Tags: Latam |

Fidelity: “Enfocar las inversiones hacia el crecimiento de los emergentes es una estrategia sensata”


Los cambios en el equilibrio de fuerzas económicas han creado un mundo que crece a dos velocidades a medida que países emergentes como China, India y Brasil prosiguen con una transformación que hace dos décadas habría parecido impensable. ¿Qué nos depararán las próximas décadas? La industrialización de los mercados emergentes se extenderá y de ello se beneficiarán otros países que verán cómo más personas salen de la pobreza y entran en las clases consumidoras. Entretanto, gran parte del mundo desarrollado probablemente experimente tasas de crecimiento medio más bajas, ya que se enfrentan a elevados volúmenes de deuda.

Según explica Fidelity Worldwide Investment, en este entorno, el dólar estadounidense cada vez verá más amenazada su posición como principal moneda de reserva. “No obstante, esto no quiere decir que economías como la estadounidense estén, ni mucho menos, agotadas. La autosuficiencia energética podría ser un potente motor de crecimiento para el renacimiento de Norteamérica”, afirman. “En líneas generales, enfocar las inversiones hacia el crecimiento de los mercados emergentes sigue siendo una estrategia sensata y muchos inversores no están lo suficientemente expuestos a estas áreas”.

Para la gestora, la balanza del poder económico mundial sigue inclinándose hacia los mercados emergentes. El consumo emergente será una tendencia definitoria de las dos próximas décadas. En cuanto al incremento de las aportaciones al crecimiento, la atención gravitará desde casos conocidos como China hacia otros mercados emergentes capaces de crecer con fuerza desde unos niveles bajos”. Los grandes lastres de deuda de las economías desarrolladas están limitando su potencial económico y eso está acelerando el cambio a un mundo a dos velocidades en lo que respecta al crecimiento económico”, señalan.

La opción más sensata –de acuerdo con la gestora- sigue siendo tener una estrategia de inversión en renta variable diversificada: una que dé más peso a los mercados emergentes para reflejar su potencial de crecimiento, pero también que mantenga su exposición al innovador sector empresarial de los mercados desarrollados. “El cambio en la relación de fuerzas económicas está asentado, pero muchas carteras no reflejan todavía lo que está por venir”, reconocen desde la entidad. Es cierto que algunos inversores se han percatado de este cambio, pero en muchos casos las carteras de inversión todavía no reflejan el rumbo que está tomando el mundo, apuntan.

“Los mercados emergentes serán algo más que los grandes mercados actuales, ya que otras economías aumentarán en importancia. Para muchos inversores, esto implicará prestar más atención a un universo de mercados emergentes más amplio. Los mercados suelen recompensar los cambios de tendencia, pero no necesariamente la continuación de las tendencias consolidadas. Ahora que Brasil, Rusia, India y China son mercados consolidados, las oportunidades abundan en el conjunto de los mercados emergentes y surgirán nuevos motores de crecimiento en Latinoamérica, Oriente Medio y Asia”, indican desde Fidelity.

Lo más leído

Próximos eventos