Febrero escaso: sólo cuatro nuevos fondos vieron la luz en el mes


Si febrero ha sido parco en cuanto a contrataciones, lo ha sido todavía más respecto a lanzamientos de nuevos fondos. En concreto, sólo ha habido cuatro, procedentes en todos los casos de gestoras internacionales. El primero de ellos es un producto de Kames Capital de rentabilidad absoluta en renta fija, que la firma lanza como complemento a su estrategia Absolute Return Bond Fund; una de las razones del lanzamiento es que este producto está rozando ya su límite de capacidad. 

Esta nueva idea va a recibir el nombre de Kames Absolute Return Global Bond Fund y está previsto que aterrice en España en el segundo trimestre de 2015, previa aprobación del regulador. El objetivo del fondo, que estará denominado en libras esterlinas, es generar una rentabilidad anual del libor a 3 meses más un 2,5% después de comisiones a través de inversiones no correlacionadas con los mercados subyacentes y la búsqueda de ineficiencias en el mercado de renta fija mediante la combinación de instrumentos tradicionales de renta fija y los derivados. John McNeill, Sandra Holdsworth, Nick Chatters y Paul Dilworth se harán cargo del nuevo producto. 

El segundo producto que ha visto la luz en febrero pertenece a Swiss & Global. Se trata del GAM Star India Equity, que va a ser gestionado por su socio local indio New Horizon. Este producto invierte en renta variable india con un horizonte de inversión de 3 a 5 años y un enfoque rigurosamente bottom-up que se centra en la generación de ideas originales de inversión a través de un análisis intensivo del modelo de negocio de cada compañía para identificar aquellas empresas de buena calidad, bien gestionadas, con visibilidad sobre sus beneficios y capacidad para generar retornos fuertes en el largo plazo que cotizan por debajo de su valor de mercado. 

En tercer lugar figura Echiquier Dividende, de la firma francesa Financiere de L’Echiquier. Desde la firma han justificado con dos interesantes datos la decisión de traer a España un fondo cuya estrategia se basa en la inversión en compañías que pagan dividendos. El primero de ellos es que desde 1900 aproximadamente el 65% de la rentabilidad real de las acciones proviene de los dividendos. El segundo, que desde 2010 el diferencial entre el Stoxx 600 y los bonos a cinco años de las empresas mejor valoradas ha llegado a ensancharse hasta el 2,5%. 

El Echiquier Dividende vio la luz el pasado 12 de diciembre, pero ya gestiona un volumen de 36 millones de euros. Su cartera está concentrada actualmente en 35 valores que ofrecen una exposición equilibrada entre growth y value y que, o bien son empresas cuyos dividendos presenta un potencial de crecimiento significativo, o bien sus retribuciones son elevadas y sostenibles en el tiempo. Cerca del 65% de las acciones presentan una capitalización superior a 20.000 millones de euros. 

El último registro de importancia ha venido de la gestora de Wells Fargo, Wells Capital Management, que ha registrado un fondo de renta variable americana en España. El fondo atiende al nombre de U.S. Select Equity Fund y estará gestionado desde Chicago por Richard T. Weiss, un gestor que ya suma 40 años de experiencia al frente de la gestión de activos, y que contará con el apoyo del equipo de expertos en renta variable de la firma. Weiss lleva asimismo gestionando la clase institucional de este fondo desde su lanzamiento en diciembre de 1996.  

La estrategia, con un sesgo value, está basada en un análisis fundamental en el que se tienen en cuenta los flujos de caja, las valoraciones, la situación competitiva respecto al sector y factores relativos a la industria en la que desarrolla su actividad. Weiss y el resto del equipo se guían por cinco principios básicos: hacer que el análisis aporte valor, identificar cambios en la compañía, ser pacientes, distinguir el ruido del mercado de motores de cambio y explotar las ineficiencias de las valoraciones.
 
El producto puede invertir en valores de todos los tamaños que ofrezcan potencial de crecimiento de capital en una cartera concentrada compuesta por entre 30 y 40 valores. Al menos dos tercios de la cartera deben estar invertidos en compañías americanas y el tercio restante en empresas de otros países que estén listadas en EE.UU o en las que EE.UU suponga una parte importante de su negocio. Además, el gestor puede utilizar derivados para coberturas o lograr una exposición más eficiente a valores.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos