Tags: Asesoramiento |

ETF, hedge funds o capital riesgo: ¿qué activo se impulsa más dentro de las bancas privadas españolas?


A finales de septiembre, tuvo lugar en Madrid el sexto desayuno sobre Banca Privada organizado por Think Tank BNY Mellon, un encuentro en el que participaron cuatro profesionales de este segmento para altos patrimonios, todos ellos procedentes de entidades españolas. En esta ocasión, la temática giraba en torno a qué aspecto presentan las carteras y qué productos predominan más en las carteras de este tipo de inversores.

El fondo de inversión es el vehículo más presente en las carteras de los clientes de banca privada. Su reino no se ha visto amenazado por la gestión pasiva en formato ETF ya que, explica Álvaro Hermida, director de Desarrollo de Producto de CaixaBank Banca Privada, la fiscalidad para el cliente particular imposibilita en muchos casos la utilización en carteras de estos vehículos directamente.

Ahora bien, matiza Hermida, “si se tiene un vehículo por encima como un fondo o sicav, la utilización de estos vehículos ha crecido notablemente”. Alberto Calvo, director de BBVA Patrimonios España, Banca Privada de BBVA, subraya como en España la fiscalidad ha “desincentivado" la utilización de los ETF para personas físicas. En este sentido, apunta que “si no fuera por ello, los ETF serían un activo más dentro de las carteras y valdría para lo que vale: hacer una gestión por asset allocation en lugar de por alfa”.

En cuanto al debate de gestión activa frente pasiva tan asociado a la utilización de fondos de inversión o ETF, Paolo Mezza, socio y CIO de Arcano Wealth Advisors EAFI, reflexiona sobre como esta teoría en muchos casos carece de sentido ya que “se puede invertir en gestores muy ligados a benchmark y ser pasivos con un fondo”. Para Mezza, el ETF es adecuado cuando se quiere expresar de una forma muy pura la exposición a un estilo, a tendencias como el smart beta o a estrategias específicas (volatilidad, commodities) donde casi la única manera de hacerlo es a través de estos vehículos.

Rafael Ciruelos, director de Producto de Banca March, es defensor de la compatibilidad de ambos vehículos, sin entrar a discutir cual aporta más valor a largo plazo. “Puedes tener una parte muy clara en fondos y otra en ETF y otra en activos directos, dependiendo de la estrategia que quieras implementar”, señala Ciruelos, quien cree que los ETF van a crecer en los próximos años, por ser una solución en teoría más barata, aunque no exenta de riesgos, “tal y como hemos visto recientemente, puntualiza. Aunque comparte la visión del resto de que, “si no es un vehículo en el que te proteja la fiscalidad se utiliza muy poco”.

Ciruelos, sin entrar en el debate de cual aporta más valor, indica como en su casa son más partidarios de la gestión activa a través de fondos. Calvo comparte esta idea: “Creo totalmente en el alfa de los gestores, la gestión activa en determinados casos genera claramente oportunidades de comprar que son diferenciales a las de un índice, lo que tienes que hacer es un seguimiento e invertir en profesionales dedicados al análisis, selección y seguimiento de estos vehículos”.

En este sentido, indica que “ni vale todo ETF ni todo fondo. Frente a aquellos que piensan que todos los ETF que “traquean” un mismo índice son iguales, no es cierto. Ni las estrategias ni los riesgos en los que incurren son iguales. Tener un área de selección interna como Quality Funds, frente a otras entidades que utilizan plataformas externas, nos da mucha tranquilidad”.

Hedge funds

Superada la crisis y con menos opciones de inversión en los activos más conservadores, ¿creen los participantes de esta mesa qué es momento de introducir hedge funds puros en la parte alternativa de las carteras de banca privada de los clientes?.

La respuesta en todas las entidades participantes es clara: no en versión non-UCIT. “No hemos percibido ningún interés”, coinciden Hermida y Ciruelos. Este poco apetito por los hedge en sentido tradicional se debe a que el tipo de estrategias que pueden seguir estos vehículos en estos momentos no es tan atractiva. Tal y como afirma Mezza, “Las estrategias de hedge fund que pueden funcionar bien en versión UCIT son las estrategias más interesante del momento (long short equity, macro…) y viceversa, las estrategias que requieren iliquidez como distressed debt, no son especialmente atractivas”.

Considera que en unos años puede ser distinto, por lo que es importante estar abierto a la posibilidad de introducir betas distintas a los activos normales o a la capacidad de un gestor de generar alfa de una forma consistente. Quizás, este último punto, “es lo más raro de encontrar”, contextualiza. 

Calvo piensa que hablar de hedge light y no light es un error. “Un hedge en el sentido tradicional es una estrategia de inversión normalmente ilíquida con una duración larga en el tiempo, con una volatilidad y con un nivel de riesgo elevados que apuestan más por la estrategia que por el riesgo subyacente. Los otros activos no son hedge, son fondos de retorno absoluto alternativos a la renta fija. La mano del gestor en estos es importante pero no tanto como en el hedge tradicional”, resume.

Por ello, de nuevo, incide en la compatibilidad de los dos vehículos dentro de una cartera. “Lo que pasa”, matiza, “es que el peso que se le puede dar a uno y otro es distinto. Clientes que inviertan en hedge hay pocos y en retorno absoluto la mayor parte de las carteras porque es una alternativa más que descorrelaciona en muchos casos frente al comportamiento de los mercados”.

Capital riesgo

Sin abordar el inmobiliario esta vez, tema reservado para la próxima pieza, de los productos alternativos típicos de la banca privada queda el capital riesgo. Una opción que, según Calvo, tiene un buen momento de inversión que se explica en tres factores, resume. “Por un lado, ya no hay compañías que sean zombis, las que quedan probablemente ya han pasado el filtro de la crisis que hemos vivido. Por otro lado, la financiación hoy es barata y se está abriendo al mercado de pequeñas y medianas empresas. Finalmente, en Europa hay oportunidades de crecimiento económico”.

Desde CaixaBank, apunta Hermida, se lleva ya dos años introduciendo estos vehículos en las carteras. Desde su punto de vista, la forma de jugarlo para los clientes de banca privada es un fondo de fondos, porque ofrece una exposición muy diversificada.

En este contexto, destaca como “aquí la importancia de selección es crítica, mucho más que en ETF y fondos. La diferencia entre los resultados y consistencia de los mejores y la media es espectacular. Por otro lado, añade, "también es crítico dimensionar el peso que pueden llegar a tener sobre el total de la cartera”.

Cree que también hay oportunidades en infraestructuras y en temas de nicho, “pero con mucho cuidado de a que cliente se lo propones”, recalca. Por su parte, Calvo señala como la forma de abordar el capital riesgo en BBVA es, tanto en fondos directos en temáticas de nicho (por ejemplo, en su caso, vinculados al sector de tecnología) o, si es en sectores diversos en general, mediante la diversificación a través de fondos de fondos.

“Esta última opción de fondos de fondos aporta mucho más valor en private equity que en los activos financieros tradicionales porque diversifica el riesgo, y en private equity la mortandad de las empresas es mayor que las inversiones de los fondos de inversión tradicionales", puntualiza Calvo.

Respecto a las anteriores firmas, Ciruelos refleja que Banca March tiene una visión distinta a la hora de tomar exposición al capital riesgo. “Nuestra visión es diferente, en este caso, diversificar no creo que sea tan sano. En una cartera tienes una rentabilidad promedio, y lo que busco es elevar esa rentabilidad con estos vehículos. Lo que hay que encontrar es un buen manager”, sentencia.

Tal y como explica Ciruelos, en su entidad llevan los alternativos en vena. “Tenemos la filosofía de coinvertir con los clientes en los vehículos que lanzamos de este tipo”. Según considera, “alinear los intereses del banco con los del cliente es la mejor forma de salir con un producto atractivo que llame la atención y que sea bueno para las carteras de los clientes”.

Otros alternativos

Por su parte, Arcano, que nació antes como gestora de fondos de fondos de private equity que como casa de wealth management, destaca como hay otros alternativos interesantes en estos momentos. Quizás los más destacables para él son aquellos que cumplen el rol de protección a los malos tiempos que históricamente cubrían los bonos de gobierno pero que ahora tienen demasiado riesgo para actuar como cobertura.  

“Invertimos en activos de nicho como los catastrophe bonds -decorrelacionan completamente en cualquier condición de mercado- y en estrategias de valor relativo de renta variable o renta fija, sobre todo para diversificar y controlar el riesgo, no para buscar rentabilidades importantes”, sugiere.

Think Tank

Producido por Funds People en asociación con BNY Mellon Investment Management, Think Tank BNY Mellon es una iniciativa pensada para profesionales del sector, durante la cual se tratarán temas de interés en el marco del desarrollo de negocio. Puede participar en incluir sus comentarios en el grupo de Funds People en LinkedIn.

Empresas

Otras noticias relacionadas


Anterior 1 3
Anterior 1 3

Lo más leído

Próximos eventos