), que comenzó a funcionar en 1974, todavía tarda entre 2 y 3 días en liquidar las transacciones. Ello es debido a la naturaleza fragmentada del mercado bancario estadounidense, a los elevados niveles de regulación y a los estrictos controles internos.

5. La Fed está trabajando en un nuevo sistema que podría estar operativo en un plazo de 5-10 años y que estaría inspirado en el modelo del Faster Payments Service británico, que fue presentado en 2008 y que ha reducido los plazos (habituales) de las transferencias de los clientes a apenas unas horas. Del mismo modo que las transferencias a través del móvil han traído consigo pagos más rápidos, dichos pagos más rápidos pueden dar lugar a nuevas soluciones financieras móviles en una suerte de círculo de innovación.

6. La innovación en los pagos no es algo que estén impulsando únicamente las empresas pequeñas y de reciente creación. Visa ahora se parece más a una empresa tecnológica que a una financiera, por su énfasis en las nuevas tecnologías de pago y el desarrollo de herramientas de análisis para los vendedores. Aunque los europeos damos por supuesto que podemos usar tarjetas con y sin contacto para pagar, en todo el mundo suponen apenas el 33% de las transacciones con tarjeta, destacando el margen de penetración que existe en EE.UU.

7. Muchos mercados emergentes están a la vanguardia de los pagos alternativos debido a las bajas tasas de penetración de los servicios bancarios (el 50% de la población mundial no tiene acceso a un banco). Concretamente, la brecha entre las relativamente altas tasas de posesión de teléfonos móviles y el escaso acceso a los servicios financieros (gráfico 6) ha fomentado el desarrollo de los pagos móviles. MPesa, un servicio lanzado por primera vez en Kenia en 2007 por Safaricom, probablemente sea el caso más exitoso.

Captura_de_pantalla_2016-04-26_a_la_s__12

8. Actualmente, la negociación de muchos títulos se basa en sistemas anticuados de contratos negociados entre compradores y vendedores. De media, todavía se tardan casi 20 días en liquidar operaciones con préstamos sindicados y el coste total que supone para la industria financiera la compensación, liquidación y gestión de todo lo que sucede después de una operación oscila entre 65.000 y 80.000 millones de dólares al año.

9. Una cadena de bloques (blockchain) permite operar y verificar de forma instantánea, sin un registro central. El uso de redes descentralizadas para los pagos y las liquidaciones podría ayudar a los bancos a ahorrar miles de millones de dólares al año (entre 15.000 y 20.000 millones al año a partir de 2022, según el Santander) mejorando y externalizando los procesos administrativos de liquidación lentos e ineficientes. Esto reduciría el volumen de garantías retenidas en los sistemas de pagos internacionales y los costes de las transacciones.

10. La cadena de bloques podría ampliar los pagos flexibles a los diferentes sectores. Por ejemplo, si un usuario tuviera la posibilidad de pagar instantáneamente cinco céntimos por leer un artículo en línea, los medios podrían solventar los problemas que tienen para monetizar su contenido en Internet, ya que eliminarían las molestias y los costes derivados de la contratación de suscripciones anuales.

11. La tecnología es un gran catalizador para la innovación en el ámbito del crédito. El uso de las herramientas de análisis basadas en macrodatos (big data), combinadas con la comercialización y distribución a través de Internet, está sentado las bases para que los prestamistas alternativos puedan quitar un trozo cada vez más grande del mercado de préstamos a los bancos.

12. El micromecenazgo está cambiando la forma en que las personas y las empresas comercializan productos, servicios e ideas. Ha registrado un importante  recimiento durante los últimos años (gráfico 14) en varios campos (gráfico 15). Aproximadamente el 10% de las películas admitidas a concurso en los festivales de Sundance, SXSW y Tribeca se financiaron mediante Kickstarter20, una plataforma para las artes que ha financiado 101.951 proyectos con 2.300 millones de dólares aportados por 10 millones de personas.

Captura_de_pantalla_2016-04-26_a_la_s__12

 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Próximos eventos