Tags: Latam |

Europa, Asia emergente y Estados Unidos: apuestas de Security para 2014 en renta variable


La administradora Inversiones Security ya ha establecido sus estimaciones para el próximo año. En términos generales, la gestora chilena espera que en 2014 se prolongue la aceleración del crecimiento observada ya en el tercer trimestre a través de un mejor desempeño de los países desarrollados. En cuanto a los riesgos observados, no hay grandes cambios: “La discusión de los temas fiscales en EE.UU., la moderación de los estímulos por parte de la FED, el ámbito político y a la corrección de los desbalances en la Eurozona, y la transición hacia un crecimiento más enfocado en el consumo en China”.

En casa, para Chile Inversiones Security recuerda que la economía está en una fase de desaceleración con un crecimiento estimado en torno al 4%. “Al analizar las cifras (de los indicadores sectoriales) la desaceleración se hace más evidente”, asegura la entidad en su informe de portafolios de diciembre. La pérdida de dinamismo se hace notar especialmente en el gasto interno, que habría pasado según las estimaciones de la administradora general de fondos (AGF) de un incremento interanual del 5,9% en junio a una caída del 2,9% en octubre. El crecimiento de cuatro puntos proyectado por Inversiones Security estaría por debajo del nivel de tendencia, que está en el 4,5% según estimaciones de la AGF, y del 5% según el Banco Central.

En el terreno de asset allocation, la entidad mantiene sesgo a la renta variable. “Si bien el próximo año no estaría exento de riesgos, creemos que en líneas generales el escenario sería más bien favorable, perspectivas que a nuestro juicio no estarían completamente incorporadas en el precio de las acciones”, asegura. En concreto, sobrepondera Europa, Asia emergente y Estados Unidos. En el primer caso por fundamentales como bolsa/libro y precio/utilidad y porque el premio frente a la inversión se percibe como atractivo a medio y largo plazo. Para la economía norteamericana, a pesar de la previsible retirada del estímulo monetario, “los principales ratios se encuentran alineados a sus parámetros históricos. Con todo, el cierre de las grandes holguras productivas dejaría margen para nuevas ganancias en este mercado”.

En cuanto a Latinoamérica, Inversiones Security mantiene subponderación en el renta variable. “Pese a que algunos ratios muestran algún grado de atractivo en Latinoamérica no vemos gatillantes internos que generen un ajuste que impulse a la bolsa de manera aislada a lo que suceda en el resto del mundo”, explica en la administradora.

A pesar de lo anterior, para el IPSA Security opina que muestra un desacople frente a los emergentes de referencia. Así, espera que se estabilice según lo vaya haciendo la economía chilena. Sin embargo, avisa de riesgos asociados a la incertidumbre política en la tasa de impuestos corporativos, cuestionamientos de determinados rubros y aumentos de capital. Con estos apuntes, la AGF mantiene sesgos a los sectores eléctrico, forestal y consumo.

Sobreponderación en UF

Ya en noviembre, tras mantener una cartera sesgada a instrumentos nacionales, Inversiones Security estableció una sobreponderación a UF (unidad de fomento) debido a un recorte en las previsiones de inflación en el consenso del mercado y que los precios ya reflejaban un proceso de baja en la tasa de política monetaria.

“A nuestro juicio, el desempeño actual de la actividad requerirá de nuevos estímulos monetarios, con al menos dos recortes adicionales de 25 pb en la TPM. Si bien la curva soberana nominal no incorpora dicha visión nuestro escenario contempla algo más de inflación en el corto plazo que lo implícito en los precios de mercado, lo que nos lleva a mantener la sobreponderación en instrumentos en UF, con duración en torno a 2 años”, analiza la casa chilena.

En cuanto a la renta fija internacional, estudiando principalmente el caso estadounidense, Inversiones Security señala a la forma en que la Reserva Federal lleve a cabo la moderación de los estímulos como clave para su desempeño. “Creemos que la estructura de tasas de interés tendría espacio para mantener su tendencia alcista. En esta línea prevemos que el rendimiento nominal del bono del Tesoro a 10 años alcanzaría niveles en torno a 3,5%, a fines de a fines de 2014”.

Lo más leído

Próximos eventos