Tags: Latam |

Fidelity: "En el actual entorno, la mirada al high yield tiene que ser global"


Muchos inversores entienden ya las ventajas de diversificación internacional de la renta variable, la deuda pública y la deuda corporativa de alta calidad crediticia. La misma lógica cabe aplicarla a los bonos de alto rendimiento. Según Fidelity Worldwide Investment, la diversificación internacional permite a los inversores aprovechar las diferencias que se observan en las tasas de crecimiento, la inflación y los ciclos crediticios. “Adoptar un enfoque internacional amplía el conjunto de oportunidades al que puede acceder un inversor y puede realzar las rentabilidades ajustadas al riesgo. También puede ayudar a mejorar la calidad crediticia de la cartera subyacente”.

En un informe publicado por la gestora, los expertos ponen un ejemplo: los emisores europeos suelen entrar en el cajón de la doble B, mientras que los estadounidenses se concentran más en la banda de calificaciones más baja debido en parte a la profundidad del mercado. “Invertir en bonos de alto rendimiento con un enfoque internacional es mucho más fácil actualmente que hace una década. Las semejanzas entre los mercados de Europa y Estados Unidos, junto con el volumen de emisiones en múltiples divisas, han hecho que sea más sencillo adoptar una perspectiva mundial en esta clase de activo”.

En este sentido, en la gestora consideran que invertir con un enfoque internacional basado en un sólido proceso de análisis ascendente puede evitar concentraciones indeseadas de riesgo en regiones y sectores. “Gracias a su libertad para invertir en cualquier parte, un enfoque internacional sin restricciones ayuda a los inversores a aprovechar las mejores oportunidades que el mercado de bonos de alto rendimiento tiene que ofrecer”, afirman.

“El comportamiento del mercado de bonos de alto rendimiento ha sido bueno durante los últimos años, debido en parte a la búsqueda de rentabilidades por parte de los inversores. En los mercados desarrollados, los tipos de interés están en mínimos históricos y se espera que sigan estando así durante algún tiempo. La Fed ya ha declarado que mantendrá el tipo de interés de sus fondos en una horquilla ultrarreducida del 0-0,25% hasta mediados de 2014, junto con un programa de relajación cuantitativa ilimitado. Al mismo tiempo, la deuda pública considerada refugio se ha revalorizado con fuerza como resultado de la crisis de deuda de la eurozona y las rebajas de calificaciones crediticias que han reducido el elenco de países con triple A”.

Según explica la gestora, esto se ha traducido en una compresión de las rentabilidades que ofrecen las emisiones de deuda corporativa de calidad y ha animado a los inversores a asumir una mayor dosis de riesgo crediticio en el mercado de bonos de alto rendimiento. “La acusada recuperación de las bolsas también ha animado a los inversores a asumir más riesgo, lo que ha espoleado la demanda de bonos de alto rendimiento. Sin embargo, existen buenas razones para creer que la demanda de títulos de alto rendimiento seguirá dando muestras de fortaleza”, afirman.

Fuerte crecimiento del mercado europeo de high yield…

Para Fidelity, no existe ninguna duda de que la crisis crediticia ha alterado considerablemente el mercado europeo de bonos de alto rendimiento, que ahora está dominado por empresas que buscan satisfacer sus necesidades de refinanciación. “Antes de 2008, un gran porcentaje de las emisiones de bonos de alto rendimiento se utilizaban para financiar adquisiciones apalancadas. Aunque esto había creado un imponente volumen de vencimientos en los últimos años, las empresas europeas lo han negociado con éxito devolviendo parte de la deuda y refinanciando el resto en el mercado de bonos”.

A juicio de la entidad, el mercado europeo de bonos de alto rendimiento se ha convertido ahora en un componente estratégico de las carteras de los inversores, en lugar de una apuesta oportunista en fases de tolerancia al riesgo. “Ha pasado a ser una parte integrante de sus inversiones internacionales en bonos de alto rendimiento. Los estigmas asociados con la emisión de deuda de menor calificación crediticia han desaparecido totalmente”. De cara al futuro, en la gestora creen que existen buenas razones para creer que el mercado europeo de bonos de alto rendimiento continuará creciendo.

… mientras el mercado asiático de bonos de alto rendimiento se prepara para despegar

Aunque los bonos de alto rendimiento se han desarrollado con mayor rapidez en Estados Unidos y Europa, Fidelity asegura que los inversores no deberían darle la espalda a Asia, ya que algunas de las mejores oportunidades que ofrece el mercado mundial de bonos de alto rendimiento se encuentran en la región. “Generalmente, las empresas asiáticas están menos endeudadas que las europeas o estadounidenses, como lo demuestran sus menores ratios de deuda-recursos propios”. La fuerte demanda observada en high yield asiático se debe, a juicio de Fidelity, a que los intereses que pagan los bonos de alta calidad crediticia son muy bajos. La firma también prevé un fuerte crecimiento de las emisiones en Asia.

Lo más leído

Próximos eventos