Fidelity: "El hundimiento del petróleo recuerda al de finales de los años 90"


El dólar estadounidense está fuerte, el precio del petróleo cayendo y las divisas emergentes presionadas, pero los índices bursátiles de EE.UU. han estado marcando nuevos máximos históricos. “Vemos paralelismos claros con los años desinflacionistas de la década de 1990, y nuestras posiciones tácticas a favor de las acciones estadounidenses y contra las materias primas han dado fruto. A corto plazo, mantenemos únicamente una sobreponderación moderada en acciones, ya que el hundimiento del crudo podría desatar tensiones crediticias”, asegura Trevor Greetham, director de Asignación de activos de Fidelity Worldwide Investment. A largo plazo, en la gestora siguen siendo alcistas. “Un crudo barato es un estímulo para los consumidores y el crecimiento mundial debería recuperarse en 2015”.

Examinando los indicadores adelantados, la hoja de ruta de la entidad en lo que al crecimiento económico respecta se ha vuelto ligeramente negativa después de 22 meses al alza. “Este hecho refleja la fuerte desincronización de la economía mundial: EE.UU. se expande, China y los mercados emergentes se están desacelerando, Europa está débil y Japón ha vuelto temporalmente a la recesión. Sin embargo, no tememos que vaya a producirse una desaceleración mundial”, afirma el experto. En lo que respecta a la inflación, la hoja de ruta de Fidelity se encuentra firmemente anclada en terreno negativo, como ocurrió durante gran parte de la década de 1990. “La falta de crecimiento salarial y las presiones a la baja sobre los precios de las materias primas están creando tensiones deflacionistas”.

En la gestora han estado sobreponderados en acciones desde 2012 por la combinación de recuperación con políticas monetarias expansivas e inflación deprimida. “No obstante, hemos reducido la sobreponderación en fechas más recientes, ya que nos preocupa que pudieran producirse sucesos de tipo crediticio por efecto del petróleo”. En materias primas están muy infraponderados. “La economía china sigue desacelerándose. El exceso de capacidad y la fortaleza del dólar estadounidense continúan siendo importantes obstáculos. La falta de acuerdo para reducir la producción entre los países de la OPEP está desatando una guerra en los precios del crudo”. En deuda pública son neutrales desde una perspectiva táctica a la vista de las presiones desinflacionistas, aunque esperan escasas rentabilidades cuando la Fed comience a normalizar tipos durante el segundo semestre de 2015.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos