Tags: Latam |

Expertos de Manulife Asset Management analizan las oportunidades de inversión en Europa


Europa se ha convertido en uno de los mercados más interesantes en los que invertir actualmente, aunque existen importantes riesgos a tener en cuenta. Según Timothy R. Barron, Senior Vice-President and CIO de Segal Rogerscasey, quien actuó como moderador de la conferencia organizada por Pension & Investments, indica que, "en comparación con otros mercados desarrollados, la renta variable europea cuenta con un potencial al alza modesto, aunque hay posibles turbulencia en el camino. Creemos que en los próximos 12 a 18 meses veremos unos resultados sólidos de la renta variable europea, aunque no a los niveles registrados en 2013".

Por su parte, David Hussey, Senior Managing Director, Head of European & EAFE Equities, Manulife AM, explica que "es un momento interesante para mirar a Europa, porque vemos que la economía de la región está pasando página". Según los datos facilitados por el experto, las perspectivas apuntan a un crecimiento de la Unión Europea del 1% para este año y del 1,2% en 2015, con expectativas de que se acelere posteriormente. "No son datos para una gran celebración, pero sí que son un importante cambio en comparación a la tendencia registrada en los últimos cinco años", a lo que agrega: "La continúa mejora de los datos económicos son claves para afirmar que lo peor de la 'crisis del euro' ha pasado".

Empresas con dividendos en el foco

En relación al mercado de la renta variable, Hussey indica que el gap entre el S&P 500 y el Euro Stoxx se ha incrementado en los últimos cinco años, suponiendo el más amplio desde 1990. Esto se debe a que el rally experimentado el año pasado estaba impulsado sobre todo por Estados Unidos y Japón, y en el que las acciones europeas quedaron rezagadas. "Las empresas europeas es que ahora empiezan a recuperarse", apunta.

En este entorno, el experto señala que las empresas que ofrecen dividendos son una opción a considerar.  "Ofrecen pagos más elevados que en Estados Unidos, y su rendimiento es muy superior a lo que ofrecen los bonos corporativos o gubernamentales en la región". De hecho, apunta que la brecha que existe entre los rendimientos de los dividendos corporativos y los bonos alemanes es el más amplio de los últimos 25 años. "Y en la medida en que los ingresos de las empresas mejore, este será un importante aspecto a considerar".

Por otra parte, Hussey destaca los avances económicos realizados en Reino Unido e Irlanda, pero destaca la situación de Italia como un posible foco de oportunidades. "Encontramos a un país con una sofisticada industria manufacturera, que apenas ha crecido en los últimos años debido a una mala gestión, problemas con los políticos que han estado en el poder durante muchos años. Sin embargo, el potencial es enorme. Si Italia consigue poner en orden su propia casa y aplica las reformas necesarias, el potencial de crecimiento de su PIB podría ser de más del 20% en el largo plazo (según los datos de la FMI)".

Riesgos y renta fija

En cuanto a las dificultades a tomar en cuenta a la hora de invertir en Europa, destaca "el riesgo político, la dependencia de Europa a las exportaciones y el comercio mundial, sobre todo por parte de la principal locomotora de la región, Alemania. Y añade la amenaza de la deflación y la incertidumbre sobre una mayor integración política de los países europeos, como por ejemplo: la unión bancaria". destaca.

En cuanto al mercado de la renta fija, Daniel S. Janis, Senior Portfolio Manager, Senior Managing Director, Global Multi-sector Fixed Income Team, Manulife AM, apunta que "hay limitadas oportunidades de inversión estratégicas". Para el experto, la apuesta que tiene el mayor sentido actualmente es Irlanda. Lo considera una oportunidad de inversión táctica porque "es de los primeros países que adoptó la política de austeridad de la Unión Europea, y muestra varias señales de que se está recuperando". Asimismo, destaca que el país fue el primero de la Unión Europea en cancelar el programa de rescate, que ha realizados nuevas emisiones de deuda a 10 años con éxito en enero de este año, y que ese mismo mes, recibió por parte de Moody's una mejora de su nota crediticia hasta Baa3 con perspectiva positiva, lo que le permite "ser elegible para los inversores que podrían estar restringidos por tenencia de deuda de grado de no inversión", explica.

Lo más leído

Próximos eventos