Tags: Latam |

Fidelity: Capear el temporal hasta la recuperación


  • Los mercados, los consumidores y las empresas están descontando la posibilidad de que se produzca una recesión, pero esto no es coherente con gran parte de los datos económicos.
  • Los datos del ISM siguen en terreno expansionista, los indicadores adelantados apuntan a una continuación del crecimiento, las cifras de empleo han sido mejores de lo previsto, las ventas de coches han subido y los índices de sorpresas económicas han repuntado.

Sin embargo, existen numerosos obstáculos:

  • Algunos indicadores basados en sondeos muestran niveles de recesión, como el índice de la Reserva Federal de Filadelfia.
  • El crecimiento real de la renta se ha estancado, lo cual dibuja un panorama complejo para el consumo.
  • Los últimos datos sobre el gasto de los consumidores han sido dispares.
  • Las condiciones financieras se han endurecido conforme la crisis europea se va dejando sentir en EE.UU.

En el futuro, una política ultraexpansiva de la Fed, más estímulos fiscales, mayor coordinación política y unos bancos mejor capitalizados serán cruciales para la resistencia de la economía de EE.UU.

Fidelity recalca que existe una desconexión entre el sentimiento del mercado y la realidad:

  • A pesar de estos obstáculos, el momento actual podría ser un excelente punto de entrada en renta variable de EE.UU.: los mercados, los consumidores y las empresas se temen lo peor, aunque los datos están empezando a mejorar.
  • Se mantiene una política monetaria ultraexpansiva, pero los indicadores adelantados todavía no han dado señales de un gran deterioro.
  • La actividad económica sigue expandiéndose y la Fed sigue apostando por nuevos estímulos en caso necesario. Además, existen importantes factores que compensan la futura volatilidad bursátil y el sentimiento económico.
  • Las empresas de EE.UU. son más ágiles y robustas que antes de la recesión de 2008: los balances están más saneados, los costes de financiación son más bajos, los beneficios siguen sorprendiendo al mercado con su solidez y se siguen anunciando previsiones de beneficios.
  • El reciente empeoramiento de la confianza económica podría no estar en consonancia con la actividad económica real, por lo que el momento actual podría ser una oportunidad de compra para los inversores preparados para aguantar la incertidumbre actual.

Según apunta Adrian Bass, portfolio manager de renta variable estadounidense de Fidelity, “las fuertes oscilaciones que han experimentado recientemente las cotizaciones me han brindado numerosos y atractivos puntos de entrada. Actualmente, mi proceso de inversión está descubriendo valoraciones interesantes en acciones que en muchos casos han sido penalizadas injustamente. Se pueden encontrar empresas defensivas de calidad cuyos fundamentales no se corresponden con el castigo que han recibido a causa del miedo indiscriminado de tipo macroeconómico. También vemos algunos excelentes valores cíclicos (con tendencias de crecimiento a largo plazo) que están expuestos a segmentos de la economía que nunca se llegaron a recuperar realmente de la recesión de 2008, como empresas relacionadas con la vivienda y el empleo. Incluso estos negocios, aplicándoles el marco de la recesión de 2008, ofrecen perfiles de riesgo y rentabilidad muy atractivos”.

Aris Vatis, del departamento de renta variable estadounidense de Fidelity añade: “En este entorno, el mercado estadounidense sale realmente beneficiado por sus rasgos defensivos. Las construcciones de nuevas viviendas, las ventas de coches y la inversión están bastante por debajo de los niveles normales y podrían convertirse en motores clave de la economía a finales de este año. Tras la rotación emprendida recientemente hacia sectores defensivos, áreas como la industria y la tecnología están acentuando su atractivo”.

Puede acceder al informe completo en este link.

 

Lo más leído

Próximos eventos