Tags: Negocio |

Euforia de ventas: la industria de fondos europea registra el mejor primer trimestre de su historia


La industria europea de fondos acelera su crecimiento. Y de qué manera. Las entradas netas registradas por el sector a nivel europeo en el primer trimestre del año superaron los 150.000 millones de euros, según datos de Broadridge. Es la cifra de captaciones más elevada de la serie histórica, que muestra un espectacular interés de los inversores por los fondos de inversión. “En el primer trimestre de 2016 estábamos hablando de salidas de dinero para la industria y hoy lo estamos haciendo del mejor trimestre que se recuerda”, afirma Diana Mackay. La consejera delegada de Mackay Williams y Mark McFee, editor financiero en la consultora, lo califican como un periodo en el que hemos visto “una explosión de las ventas y grandes sorpresas en lo que respecta al comportamiento de los inversores”. Lo dicen por el tipo de productos en los que ha entrado el dinero.

Y es que todas las categorías (renta variable, renta fija, mixtos y alternativos) han registrado captaciones netas, si bien han sido los fondos de renta fija los que se llevan la palma, al absorber el 50% de las entradas de dinero. “Hasta ahora, el récord de captaciones estaba en el primer trimestre de 2006. Entonces veníamos de un mercado de renta variable que de media ofreció en 2005 una rentabilidad del 20% y que hizo que la industria creciese en el primer trimestre de 2006 gracias a las entradas que registraron los productos que invierten en esta clase de activo. Fue una respuesta al mercado alcista de 2005. Sin embargo, lo que hemos visto en el arranque de 2017 es una fotografía muy diferente del sentimiento de los inversores. El interés por los bonos se ha disparado a pesar de los sobresaltos que dio el mercado de renta fija en 2016 y el hecho de que esta categoría de productos ofreciese una rentabilidad que de media no superó el 5%”, subraya Mackay.

Gra_fico_1

Gra_fico_2

Además de todo esto, está el hecho de que el escenario no se presenta nada fácil para los bonos, sobre todo teniendo en cuenta que estamos en un entorno de repunte de la inflación y de subidas de tipos. “Parece que este comportamiento del inversor no tiene ningún sentido”, afirma la responsable de la consultora. Lo que está claro es que no se debe confundir el hecho de que la industria esté captando dinero a espuertas con que el inversor esté decidido a asumir más riesgo. Ni mucho menos. Más bien al contrario. Sigue mostrando una gran aversión al riesgo, como demuestra el hecho que, de los casi 160.000 millones que captó en el primer trimestre, 80.000 se hayan ido a monetarios, fondos de renta fija de corta duración o productos de bajo riesgo. “La menor actividad que existe en la contratación de fondos de renta variable muestra en sí mismo la aversión al riesgo que existe en estos momentos”, apunta Mackay.

Gra_fico_3

Al hablar de renta variable, en el primer trimestre vuelve a apreciarse una tendencia que se está consolidando: la de ver entradas en productos de gestión pasiva y salidas en estrategias de gestión activa. “Esto es parte por la regulación y la presión en precio, pero también por cuestiones de liquidez, dada la posibilidad que ofrecen los ETF para construir o deshacer rápidamente posiciones. El caso más llamativo es el de renta variable americana, donde en el primer trimestre hemos visto un trasvase de fondos de gestión activa a pasiva. Es principalmente dinero de inversores sofisticados”, señala la consejera delegada. Las previsiones de la consultora sobre la evolución de los flujos para este año son positivas. “A menos que se produzca un shock importante en el mercado que derive en fuertes reembolsos, el año debería ser positivo para la industria. Lo suele ser cuando el primer trimestre ha sido bueno”.

Profesionales
Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos