Tags: Latam |

Fidelity: La liquidez es escasa, pero los fundamentales crediticios no se han deteriorado considerablemente


La liquidez es escasa en estos momentos, pero los fundamentales crediticios fuera de los gobiernos en dificultades no se han deteriorado considerablemente. Este hecho ha brindado apoyo a la mayoría de las valoraciones en los mercados de renta fija. Además, la mayor parte del dinero oportunista salió de estos mercados en anteriores fases de ventas, por lo que no estamos viendo un funcionamiento desordenado en estos momentos.

Sin embargo, sí estamos detectando algunos cambios importantes en lo que denominamos credit basis o base de crédito (la diferencia entre el efectivo y los derivados), ya que se está ampliando. La gente está cubriendo su riesgo comprando protección, pero no está vendiendo sus instrumentos en efectivo, y esta evolución del mercado tenemos que vigilarla estrechamente porque si la base se amplía demasiado, se producirá aún más volatilidad.

En términos generales, la situación griega tiene que resolverse antes de que pueda instaurarse de nuevo una confianza real. Se tiene que producir una escisión de Grecia y después una manifestación contundente de apoyo, ya sea a través de la recapitalización de los bancos, una operación de refinanciación a 5 años o más estímulos económicos para los estados del euro que siguen rezagados.

Resulta interesante constatar que las cosas no han cambiado mucho económicamente hablando en los últimos meses. Sin embargo, los mercados sí se han dado cuenta de que no se puede negociar una refinanciación a largo plazo con un gobierno que no existe o tiene una composición muy incierta. Lo que realmente está alejando a Grecia de Europa es la falta de estabilidad política a largo plazo. Los políticos griegos saben que su posición negociadora es débil, pero también deberían saber que si salen del euro, la situación tiene más probabilidades de empeorar que de mejorar.

Es evidente que no existen deseos de invertir en riesgo en estos momentos. No hemos visto un rebote significativo desde los niveles actuales en muchos de los activos de riesgo. La gente está muy nerviosa y le preocupa que éste no sea más que otro capítulo de una historia terrible. Esperamos que la situación se prolongue durante todo el verano y que siga habiendo incertidumbre política conforme nos vayamos acercando al otoño de este año.

Se necesitan desesperadamente mejoras del crecimiento del PIB y de momento no se están viendo. En EE.UU., todas las miradas están puestas en los datos económicos y las pruebas disponibles sugieren que la recuperación se ha debilitado con respecto al final del año pasado.

Un aspecto que preocupa es una posible caída importante de las acciones desde los niveles actuales, ya que podría provocar dificultades en los mercados de deuda. Por el momento, preferimos EE.UU. por la dinámica de este mercado y por los atractivos rendimientos de los bonos corporativos.

En lo que respecta a las oportunidades para los inversores, hemos visto rentabilidades positivas en lo que llevamos de año en la renta fija con calidad crediticia. Estas rentabilidades positivas probablemente continuarán, especialmente en esas empresas de alta calidad que están bien gestionadas y pueden seguir financiándose a bajo precio.

Lo más leído

Próximos eventos