Fidelity Iberia, Mirabaud Equities Spain y W4i Iberia Opportunities: ¿cómo han reaccionado sus gestores al resultado electoral en España?


Los resultados de las elecciones generales celebradas en España el pasado 20 de diciembre han alumbrado un arco parlamentario muy atomizado, en el que se hace difícil prever mayorías sólidas que apoyen la formación de un gobierno estable. Ni siquiera los directores de análisis de las distintas casas son capaces de atisbar cuál será la composición del futuro Ejecutivo, escenario de incertidumbre que en la mayoría de los casos les conduce a pensar que durante las próximas semanas habrá volatilidad. En este contexto, son muchos los que consideran que el apetito por el mercado español se reducirá y que los inversores exigirán una prima a las acciones de compañías españolas. Coincide en este punto con algunos gestores de renta variable ibérica, como Fabio Riccelli (Fidelity), quien reconoce esperar un movimiento del mercado en este sentido.

“Con altas probabilidades de que se tengan que repetir las elecciones a comienzos de 2016, esperamos que la prima de riesgo de las acciones españolas aumente. Esto son claramente malas noticias para la renta variable española a corto plazo, pues la incertidumbre elevará el riesgo de las acciones y los inversores podrían decidir permanecer al margen hasta que se logre un gobierno estable”, afirma el gestor del Fidelity Iberia”. Actualmente el fondo está muy infraponderado en utilities y finanzas, dos de los sectores que –a su juicio- podrían sufrir un mayor impacto derivado de estos resultados si una coalición de izquierdas revirtiera algunas de las reformas puestas en marcha por el Gobierno del PP. “Con una beta baja, de 0,7 a cierre de noviembre, y algunas de las principales posiciones siendo compañías españolas pero que operan a nivel global, como es el caso de Amadeus, Inditex o Grifols, pienso que el fondo se encuentra bien posicionado para superar lo que claramente será un mercado volátil en los próximos meses”, destaca.

En lo que respecta al Mirabaud Equities Spain, otra de las estrategias de renta variable española pilotada por una gestora internacional, el resultado electoral no ha forzado a Gemma Hurtado y Emilio Barberá a realizar cambios en la cartera. Según explica a Funds People Gemma Hurtado, gestora principal de la estrategia, los últimos cambios los implementaron tras la temporada de resultados y siguiendo criterios de valoración. “No hacemos apuestas sectoriales ni invertimos en términos de beta. Buscamos compañías de calidad, con visibilidad en la cuenta de resultados, balances saneados y niveles de valoración atractivos”, recuerda. Siendo ese el caso, y tras la temporada de resultados del tercer trimestre, han incrementado posiciones en algunas compañías que ya tenían en cartera, como DIA, Bankia e Indra, al entender que “ofrecen niveles de valoración muy atractivos y esperamos un buen comportamiento de la cuenta de resultados para el año 2016”. Por otro lado, han vendido toda su posición en IAG. “Nos parece que a niveles de 8,3 euros, la compañía ya está bien valorada”.

Quien sí movió la cartera tras la caída de casi el 4% registrada en la jornada del lunes por el Ibex 35 fue Firmino Morgado, gestor del W4i Iberia Opportunities, quien aprovechó la corrección para reforzar las posiciones en algunos de los valores en los que ya estaban invertidos, principalmente Acerinox, segunda posición en su cartera. Morgado tenía liquidez y ha utilizado parte de ella para incrementar posiciones en aquellos valores en los que confía. Su estrategia es la de apostar por una cartera concentrada en la que caben solo aquellas compañías que el gestor identifica con un potencial de crecimiento sostenible a largo plazo. En concreto, Morgado cuenta en estos momentos con 22 posiciones en la cartera. Las diez que más ponderan tienen un peso del 45,6% en la cartera, según datos de Morningstar. Entre ellas se encuentran Telefónica, Inditex, Applus Services, Amadues, Red Eléctrica e Indra.

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos