Eusebio Díaz-Morera (EDM): “Las acciones emergentes deberían pesar el 10% o más en cartera a pesar del riesgo en sus divisas”


Los mercados desarrollados están viviendo “la gran transición”, tal y como define Eusebio Díaz-Morera, presidente de EDM, a “la evolución de la deflación hacia la reflación” en la carta enviada por la boutique española de gestión de activos y patrimonios a sus clientes al finalizar el 2016.

En los últimos años, el escenario en estos mercados ha estado marcado por inflación baja, tipos de interés negativos, la política monetaria como única arma, globalización, ajustes salariales y márgenes empresariales elevados. Sin embargo, el contexto está cambiando y seguirá cambiando en el futuro próximo hacia inflación creciente, tipos de interés al alza, impulso a la política fiscal, proteccionismo moderado, subidas salariales y unos márgenes empresariales que podrían sufrir, según Díaz-Morera.

Este cambio de rumbo “de tanto calado y a velocidades diferentes entre Estados Unidos y Europa” tendrá su correspondiente impacto en los mercados financieros. Concretamente, prevé EDM, llevará aparejado una volatilidad creciente en las acciones y una subida de rendimiento de los bonos o, lo que es lo mismo, una caída de sus precios.

Renta fija: fin del boom

Con EE.UU. en el foco, la renta fija puede dar carpetazo a su boom. En noviembre y diciembre del año pasado, el precio del bono norteamericano a diez años cayó drásticamente. Desde sus máximos del año en verano, su caída en precio se cuantificó en un 9,5% al haber subido su rendimiento en 80 puntos básicos. “Esta tendencia continuará en EE.UU. en 2017”, impulsada por las políticas de expansión de Donald Trump y el correspondiente endurecimiento de la Fed, con tres subidas de tipos oficiales en el curso.

Pero, ¿qué implica una subida de los tipos? “Hace más fácil la vida de los ahorradores, permite a los fondos de pensiones hacer frente a sus compromisos, favorece la generación de beneficios para los bancos y apoya la divisa del país en que se produce”, enumera el presidente de la firma. No obstante, puntualiza, “este movimiento no parece fulgurante, pero seguramente se extenderá en EE.UU. a lo largo de 2017 y 2018”, lo contrario que en Europa, cuyo ciclo va por detrás del norteamericano.

Renta variable: rotación hacia cíclicos

Díaz-Morera califica de “mísero” el 2016 para los índices bursátiles, sobre todo en Europa, donde gracias al rally de los últimos días de diciembre se han compensado las pérdidas registradas hasta octubre. Pero no todos los sectores se han comportado igual de mal. Los hay incluso que se han comportado muy bien, caso de cíclicos como energía, minerales, materiales básicos y construcción, con revalorizaciones de entre el 9% y el 62% en el caso del EuroStoxx 600 y de entre el 48% y casi el 90% en el S&P 500.

Asset allocation constante para el 2017

Así las cosas, las carteras discrecionales de EDM mantendrán su posicionamiento un año más. En renta fija, habrá concentración en bonos privados y plazos cortos. En renta variable, “los precios de las acciones hoy no son de ganga, pero las mejores compañías podrán absorber potenciales contracciones de sus múltiplos gracias al crecimiento en beneficios”, estima su máximo responsable, que muestra un alto convencimiento en torno a las acciones emergentes. “A pesar de los riesgos de sus divisas, la renta variable emergente debiera tener una ponderación no inferior al 10%”, defiende.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos