Estructura y características del mercado de renta fija chino, el tercer mercado de bonos más grande del mundo


El mercado de bonos chino es el tercer mayor mercado de renta fija del mundo. El mercado de bonos interior de China en renminbi ha crecido hasta cerca de 36 trillones de renminbi (5,8 billones de dólares), casi diez veces más que en 2002, a una tasa anual compuesta del 29% desde 2007. Actualmente la renta fija sin riesgo de crédito supone el 60% de los valores negociados en el mercado interior: incluye emisiones del Ministerio de Hacienda de China para financiar gasto gubernamental; de bancos estatales como China Development Bank, así como letras a corto plazo emitidas del Banco Popular de China para su política monetaria.

La deuda emitida por empresas chinas supone un tercio del total. Sin embargo, muchos de estos emisores son propiedad estatal y sólo 4% empresas privadas. Industrias y servicios públicos conforman más de la mitad de las emisiones. Los bonos del mercado interior son negociados principalmente por inversores nacionales, donde dominan los bancos comerciales, que suman más del 60% del volumen. Ello se debe a que el canal principal inversión de los ahorradores chinos son los depósitos bancarios, que los bancos reinvierten. Los bancos extranjeros representan el 1,5% del mercado, cifra que es probable que aumente a medida que las autoridades abren sus mercados de capitales.

El mercado interbancario en China

El mercado interbancario en China, establecido en 1997, es un mercado extrabursátil regulado por el Banco Popular de China (muestra la horquilla de precios de compra y venta de los creadores de mercado, con la ventaja de proporcionar mayor liquidez). Más del 90% de la contratación de bonos de China se hace en este mercado, con un promedio diario 149.000 millones de renminbi. Los inversores extranjeros con estatus RQFII pueden operar en él y los bancos centrales extranjeros tienen acceso vía China Interbank Bond Market. Por su parte, los mercados de Shanghái y Shenzhen, establecidos en 1992, muestran las órdenes de compradores y vendedores, detallando precio y cantidad (son más transparentes, pero menos líquidos). Están regulados por la Securities Regulatory Commission. La negociación en estos mercados supone menos del 10% del volumen total, con un promedio diario de 5.000 millones de renminbi. Está dominado por pequeños y medianos intermediarios e inversores individuales.

Deuda pública y deuda privada

El nivel de deuda pública de China es de algo más del 22% sobre su PIB. La deuda externa apenas supone el 9,3% del PIB y su mercado se está viendo apoyado por el ahorro interno –el más alto del mundo en 50% del PIB–, con menor exposición a flujos de inversión extranjera. Esta deuda cuenta con demanda estructural, dado el rápido envejecimiento de la población, pues los mayores de 60 años pueden suponer más de un cuarto de la población para 2040, frente al 12% en 2010.

Por su parte, la deuda privada representa el 185% del PIB, el mayor porcentaje del mundo emergente. La mayor parte de la emisión la llevan a cabo empresas estatales o cuasi estatales, con respaldo implícito del gobierno central. El ratio de impago sigue extremadamente bajo en comparación con EE.UU. En marzo de 2014 hubo un primer impago en denominaciones en el mercado interior, del productor de equipos solares Chaori Solar. La compañía fue rescatada por un consorcio dirigido por el Gobierno, que participó en la reestructuración de su deuda.

Las agencias nacionales otorgan calificaciones AA y superior al 97% de los bonos chinos. Sin embargo, la mayoría de entidades del índice China Bond Composite no cuenta con calificación de las agencias internacionales (S&P, Moody's y Fitch), las cuales tienden a ser menores, BB/B. El mercado de deuda de China está todavía en desarrollo y los inversores tienen un acceso restringido a los estados financieros y otra información relacionada con la deuda. No es común que haya equipos de relaciones con el inversor y todos o casi todos los datos están en chino, siendo la investigación sell-side muy baja. Esto implica una alta necesidad de conocimiento local, que puede ser difícil de obtener para inversores extranjeros.

La puerta de acceso que están encontrando las gestoras extranjeras

En este sentido, las gestoras internacionales están encontrando el modo de acceder a este mercado. La última en hacerlo ha sido Pictet AM, quien acaba de obtener acceso al mercado de interbancario de China. La gestora ya había puesto en marcha este año un nuevo fondo de renta fija de emergente en moneda local del país, el Pictet-Chinese Local Currency Debt, domiciliado en Luxemburgo bajo normativa UCITS, uno de los primeros en poder invertir en bonos locales. Ahora ha aumentado su capacidad en aproximadamente 100 millones de dólares y las inversiones del fondo ya no se limitan a los mercados de Shanghái y Shenzhe, lo que permite nuevas suscripciones.

Cary Yeung, gestor del nuevo fondo, considera que este acceso al mercado interbancario facilita aprovechar el potencial del mercado de bonos chino, el tercer mayor mercado de renta fija del mundo, que crece rápidamente y ofrece rentabilidades atractivas y potencial de apreciación de la divisa a largo plazo.  “La rentabilidad a vencimiento es más del doble que el equivalente de EE.UU, con baja volatilidad (2,6% anualizada por el índice China Bond Composite), con baja correlación con otros tipos de activos de renta fija”. El equipo de gestión, radicado en Hong Kong, incluye a Jennifer Chang, analista de crédito senior y Echo Chen, operador especializado en deuda china.

La gestora entra así en el club que forman las primeras entidades de activos europeas con licencia de inversor institucional extranjero cualificado, RQFII (RMB Qualified Foreign Institutional Investor), para invertir directamente en China en renminbi. Este mercado está regulado y controlado por la autoridad financiera China Securities Regulatory Commission, la State Administration of Foreign Exchange -que asigna las cuotas- y el Banco Popular de China -que da acceso al mercado de bonos interbancario-.

Empresas

Lo más leído

Próximos eventos