Estrategias dividendo: cómo invertir óptimamente en renta variable europea y global con un sesgo más defensivo


En el entorno de mercado actual, claramente marcado por la volatilidad, invertir en renta variable lleva implícito soportar los vaivenes de las bolsas, pero hay formas más defensivas de hacerlo, como a través de ciertas estrategias dividendo. Este enfoque es uno de los expertises de Degroof Petercam AM, que cuenta con varias estrategias, entre ellas: Petercam Equities Europe Dividend y Petercam Equities World Dividend. Ambos fondos invierten en empresas de alta calidad, basándose en un enfoque 100% bottom-up y stock picking, diversificado en todos los sectores económicos.

Para desgranarnos la estrategia de Petercam Equities World Dividend, esta semana nos ha visitado Ignace de Coene, uno de los gestores de este fondo cinco estrellas Morningstar junto con Laurent Van Tuyckom. De Coene, con más de 20 años de experiencia, explicaba las diferencias únicas del Petercam Equities World Dividend, que combina la búsqueda de yield de cada línea de la cartera con crecimiento. La estrategia incluye todo tipo de valores, con un sesgo a compañías medianas, que deben mantener dividend yield por encima de la media del MSCI Index. Son compañías con balances y cash flows libres sólidos, que soporten los dividendos crecientes y futuros.

Una de las claves de la gestión en estas estrategias es la anticipación y la férrea disciplina de venta, tanto para evitar posibles recortes de dividendos que lleven a cabo las compañías, como para aprovechar los posibles incrementos en la retribución a los accionistas. Para ello analizan las perspectivas y sostenibilidad de dichos dividendos a dos años vista. Esto le llevó, por ejemplo, a deshacer las posiciones en compañías petroleras en 2014 y en empresas mineras.

Ignace y Laurent buscan encontrar las posibles ineficiencias del mercado: compañías valoradas de manera atractiva en las que no es necesario pagar por las expectativas de crecimiento. En este sentido, De Coene hacía especial hincapié en que se debe desconfiar asimismo de las empresas de las que el mercado espera elevadas rentabilidades por dividendo porque habitualmente no se cumplen las estimaciones.

El riguroso proceso de inversión de esta estrategia, que comparte idénticamente el Petercam Equities Europe Dividend, se basa en tres pasos: El primero consiste en generar ideas de inversión y seleccionar compañías que tengan un dividend yield por encima de la media del MSCI Index. El segundo es llevar a cabo un análisis fundamental mediante el que se buscan rendimientos sostenibles y de calidad. Por último, se realiza la construcción de la cartera y la monitorización de la misma, tratando de que siempre esté diversificada en todos los sectores, aspecto especialmente interesante para no perder oportunidades, compuesta de entre 70 y 100 posiciones, y gestionada de manera activa. Además, el fondo cuenta también con una estricta disciplina de venta en caso de que las posiciones no cumplan determinados criterios, como el de ofrecer una rentabilidad por dividendo superior a la media del mercado o si se deterioran los fundamentales.

Esta aproximación ha permitido cosechar muy buenos resultados, y batir tanto a sus comparables como al índice de referencia, el MSCI World Net Return, especialmente en los periodos de caída del mercado gracias a su sesgo defensivo y a su gestión activa. De hecho, Petercam Equities World Dividend cuenta con un ratio de active share del 85,83% y un tracking error de tan solo el 2,34%, algo muy difícil de conseguir.

Según nos comentaba De Coene, en su opinión, actualmente las mejores oportunidades se encuentran en Europa y Japón y no tanto en Estados Unidos (dividend yield medio del 4,5% y del 2,5%, respectivamente).

En el caso del Viejo Continente, considera que las perspectivas de beneficios y ventas son positivas después de casi cuatro años de escaso o nulo crecimiento de los mismos, lo que reforzará los balances de las compañías y fomentará el pago de dividendos.

En el caso del país nipón, el entorno macroeconómico ha mejorado, algo que unido a las mejoras que las empresas están introduciendo en materia de Gobierno Corporativo y retribución al accionista supone un impulso para los dividendos.

No obstante, en Asia hay otros países, como Singapur, que también ofrecen oportunidades. Eso sí, evita totalmente invertir en China o en otros países emergentes como Rusia o Brasil, que también atraviesan dificultades. 

Empresas

Otras noticias relacionadas


Lo más leído

Próximos eventos