Tags: Latam |

Expertos analizan el entorno macroeconómico que el inversor debería considerar para el 2014


 ¿Cuáles son las expectativas de Henderson Global Investors para el 2014? Cuatro expertos de primera fila de la gestora británica Henderson Global Investors han querido dar a conocer cuáles son sus expectativas en renta variable europea, bolsa asiática, estrategias multiactivas y también analizar cuál es el entorno macroeconómico que el inversor debería considerar para el 2014. Simon Ward, economista jefe, Paul O’Connor, director de multiactivos, Tim Stevenson, gestor del Henderson Horizon Pan European Equity y Michael Kerley, gestor de los fondos Henderson Asian Dividend Income Unit Trust y Henderson Horizon Asian Dividend Income, han ejercido en esta ocasión de altavoz.

Simon Ward, economista jefe de Henderson

Hace un año, el crecimiento de la oferta monetaria real en todo el mundo aumentó y superó al incremento de la producción. Este hecho demostró que las perspectivas económicas estaban mejorando y que había un "excedente" de liquidez para impulsar a los mercados financieros. El año 2013 ha demostrado ser un año mejor que 2012 para la economía mundial: el crecimiento anual de la producción industrial en los países del G7 y en las economías emergentes del E7 pasó del 2% en el cuarto trimestre de 2012 a un 4% estimado un año más tarde. Como era de esperar, la mayoría de los activos con riesgo demostraron un buen comportamiento. Las actuales señales en los mercados monetarios son menos favorables.

El crecimiento de la oferta monetaria real sigue siendo razonable, pero ha disminuido desde el máximo alcanzado la pasada primavera. El fortalecimiento de las economías impide que supere al aumento de la producción. Parece ser que la sólida tendencia económica actual se mantendrá hasta principios de 2014, aunque irá debilitándose a lo largo del año y los mercados dejarán de gozar del impulso que proporciona la liquidez. Es poco probable que los bancos centrales apliquen medidas de estímulo adicionales en un contexto de mejora de los mercados laborales y de inflación estable o al alza: las tendencias monetarias no sustentan los miedos deflacionistas. En resumen: los inversores deberían prepararse para un año más complicado.

Paul O’Connor, director de Multiactivos

Esperamos una aceleración moderada del crecimiento mundial en 2014 con notables divergencias a escala regional. Somos muy optimistas respecto a la economía estadounidense, cuyo ajuste del balance se encuentra en una fase muy avanzada y cuya política presupuestaria debería ser considerablemente menos restrictiva. La recuperación japonesa debería seguir su curso, aunque limitada por los ajustes presupuestarios. La zona del euro parece estar lista para el crecimiento por primera vez en tres años, aunque la recuperación seguirá siendo frágil y vulnerable a las convulsiones.

El 2014 se perfila como otro año en el que la contribución al crecimiento mundial procederá de las economías desarrolladas en vez del universo emergente. Percibimos una serie de puntos débiles en China y otras economías emergentes, en vista de los riesgos bajistas para el crecimiento en estos mercados. A escala internacional, el riesgo alcista más manifiesto en materia de crecimiento sería el regreso del instinto voraz de las empresas. EE. UU. es el país con mayores probabilidades de encabezar esta tendencia.

Desde el prisma de la asignación de activos, creemos que 2014 será otro año complicado para la renta fija. La retirada de los estímulos en Estados Unidos será el primer paso hacia la normalización de la política monetaria, que debería desembocar en una lenta revisión a la baja de los precios en el segmento de la deuda pública. En renta fija, los bonos de alto rendimiento parecen ser la mejor opción de inversión, aunque no esperamos mucho más que rentabilidades de un dígito cercanas a los valores medios.

La renta variable seguirá siendo nuestra clase de activo favorita, aunque esperamos rentabilidades inferiores a las registradas en 2013, dado que las valoraciones han subido y siguen existiendo grandes interrogantes sobre el alcance del crecimiento de los beneficios en los principales mercados. La confianza de los inversores parece estar rebrotando y se disipan algunos riesgos considerables derivados de acontecimientos, por lo que esperamos que las acciones presenten mucha más volatilidad en el primer semestre de 2014 que en los últimos meses.

Tim Stevenson, gestor del fondo Henderson Horizon Pan European Equity

Actualmente, los mercados europeos están actuando de una forma relativamente compleja, impulsados en parte por la demanda (los inversores quieren incrementar su ponderación en el Viejo Continente), en vez de por cualquier mejora importante o drástica de los datos económicos. Aquí percibimos una contradicción que parece basarse en un posible optimismo exagerado. Si bien es cierto que las noticias económicas en Europa han experimentado una ligera mejoría y, por lo general, los titulares sobre las empresas han mostrado un tono bastante positivo, es posible que los inversores se estén precipitando.

En general, prevemos un periodo de crecimiento económico reducido y volátil para los próximos meses. Aunque es posible que se den noticias económicas positivas o resultados sólidos, los inversores podrían encontrar motivos de preocupación en la retirada de los estímulos por parte de la Reserva Federal estadounidense, en unos datos económicos decepcionantes o en las inclemencias climatológicas, que podrían modificar los hábitos de los consumidores.

En los últimos meses, se ha producido una cierta fiebre por los activos de baja calidad en previsión de una recuperación cíclica que podría materializarse o no. Se trata de una tendencia del mercado en la que no hemos participado, ya que preferimos mantener nuestro estilo de inversión orientado al “crecimiento de calidad” a largo plazo. Aunque este enfoque pueda parecer anticuado en el entorno actual, creemos que proporcionará al fondo una buena posición de cara a 2014.

Michael Kerley, gestor de los fondos Henderson Asian Dividend Income Unit Trust y Henderson Horizon Asian Dividend Income

La inversión en Asia parece abaratarse a medida que nos acercamos al 2014, con cotizaciones atractivas en comparación con sus niveles históricos y con los mercados desarrollados así como con numerosas oportunidades de crecimiento estructural. Aunque los planes de la Fed de reducir su programa de compra de activos podrían provocar el aumento de la volatilidad en la región, esta reducción dependerá de la mejora del crecimiento económico en el país, que a su vez favorecerá al comercio con Asia. Tal y como ha ocurrido en el segundo semestre de 2013, esperamos que los episodios de liquidaciones masivas creen oportunidades para nuestra estrategia centrada en el valor.

Ante esta coyuntura de volatilidad, esperamos que los tipos de interés se mantengan bajos, lo que beneficiará a las acciones que reparten dividendos. También esperamos que el 2014 sea un gran año para el crecimiento de los dividendos, ya que la alta demanda de rentabilidad ha provocado que los activos tradicionalmente defensivos sean caros, mientras que el crecimiento de dividendos se ha infravalorado. En este entorno, China continuará siendo un elemento clave, dadas sus atractivas valoraciones y la rentabilidad que ofrece.

La última reunión del Comité Central del Partido Comunista en China anunció algunas medidas de reforma ambiciosas que podrían ayudar a convertir la actual tendencia de datos económicos positivos a tendencias de crecimiento sostenible a largo plazo. Con estas previsiones, seguimos sobreponderando a China y continuamos centrándonos en las oportunidades de crecimiento de dividendos que se beneficien de un sólido crecimiento estructural, unos balances saneados y una importante generación de flujo de caja.

Profesionales

Lo más leído

Próximos eventos